Europa,  Guías de viaje,  Italia,  Nápoles y Costa Amalfitana

Nápoles en dos días: superguía de la capital del sur de Italia

Las ciudades de la mitad norte de Italia, como Roma, Florencia, Venecia o Milán, gozan de una más que merecidísima fama por su belleza y por su patrimonio histórico y artístico de incalculable valor. Sin embargo, el sur queda muchas veces olvidado. Para algunos con razón, para otros con no tanta. Pero, sea como sea, creemos que visitar Nápoles en dos días es necesario para conocer el país en su conjunto. Para descubrir la cara más salvaje y caótica de la mítica Italia. Una cara menos bonita quizás, pero igualmente sorprendente y atractiva.

📝 Para organizar el viaje ideal, DESCUBRE todos los posts que hemos publicado sobre nuestro viaje a Nápoles y la Costa Amalfitana 📝

Pero antes, aquí os dejamos esta guía de imprescindibles para que podáis exprimir al máximo cualquier escapada a Nápoles en dos días.

📝 10 datos de Nápoles que quizás no conoces

1. Fueron los griegos quienes, en el siglo VII a.C., fundaron la ciudad de Parténope sobre una colina cercana a la ciudad. Con el paso de los años fue creciendo hacia su actual ubicación y se renombró como Neápolis (ciudad nueva).

2. Siglos después fue ocupada por el Imperio Romano y sirvió de hogar a personajes de la talla del poeta Virgilio.

3. En las primeras décadas después de cristo se sucedieron las invasiones germanas, godas y vándalas. Y en el siglo VI fue tomada por el Imperio Bizantino.

4. Entrado el milenio, los normandos se hicieron con el poder en todo el sur de Italia gracias al apoyo de la Santa Sede y lo unificaron bajo el Reino de Sicilia, que en el siglo XII pasaría a manos de la dinastía de Anjou.

5. En el siglo XV aquel reino fue conquistado por la Corona de Aragón en nombre de Fernando II el Católico, perteneciendo así a la monarquía hispánica hasta su desmembramiento en 1713. Cuando tras la firma del Tratado de Utrecht quedó bajo dominio austriaco.

6. La ciudad fue nuevamente recuperada por Carlos III de Borbón para la corona española apenas unos años después.

7. A finales del siglo XVIII Nápoles fue capturada por las tropas Napoleónicas y se fundó la República Partenopea, dependiente de Francia.

8. Finalmente, quedó integrada en el Reino de Italia cuando se produjo la unificación del mismo en el siglo XIX.

9. Durante las dos guerras mundiales la ciudad sufrió grandes daños, a lo que se sumaron los estragos del terremoto vivido en 1980.

10. No fue hasta la década de los 90 del siglo XX que la ciudad emprendió un proceso integral de restauración y conservación que la han convertido en lo que vemos hoy.

 Cómo llegar a Nápoles

Si tenéis en mente hacer un viaje o escapada a Nápoles en dos días (o en tres) tenéis principalmente cuatro formas de llegar:

  • En avión: es la forma más cómoda de llegar a Nápoles para la mayoría de los turistas. Y su aeropuerto cuenta con conexiones diarias a las principales ciudades españolas y europeas. Además de que se encuentra a tan sólo 5 kilómetros del centro de la ciudad por lo que llegar hasta y desde él es superfácil. Hay autobuses que por 5€ operan el servicio cada 15-20 minutos. O si no, se puede coger un taxi por 20€ de tarifa fija (23€ si es al puerto).
  • En tren🚆: es la mejor opción para llegar hasta Nápoles, principalmente desde Roma. El trayecto dura entre 1h y 3h y cuesta entre 15 y 30€, dependiendo de si se trata o no de un tren rápido.  Pero lo mejor es que la estación de tren de Nápoles está, literalmente, a un paso del centro de la ciudad.
  • En autobús🚍: la mejor opción para aquellos viajeros que lleguen desde otras ciudades italianas y lo hagan con un presupuesto más ajustado. La estación de autobús está al lado de la del tren, así que también es perfecta. Y podéis echar un vistazo a todas las rutas que ofrece FlixBus.
  • En coche🚗: aunque el tráfico en Italia pueda parecer caótico (que lo es), Nápoles se encuentra situada en el camino de la autopista A1, la principal que recorre Italia de norte a sur, por lo que puede ser una buena opción para quienes quieran hacer un road trip por el país.

