Europa,  Italia,  Nápoles y Costa Amalfitana

Visitar Pompeya: guía práctica para recorrer la mítica ciudad desaparecida bajo el Vesubio

Cuando en el año 79 d.C. el Vesubio entró salvajemente en erupción, ninguno de los malogrados habitantes de la ciudad se imaginaría que su trágica historia haría que dos mil años después miles de personas de todo el mundo acudieran cada día a visitar Pompeya, la que había sido su hogar hasta aquella fatídica noche. Un espacio de unas cien hectáreas que quedó sepultado bajo una capa de casi tres metros de cenizas y piroclastos que lo arrasó todo a su paso.

Sea como sea, lo cierto es que es un lugar que evoca infinitas sensaciones cuando se recorren sus calles y se entra en sus viviendas. Así que no dudéis en incluir una visita a Pompeya si viajáis a Nápoles o a la Costa Amalfitana. Y si podéis, nuestra recomendación es que la combinéis también con la visita a Herculano. Otra ciudad, mucho menos conocida, que fue igualmente engullida por el Vesubio😉.

📝 Para organizar el viaje ideal, DESCUBRE todos los posts que hemos publicado sobre nuestro viaje a Nápoles y la Costa Amalfitana 📝

📝 Pompeya en datos

  • Su origen es bastante desconocido. Aunque se cree que la fundaron los oscos en torno a los siglos VIII-VII a.C. tras la colonización griega de la zona.
  • Después fue tomada por los etruscos, quienes levantaron las primeras murallas en el siglo VI a.C. Y posteriormente por los samnitas un siglo después.
  • Finalmente, en el siglo III a.C. se integró como municipio romano. Y doscientos años después recibió el estatus de colonia, lo que favoreció que se instalaran en ella veteranos de las guerras griegas.
  • La erupción del 79 no fue la primera muestra de la energía volcánica del Vesubio ni de lejos. Ya en el año 62 había habido un gran terremoto, consecuencia de la actividad sísmica del volcán, que dañó seriamente la ciudad.
  • Se cree que, debido a que esos rugidos del Vesubio eran habituales, la salvaje erupción del año 79, aunque precedida de bastantes terremotos, pilló desprevenida a toda la ciudad.
  • Tradicionalmente se ha considerado el 24 de agosto como la noche de autos. Sin embargo, estudios mas recientes apuntan a que la verdadera fecha habría sido el 24 de octubre.
  • La erupción tan sólo duró dos días. Y fundamentalmente lo que cayó sobre Pompeya fue una lluvia de cenizas y lapilli (piedras volcánicas) que alcanzó un espesor de casi tres metros de altura.
  • De esta manera, la mayoría de fallecidos en Pompeya lo hizo sepultado o asfixiado en los sótanos y bodegas en los que se refugiaron.
  • La ciudad permaneció completamente oculta bajo toneladas de piroclastos hasta que, tras el hallazgo de Herculano en 1709, se decidió iniciar una excavación en la zona en 1748.
  • Finalmente, fue declarada Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en 1997 junto a Herculano y Torre Annunziata.

📍 Cómo llegar a Pompeya

El parque arqueológico de Pompeya se encuentra a unos 25 kilómetros al sur de Nápoles, por lo que lo más habitual es llegar hasta él desde allí. O hacerlo desde Herculano, a medio camino entre ambos lugares. Pero también se encuentra a muy poca distancia de la Península Sorrentina y por lo tanto de la espectacular Costa Amalfitana, por lo que acceder desde el sur es igualmente fácil.

Dicho esto, las formas más cómodas de llegar son las siguientes:

  • En tren🚆: Pompeya cuenta con tres estaciones de tren, sí, TRES. 
    • La más cercana a la excavación es la de Pompei Scavi, en la que paran los trenes de la ruta Nápoles-Sorrento. Y tanto desde Nápoles como desde Sorrento se tarda unos 40 minutos. Así que es una gran opción.   
    • La estación de Pompei Santuario es donde paran los trenes de la ruta Nápoles-Poggiomarino. Y, aunque también es una opción para ir desde Nápoles, está más lejos del parque arqueológico.
    • Por último estaría la estación de Pompei, a secas. Que se encuentra en el centro de la ciudad moderna y es a la que llegan los trenes de larga distancia de la red nacional (Trenitalia) de trenes. Así que es perfecta si venís de otros rincones más lejanos, como Roma.
  • En coche🚗: si viajáis en coche tampoco es nada difícil llegar a las ruinas. Pues se encuentran a lo largo de la E45, la autopista que recorre el sur de Italia por su vertiente oeste. Desde Nápoles se tarda una media hora. Desde Salerno unos 35 minutos y desde Sorrento unos 45.
  • Reservar una excursión🚩: si no, una buena idea para no complicaros lo más mínimo puede ser reservar una excursión como estas de Civitatis 😉 que incluyen recogida en vuestros hoteles de Nápoles o la Costa Amalfitana.

🅿¿Dónde aparcar para visitar Pompeya?

Si llegáis en coche hasta la excavación debéis saber que, al contrario de lo que sucede en Herculano que cuenta con su propio estacionamiento, no hay un parking oficinal para visitar Pompeya. Por lo que a su alrededor han proliferado infinidad de aparcamientos privados en esplanadas y locales que cobran tarifas bastante elevadas. Generalmente alrededor de los 4-5€ por hora. Vamos, que hacen el negocio redondo. Aunque, eso sí, el coche queda teóricamente vigilado.

No obstante, toda la Via Plinio, la que rodea la excavación, así como las calles aledañas, son zona de estacionamiento regulado. Es decir, si tenéis el milagro de encontrar un hueco para dejar el coche (¡¡nosotros lo tuvimos🤩!!) sólo tenéis que sacar un ticket de la ORA y listo. Y es algo más barato: 2€ la hora.

📌 Qué ver al visitar Pompeya

Si se quisiera recorrer el 100% del recinto de Pompeya se necesitaría, al menos, una jornada completa (e incluso más). Aunque lo más habitual es hacer la visita un poco más corta. Por lo que nuestra recomendación es dedicarle unas 3 o 4 horas. Más o menos una mañana o una tarde. En ese sentido, a la entrada de la excavación se puede coger un mapa en el que vienen sugerencias de rutas para 2, 3, 5 y 7 horas. Y en nuestro caso hicimos una variante de la de 3 horas y nos dio tiempo a ver todos los rincones que nos habíamos propuesto.

Por otro lado, el parque arqueológico tiene dos entradas principales. La primera de ellas es la de la Porta Marina. La que se encuentra junto a la estación de Pompei Scavi y por la que entran la mayoría de los visitantes que llegan en tren. Y la otra es la de la Pizza Immacolata. Más próxima al centro de la actual Pompeya y a la estación de Pompei Santuario. Nosotros entramos por esta última y recorrimos la excavación desde el este hacia el oeste. Por eso os vamos a contar nuestro recorrido para visitar Pompeya en ese orden.

Así que, para que no os perdáis nada, os dejamos nuestro mapa con los imprescindibles del Parque Arqueológico.

Y os dejamos también el mapa oficial del recinto (podéis descargarlo haciendo click sobre él) para que veáis todos los puntos de interés que se pueden ver al visitar Pompeya.

Click sobre la imagen para ampliar y descargar en pdf

Y ahora sí, que sí, ¡vamos allá!

El Anfiteatro

Si, como nosotros, entráis al parque arqueológico por la puerta de la Pizza Immacolata, el primer lugar que os encontraréis será el Anfiteatro. El más antiguo de los que el Imperio Romano construyó en piedra y que aún se conserva en pie. Nada más y nada menos que desde el año 70 a.C.

visitar Pompeya

Casa de Octavio Quartio

Justo frente al anfiteatro se encuentra la Casa de Décimo Octavio Quartio, un destacado sacerdote del Colegio de los Augustales, que rendían tributo a los emperadores romanos.

Se trata de una villa aristócrata clásica, en las que tradicionalmente vivía la élite pompeyana. Y que cuenta con un espectacular jardín del que destacan sus arroyos, cascadas y fuentes.

Huerto de los Fugitivos

Otro lugar que ver al visitar Pompeya es el Orto dei Fugiaschi. O lo que es lo mismo, el Huerto de los Fugitivos o de los Fugados.

Es una zona de viñedos, situada en la parte sur de lo que en su día fue la ciudad, en la que se encontraron trece cuerpos. Bueno, más bien sus moldes. Ya que la materia orgánica se descompuso con el paso de los siglos, quedando únicamente la forma de los mismos en la ceniza solidificada. Y por sus posiciones se piensa que estaban intentando huir de la erupción cuando quedaron atrapados en la nube tóxica y de piroclastos.

visitar Pompeya

Actualmente lo que se puede ver, protegido por una vitrina, son las figuras de cemento obtenidas de rellenar los huecos de los cuerpos. Y que representarían a la perfección la postura de sus dueños cuando el Vesubio les alcanzó.