📌 Qué ver en Nápoles en dos días

Es cierto que la capital de la región de Campania no es muy grande en extensión. Y también es verdad que, si la comparamos con cualquier otra de las principales ciudades italianas, no es ni la mitad de bonita. Pero, a cambio, oculta en sus estrechas y destartaladas callecitas un encanto muy diferente. Y esconde tras sus muros y fachadas un patrimonio histórico de valor incalculable.

Así que os dejamos nuestro mapa con todos los imprescindibles que ver en Nápoles en dos días:

Día 1

En nuestro caso, llegamos a Nápoles a las 12 del mediodía y, tras hacer el check in en nuestro hotel, nos fuimos a recorrer el centro histórico de la ciudad. Un plan que creemos perfecto para la primera toma de contacto si vais a visitar Nápoles en dos días.

Spaccanapoli 🏘

Aunque originalmente Spaccanapoli era una única calle, donde se fundó la primera ciudad hace algo más de 3000 años, en la actualidad es todo un barrio. Un barrio que divide Nápoles entre el norte y el sur, y que va desde los Quartieri Spagnoli, en el oeste, hasta el barrio de Forcella, al este, donde se encuentra la estación central de Nápoles y que da paso a lo que llamaríamos la ciudad moderna.

Sus dos principales calles son las paralelas Vía Tribunali y Via San Biagio Dei Librai, las dos únicas calles más o menos rectas dentro del enmarañado corazón de la ciudad. Paseando por ellas veréis las clásicas cuerdas de ropa colgadas de un edificio a otro y que parecen no tener dueño. Y os sorprenderéis también de cómo buena cantidad de napolitanos en moto esquivan ágilmente a viandantes y turistas. Además de que podréis observar la auténtica vida local, ya que es un barrio lleno de fruterías, droguerías y todo tipo de tiendas tradicionales donde las mammas (y cada vez más pappas) siguen haciendo sus compras diarias.

En ese mismo barrio, en la Via Tribunali, a la altura de la Pizza dei Girolamini, está el único graffiti de Bansky en Italia, el de la “Virgen de la Pistola”. Pero lo cierto es que nosotros no fuimos capaces de encontrarlo😓.

Obeslisco de San Gennaro y Monte Pío de la Misericordia🗼

Entrando a Spaccanapoli por la vía Tribunali desde el este, uno de los primeros rincones que nos encontraremos será la estrecha placita en la que se encuentra el Obelisco de San Genaro. Giuglia di San Gennaro, en italiano. Una impresionante estructura que, según dicen, se construyó en 1636 para agradecer al patrón de la ciudad que la protegiese durante la erupción del Vesubio de 1631. Nada que ver con la Pompeya y Herculano, ¡eh!, aquella fue en el año 79😉.

Nápoles en dos días

Justo enfrente está la iglesia del Monte Pío de la Misericordia, donde se encuentra el espectacular cuadro de Caravaggio “Los siete trabajos de la misericordia”. Así que si tenéis tiempo de sobra y no os importa pagar los 8€ que cuesta la entrada, ¡no os la perdáis!

Catedral de Santa María Asunta💒

No muy lejos de allí se encuentra uno de los mayores imprescindibles que ver en Nápoles en dos días: la Catedral de la ciudad, consagrada a Santa María Asunta (o Santa María de la Asunción).  Que se construyó a principios del siglo XIV sobre los restos de lo que había sido un templo romano dedicado a Apolo. Sin embargo, como suele ser habitual, el edificio que vemos en la actualidad es una mezcla de estilos tan variopintos como el gótico, el barroco y el neogótico.

Y aunque su exterior, encastrado entre fachadas de otros edificios en mitad de una calle estrecha, pueda parecer relativamente sencillo, lo cierto es que su interior esconde obras de un enorme valor. Como el que se considera el baptisterio más antiguo de occidente o la capilla del tesoro, erigida en estilo barroco y repleta de figuras de plata. Entre las que destaca la talla de San Gennaro, el patrón de Nápoles, o sus reliquias, ante las que es muy habitual encontrar a infinidad de napolitanos rindiendo tributo.

Nápoles en dos días

La catedral puede visitarse todo el día, a excepción de una hora al mediodía (generalmente de 13:30 a 14:30) y su entrada es gratuita. Sólo hay que pagar 10€ si se quiere visitar el Museo del Tesoro.

Complejo Monumental de San Lorenzo Maggiore y Neapolis Sotterrata🏛

Avanzando un poco más por la Vía Tribunali no se tarda en llegar el Complejo Monumental de San Lorenzo Maggiore, una basílica medieval que para muchos es una de las más bonitas de la ciudad. Y en la que se eliminaron prácticamente todos los elementos que se habían añadido en el barroco para devolverla a la sobriedad gótica. En cualquier caso, para nosotros lo más interesante se encuentra en su subsuelo, donde está la Neapolis Sorrerrata.

Nápoles en dos días

Bajo los cimientos del templo se encuentra una parte de los restos de la Nápoles primigenia que se han ido encontrado en distintas excavaciones. Así que recorrer las catacumbas de San Lorenzo Maggiore es como adentrarse en el periodo grecorromano de la ciudad.

La entrada a la basílica es gratuita, pero para acceder a la Neápolis hay que pagar 9€ de entrada (6€ los menores de dieciocho años).

Calle de San Gregorio Armeno 🏘

Desde la vía Tribunali no hay mejor forma de bajar hasta la Via San Biagio Dei Librai que por la calle de San Gregorio Armeno, ¡uno de los lugares más imprescindibles que ver en Nápoles en dos días! Y es que esta estrecha callejuela es única en el mundo ya que está repleta de tiendas y de artesanos especializados en figuritas de belenes de Navidad y en todo tipo de adornos navideños. Algunos de ellos con las caras de personajes de lo más variopintos como Maradona o Berlusconi.

Nápoles en dos días

Piazzeta Nilo🏘

Una vez en la segunda calle principal de Spaccanapoli, en la Via San Biagio Dei Librai, no se tarda en llegar a la Piazzeta Nilo. Allí se encuentra la Estatua del Nilo, una figura de mármol de un dios egipcio que, según cuentan, fue construida por mercaderes de Alejandría que habían vivido en la zona durante la época romana. Sin embargo, la estatua desapareció misteriosamente y no volvió a vérsela hasta el siglo XV, cuando habría aparecido decapitada. Aunque por suerte pudo ser restaurada.

Justo en frente de la estatua está el Bar Nilo, famoso en este caso por acoger en su interior un altar dedicado a Maradona, el futbolista argentino que jugó en el Nápoles. Dicen que junto a la barra se guarda incluso un recipiente con lágrimas del astro del fútbol. Pero no les hace ni pizca de gracia que los visitantes entren a curiosear…

Así que mejor acercarse hasta la vecina Iglesia de Sant Angelo a Nilo, la que para muchos es la primera gran obra del renacimiento italiano.

Capella de San Severo

Callejeando y adentrándose un poco hacia el norte por las callejuelas del barrio, no hay que perderse la Capella de San Severo, uno de los rincones más imprescindibles que ver en Nápoles en dos días. Su interior alberga el increíble Cristo Velado de Sanmartino, considerada una de las mejores esculturas del mundo gracias al realismo del velo de mármol que envuelve la figura.

© Cappella Sansevero

Cuenta la leyenda que en realidad era una tela, pero que el Príncipe di San Severo, un popular alquimista y oscuro personaje de la ciudad, consiguió que se petrificase.

La entrada cuesta 8€ y os recomendamos sacarla online en su página web con antelación, ya que hacerlo allí es prácticamente imposible.

Complejo Monumental de Santa Clara💒

La Basílica de Santa Clara se construyó en el siglo XIV en estilo gótico sobre las ruinas de unos antiguos baños romanos de la ciudad. Y alberga en su interior algunos monumentos funerarios de varios miembros de la dinastía Borbón (sí, la de los antepasados de los Reyes de España) y de la casa de Anjou, quienes gobernaron Nápoles durante décadas. Pero por lo que está considerado uno de los rincones más bonitos que ver en Nápoles en dos días, es por su claustro de columnas revestidas de cerámica (mayólica) en tonos pastel.

Nápoles en dos días

La entrada es gratuita a la basílica, pero para acceder al claustro hay que pagar 6€.

Piazza del Gesú Novo💒

Junto al Claustro de Santa Clara se encuentra la Piazza del Gesú Novo, para nosotros una de las más bonitas de la ciudad, donde suelen quedar los jóvenes napolitanos y cuyo centro está coronado por el Obelisco de la Inmaculada.

Nápoles en dos días

Aunque la mayor sorpresa que esconde es la Iglesia del Gesú Novo. Que, pese a que por fuera no es absolutamente nada del otro mundo, su interior es una auténtica maravilla barroca. Tan fastuosa que, dicen, podría hacer sonrojar al Vaticano.

Nápoles en dos días

Día 2

Si visitáis Nápoles en dos días, la segunda jornada os recomendamos dedicarla a visitar el impresionantísimo museo arqueológico y a recorrer otros de los puntos más interesantes de la ciudad que rodean Scappanapoli, como son algunos de sus miradores, o los famosos Quiartieri Spagnoli. Y para hacerlo, esta sería nuestra ruta recomendada:

Museo Arqueológico de Nápoles🏫

Como os decíamos, visitar el Museo Arqueológico Nacional, situado en un precioso palacio de 1585 y considerado uno de los más importantes de toda Europa, es una de las mejores cosas que hacer si vais a visitar Nápoles en dos días. Aunque si no tenéis tanto tiempo o no sois muy aficionados al tema, podéis prescindir de él.

Su colección se distribuye en cuatro plantas y es el mejor lugar para aprender más de las arrasadas ciudades de Pompeya y Herculano, descubrir un poco sobre el pasado del antiguo Egipto y de los egipcios que emigraron a Italia, o contemplar de cerca algunas joyas traídas de palacios y edificios de Roma, como los de la colección Farnesio.

Eso sí, su entrada no es barata, cuesta 20€ por adulto, pero creemos que merece la pena…

Piazza Bellini🏘

Bajando hacia el centro desde el museo, no se tarda en llegar a la Piazza Bellini, para nosotros, uno de los rincones más encantadores de la ciudad y un pequeño remanso de paz lleno de terracitas agradables entre tanto alboroto.

Nápoles en dos días

Además, suele tener un ambiente increíble, pues está rodeada del Conservatorio, la Academia de Bellas Artes y otros edificios universitarios.

Mercado de Pignasecca🛍

Desde allí, si se cruza la Vía Toledo y se callejea un poquito hacia el oeste, enseguida se llega a otro de los lugares que más nos gustó: el Mercado de la Pignasecca. El más antiguo de la ciudad que lleva en funcionamiento desde el año 1500 y donde, cada mañana como si no hubiera pasado el tiempo, los puestos de frutas, verduras y pescados ocupan todo el espacio.

Nápoles en dos días

Además de todos esos puestos donde los vendedores se promocionan a voz en grito, sus alrededores están llenos de tiendas de conservas, embutidos y quesos, así que, ¡no dejéis de echarles un vistazo si queréis hacer (u haceros) un regalo gourmet!

Funicular de Nápoles🚡

Desde los alrededores del mercado se puede llegar hasta la estación de Montesanto, una de las paradas del Funicular de Nápoles que lleva hasta la estación de Morghen, en la colina de Vomero, en lo más alto de la ciudad. Allí se pueden visitar el Castillo de San Telmo y la Cartuja de San Martín, de los que hablaremos más adelante. O, simplemente, disfrutar de una de las mejores vistas de la ciudad.

Después, para volver a bajar en funicular, se puede caminar un poquito más hasta la estación de Cimarosa, que termina su ruta en plenos Quartieri Spagnoli (en la estación de Augusteo).

Colina de Vomero🏰

Como decíamos, en lo alto de la Colina de Vomero se encuentra, en primer lugar, el Castel Sant’Elmo. Una fortificación medieval construida en el siglo XIII donde antes se había ubicado una pequeña capilla dedicada a San Erasmo. A lo largo de su historia sufrió constantes ataques e, incluso, los estragos de un rayo que casi lo reduce a cenizas. Más adelante, hizo las veces de prisión y fue sede de diversos movimientos revolucionarios. Y actualmente alberga un museo que puede visitarse por 5€.

Junto al castillo se encuentra la Certosa de San Martino, para muchos, uno de los mayores y mejores complejos monumentales religiosos de la región, además de uno de los ejemplos más destacados de arquitectura barroca. Y el lugar ideal para disfrutar de la pintura napolitana del siglo XVII. La entrada cuesta 6€.

Sin embargo, para nosotros lo mejor de la Colina de Vomero son las incomparables vistas panorámicas que ofrece de toda la ciudad. Así que nuestra recomendación es que, si sólo vais a visitar Nápoles en dos días, os quedéis con subir para disfrutar de una estampa única con el imponente Vesubio al fondo😍.

Nápoles en dos días

Quartieri Spagnoli 🏘

De vuelta a la parte baja de la ciudad, toca zambullirse en los Quartieri Spagnoli, el barrio español. El lugar en el que, cuando Nápoles pertenecía al por entonces Imperio Español, se alojaban las tropas imperiales. Y que en la actualidad es otra de las zonas que no hay que perderse bajo ningún concepto. Donde todo gira en torno a la Vía Toledo y a los destartalados callejones empinados que la rodean.

Nápoles en dos días

Para muchos es un barrio en el que tampoco habría que adentrarse demasiado porque, durante mucho tiempo, fue también el cuartel general de la mafia napolitana. Aunque tenemos que decir que nosotros en ningún momento nos sentimos inseguros, pero quizás fue porque no nos salimos de las zonas más concurridas.

Ahora bien, si queréis buscar el mural de Maradona que se encuentra escondido en uno de sus callejones, sí que os recomendamos que os apuntéis a una excursión guiada como esta de Civitatis en lugar de tratar de encontrarlo por vuestra cuenta… ¡Más vale prevenir que curar!

Galleria Umberto I🛍

No muy lejos del Barrio Español se encuentra la flamante Galleria Umberto I. Una imponente estructura comercial con varios pasillos abovedados, con suelos de mármol y mosaicos de piedra, que convergen en una preciosa cúpula de hierro y vidrio.

Nápoles en dos días

Se construyó por orden del Rey Umberto I a imagen y semejanza de la Galleria Vittorio Emanuele de Milán. Y, como la del norte del país, también alberga en su interior tiendas y cafés de lo más elegantes. Además, justo frente a ella se puede divisar el edificio del Teatro San Carlo, sede de la ópera napolitana y uno de los teatros más bonitos de Europa.

Castel Nuovo🏰

Otro de los lugares más imprescindibles que ver en Nápoles en dos días es el Castillo Nuevo (Castel Nuovo). También llamado Castillo de Maschio Angioino. Qué fue construido en 1279 bajo el reinado de Carlos I de Anjou para ser, además de una residencia real, una fortaleza defensiva a orillas de la bahía de la ciudad. Y al que se apodó como “nuevo” para diferenciarlo del Castillo del Huevo, que ya existía no muy lejos de allí.

Nápoles en dos días

Puede visitarse de 8:30 a 18 y el precio de la entrada es de 6€.

Piazza del Plebiscito🏛

A no muchos pasos de allí encontramos el último de los lugares superimprescindibles que ver al visitar Nápoles en dos días: la Plaza del Plebiscito. Sin duda alguna, la más elegante de la ciudad y una de las más grandes de Italia. Además, allí es donde se encuentran la Basílica de San Francisco de Paula y el Palacio Real de Nápoles, dos edificios que no hay que perderse.

La basílica, situada en su cara oeste, es lo que más destaca por su impresionante columnata. Que cuenta con, nada más y nada menos, que 34 pilares que rodean una cúpula que a algunos les recuerda al Panteón de Roma.

Nápoles en dos días

Justo en frente, en la cara este, encontramos el Palacio Real de Nápoles, construido entre los siglos XVI y XVII para ser el hogar de la familia real en la ciudad.

El palacio puede visitarse de 9 a 18 (hasta las 19 o las 20 en los meses de primavera y verano respectivamente) y el precio de la entrada es de 10€ para los mayores de 18 años.

Napoli Sotteranea🏘

Aunque no suela estar entre las listas de las cosas más esenciales que ver y que hacer en Nápoles en dos días, para nosotros, adentrarnos en la Napoli Sotterranea fue una de las mejores visitas que hicimos en la ciudad. Y es que, como ya decíamos cuando hablábamos de San Lorenzo Maggiore, bajo las calles del casco histórico de Nápoles se esconde una ciudad paralela. Una enorme red de túneles que puede presumir de ser una de las más grandes de Europa.

Nápoles en dos días

Esos túneles fueron originalmente ideados por los griegos como cisternas subterráneas de agua. Y posteriormente los romanos los ampliaron al extraer piedra de ellos para utilizarla en construcciones en la ciudad. Durante los años de la peste y las epidemias de cólera fueron clausurados para prevenir contagios y quedaron en el olvido. Hasta que durante la invasión de Italia por las tropas nazis en la II Guerra Mundial se recuperaron como refugio antiaéreo. Con el final de la contienda quedaron anegados y nuevamente en el olvido. Pero hace relativamente poco varias asociaciones en defensa de la memoria histórica los han vuelto a acondicionar para que los turistas puedan conocer el pasado más profundo de Nápoles.

Hay varias empresas que organizan estas visitas, pero nosotros lo hicimos con la asociación La Napoli Sotterranea, que tiene el punto de encuentro en el Café Gambrinus, en la esquina de la Plaza del Plebiscito. El precio del tour, que se realiza en italiano o en inglés, es de 10€. Y conviene reservar en su web con tiempo porque os aseguramos que merece mucho la pena😉.

Castel del’Ovo🏰

Para acabar el día, os proponemos llegar hasta el Castillo del Huevo. Que lleva ese nombre porque, según cuenta la leyenda, el poeta Virgilio habría escondido entre sus cimientos un huevo que sería el encargado de proteger tanto al castillo como a la ciudad de las incontables catástrofes que se habrían sucedido.

Pero lo que verdaderamente merece la pena, y por lo que os decimos que es un buen lugar para acabar la jornada, es porque desde sus inmediaciones se puede disfrutar de una de las mejores puestas de sol de Nápoles. Como no, con el Vesubio como telón de fondo.

Nápoles en dos días

🎫Campania Artecard, ¿merece la pena?

Antes de terminar, tenemos que contaros que para visitar Nápoles y toda la región de Campania existe, como en muchos otros sitios, un pase turístico que incluye buena parte de los principales monumentos de interés. En este caso de llama Campania Artecard y hay distintas modalidades:

  • Nápoles 3 días, cuyo precio es de 21€ e incluye 3 visitas más acceso ilimitado al transporte público.
  • Campania 3 días (incluye Nápoles). Vale 31€ y permite hacer 2 visitas. Además de incluir también el transporte público. Por lo que es perfecta si queréis llegar hasta Pompeya y/o Herculano desde la ciudad. 
  • Campania 7 días (también para Nápoles). Incluye 5 visitas y cuesta 34€. Pero, eso sí, no da acceso al transporte público.
  • 365 Gold Pass, que cuesta 43€.

Aunque cada pase da acceso a un número concreto de atracciones, la lista de las asociadas es enorme. Por lo que, además de las que saldrían gratis, hay muchas otras que cuentan con una importante rebaja. Su funcionamiento es como el de todos estos pases: una vez adquirido, en su página web o en algún punto de venta autorizado, se activa al usarla por primera vez. Y desde ese momento podéis beneficiaros de todas las entradas gratuitas incluidas y de los descuentos asociados.

Si merece la pena o no dependerá mucho de qué lugares queráis visitar. Pero, por ejemplo, si visitáis Nápoles en dos días y vais a visitar el Museo Arqueológico y cualquier otro sitio, ya os saldrá rentable la «Nápoles 3 días». Y además tendréis el transporte de la ciudad gratis.

En cualquier caso, podéis consultar en este enlace todos los lugares que se incluyen y decir si os compensa o no. Pero nosotros lo encontramos superrentable.

🏆 Otros imprescindibles para completar el viaje

Ahora que ya sabéis cuáles son los imprescindibles que ver en Nápoles en dos días, si preferís que un guía experto os acompañe y os desvele todos los rincones de la capital del sur de Italia; o tenéis más días en la ciudad y queréis completar vuestro viaje con algunas excursiones, no os perdáis todas las actividades y visitas en español que ofrece Civitatis😉.

Y como nunca se sabe lo que puede pasar, lo mejor es viajar asegurado. Pero, aunque se lleve la Tarjeta Sanitaria Europea, para moverse por España y por Europa con total tranquilidad, no hay ningún seguro como IATI Escapadas. Porque no todo es tener que ir al médico. También tendrás cubierto cualquier roadtrip (incluso en camper o caravana), seguro para tu mascota, deportes de aventura y cobertura COVID, entre otros. Además, por ser nuestro lector, puedes contratarlo desde aquí con un 5% de descuento.

🍽 Dónde comer en Nápoles

Aunque ya le dedicaremos un artículo completo a la gastronomía de Nápoles y la Costa Amalfitana, no podíamos terminar esta guía Nápoles en dos días sin haceros un par de recomendaciones al respecto:

  • Sorbillo: Nápoles es la cuna de las pizzas italianas y, dentro de la ciudad, las de Sorbillo dicen que son de las mejores. Se encuentra en plena Vía Tribunali y se puede comer allí o pedir para llevar. Los precios rondan los 10€ por pizza más bebida.

Nápoles en dos días

  • Da Michele: Si no es en Sorbillo, la mejor pizza se puede encontrar en Da Michele. Los precios son muy parecidos, pero el local está menos céntrico y es más pequeño.
  • Di Matteo: otra de las cosas más típicas que comer en Nápoles son los fritos. Ya sean arancini (croquetas de arroz), fritattini (masas de patata o pasta frita) o incluso pizza frita, tradicionalmente rellena de queso y panceta. Y el puesto callejero de Di Matteo es el mejor lugar para probarlos😉.

Nápoles en dos días

  • Tandem Ragú: la pasta en Nápoles se toma con ragú napoletano, una salsa de tomate y carne cocinada a fuego muy lento. O con genovesse napoletana, sólo con carne, cebolla y vino. Así que si no queréis perderos esas delicias os recomendamos cualquiera de lo locales de Tándem que hay por la ciudad. Relación calidad-precio🔝.

Nápoles en dos días

  • Taralleria Napoletana: los taralli son unas rosquillas de pan típicas de Nápoles y exquisitas que tampoco debéis dejar de probar.

  • Sfogliatella Mary. Hay dos dulces imprescindibles en Nápoles: las sfogliatellas, de masa crujiente y rellenas de requesón, y los babás, empapados en licor. Y este pequeño puesto de la Galleria Umberto vende los más increíbles.

  • Salumeria Esposito: por último, si estáis pensando haceros un picoteo en el hotel o comprar algo para regalar, esta tiendecita se convirtió en nuestra favorita.

🛌 Dónde alojarse en la ciudad

Las dimensiones de Nápoles no son excesivamente grandes. Precisamente por eso mismo prácticamente todas las opciones de alojamiento están en el centro o muy cerca de él. Y lo más probable es que, os alojéis donde os alojéis, no estéis a más de 5-10 minutos de algún punto de interés.

Dicho esto, debéis saber que en la zona de Spaccanapoli, el corazón de la ciudad, no hay demasiadas opciones para dormir. Pero tampoco es una zona que podamos recomendar ya que tiene mucho trasiego de gente y por tanto mucho ruido durante todo el día. Además, realmente la mayoría de alojamientos se encuentran, bien a lo largo del paseo marítimo (lungomare), los de mayor nivel; o bien en las inmediaciones de la estación central, con opciones para todos los bolsillos. En ese sentido, leeréis y oiréis de todo sobre los alrededores de la estación, pero lo cierto es que nosotros nos alojamos en la frontera entre esa zona y el centro y no sentimos inseguridad en ningún momento. Y, en general, los precios son considerablemente más económicos.

En cualquier caso, si queréis reservar el alojamiento de vuestros sueños en Nápoles al mejor precio, ¡¡no dudes en usar nuestro link!! A vosotros no os costará más y a nosotros nos ayudaréis a seguir creando contenido.

🛌 Busca, encuentra y haz tu RESERVA de alojamiento en Nápoles a través de Booking.com desde aquí 🛌

Nuestra recomendación personal: VistaViva B&B🏡

En nuestra visita a Nápoles en dos días nos alojamos en VistaViva B&B y tenemos que reconocer que, ¡¡nos encantó!!

Como os decíamos, ya habíamos leído los comentarios sobre el barrio, así que íbamos un poco sobre aviso. Y es cierto que la zona junto a la estación de tren es algo sucia y descuidada con gente de lo más variopinta. Pero también es cierto que toda Nápoles es sucia y descuidada y este B&B está, literalmente, a 5 minutos andando de Spaccanapoli, en el centro de la ciudad.

El edificio es igualmente algo sucio, descuidado y destartalado, sin embargo, al traspasar la puerta de VistaViva cambia absolutamente todo. Es como decir, ¡¡bienvenidos al paraíso!! Todas las instalaciones son nuevas, bonitas y, sobre todo, están impecables. La habitación es espaciosa, el baño está nuevo y la cama es comodísima. Así que el conjunto es superagradable. Tanto, que ha sido el mejor alojamiento de nuestro viaje al sur de Italia en 10 días.

También decir que el desayuno, aunque sencillo, no está mal. Tienen zumos, cafés e infusiones. Pan para tostadas, mantequilla, mermelada, nutella y algunos embutidos. Así como alguna pequeña pieza de bollería y yogures. Y, por último, destacar la amabilidad del personal. Tanto la chica que nos hizo el check-in, que no hablaba ni inglés ni español, pero puso toda su buena voluntad para entendernos. Como Massimo, al que conocimos el segundo día y no dudó en darnos muchísima información e ideas para ver y hacer en la ciudad.

Sin duda, creemos que Vista Viva es el alojamiento ideal para descubrir Nápoles. Lo recomendamos al 200%.

..

Y hasta aquí todo lo que os podemos contar para visitar Nápoles en 2 días, una ciudad que, hemos de reconocer que no nos gustó nada en un primer momento, pero a la que volvimos por trabajo apenas tres semanas después y pudimos reconciliarnos con ella y con su caótica vida.

..
✈ Organiza tu viaje al sur de Italia:
..

📝 Descubre TODOS LOS POSTS que hemos publicado sobre Nápoles y la Costa Amalfitana.

🛌 Encuentra las MEJORES OFERTAS de alojamiento en la zona.

🏆 Añade VISITAS GUIADAS Y EXCURSIONES en región en español.

🎗 Contrata el mejor seguro de viajes con nuestro 5% DE DESCUENTO EN IATI SEGUROS.

💡 ¿Prefieres no tener que preocuparte de nada? Descubre nuestra ASESORÍA GRATUITA.

Esperamos que esta guía para descubrir Nápoles en dos días os haya resultado superútil. Si tenéis cualquier duda o pregunta, os animo a dejar un comentario o escribirnos por email. ¡Hasta muy pronto viajerxs!

Y si queréis estar al tanto de todas las novedades, no dejéis de seguirnos en instagram: @miventanalmundo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.