Casa de Menandro

La siguiente parada imprescindible es en la Casa de Menandro. Una antigua domus señorial que ocupa un espacio de, nada más y nada menos que, ¡1800 metros cuadrados! Lleva su nombre por la imagen de Menandro, el poeta clásico griego que se encuentra representado en una de sus paredes. Y, pese a su tamaño, no fue excavada hasta hace apenas cien años.

visitar Pompeya

Su parte más antigua es la más modesta. Se remonta al año 250 a.C. y está compuesta básicamente por el atrio y algunas estancias que lo rodean. Posteriormente se le fueron añadiendo más estancias. Incluidas unas termas. Además de que se cubrieron las paredes de prácticamente todas las habitaciones de frescos que representan, entre otras cosas, las Guerras de Troya, obras clásicas como la Odisea y la Ilíada e incluso escenas del egipcio río Nilo.

visitar Pompeya

Teatro Grande, Teatro Piccolo y Quadriportico dei Teatri

Después, se puede continuar el recorrido llegando al recinto de los teatros. Donde se encuentra, en primer lugar, el Teatro Grande, construido originalmente en la época samnita de Pompeya y reconstruido posteriormente.

A su lado se encuentra el Teatro Piccolo, también conocido como Odeón. Y que era el lugar en el que tenían lugar las representaciones musicales y los recitales de poesía.

visitar Pompeya

Por último, se puede ver el Cuadripórtico de los Teatros. Un espacio construido originalmente en torno al siglo I a.C. probablemente para hacer de zona de recreo para los espectadores que acudían a los teatros. Aunque también hay teorías que apuntan a que era un espacio de entrenamiento para los atletas. Sin embargo, tras el terremoto del 62 y su posterior reconstrucción, se utilizaba como espacio de adiestramiento de gladiadores.

Termas Estabianas

A continuación, el siguiente lugar que no hay que perderse al visitar Pompeya son sus Termas Estabianas. Las más antiguas de toda la ciudad. Que, como era costumbre en los baños romanos, contaban con tres zonas: frigidarium (piscina de agua fría), tepidarium (sala de aire caliente) y caldarium (piscina de agua caliente). Y constituían uno de los principales puntos de reunión de los pompeyanos.

Para que las termas funcionasen como un reloj, además de esas tres áreas, separadas en hombres y mujeres, era necesario una sala de hornos en los que se producía el calor que posteriormente calefactaba todo el recinto mediante aire caliente que circulaba entre los muros y bajo el suelo. Toda una obra de ingeniería absolutamente increíble que se puede recorrer palmo a palmo. Aunque sin duda alguna las salas más bonitas son las de los baños…

visitar Pompeya

El Lupanar

Una de las viviendas más sorprendentes de la ciudad es el Lupanar. Una pequeña estancia que funcionaba como prostíbulo y que destaca por las increíbles pinturas con motivos subiditos de tono de sus paredes.

Literalmente, se tarda dos minutos en recorrerlo. Aunque, como es uno de los puntos más llamativos, siempre hay unas colas de aúpa para entrar. Pero no os preocupéis porque va relativamente rápido pese a que a priori pueda parecer desesperante.

El Foro

Seguidamente, hay que llegar hasta el Foro de Pompeya. El que en su día fuera el epicentro político, económico y religioso de la ciudad. Un espacio al aire libre, rodeado de comercios y otros edificios relevantes del que partía la Vía de la Abundancia. La principal calle de Pompeya y donde se podían conseguir los artículos más exclusivos. Muchos de ellos llevados directamente desde la ruta de la seda.

visitar Pompeya

Algunos de esos edificios relevantes que rodean el Foro son el Templo de Apolo, el más antiguo de la ciudad; el Templo de Júpiter y el Templo de Vespasiano. Además de la Basílica y el Arco de Nerón, una de las puertas de entrada y salida al foro.

visitar Pompeya

Casa del Fauno

Bastante cerca del foro se encuentra la espectacular Casa del Fauno. Una de las residencias más grandes, lujosas y bonitas de toda la ciudad que debe su nombre a la estatua de un fauno de bronce que hay en el impluvium. El estanque en el que se recogía el agua de lluvia justo a la entrada de los enormes jardines centrales.

visitar Pompeya

Casa del Poeta Trágico

Otra casa muy destacada es la Casa del Poeta Trágico. Lo cierto es que no es tan llamativa como la del fauno, pero sí que es muy curiosa. Pues hay infinidad de mosaicos en los que se representan principalmente escenas de la mitología griega. Aunque el mosaico más destacado es el de un gran perro justo en lo que sería el recibidor y bajo el que reza la inscripción “Cave Canem”. Que vendría a querer decir “cuidado con el perro.

visitar Pompeya

Villa de los Misterios

Por último, si tenéis tiempo y un poco de ganas, os recomendamos muchísimo llegar hasta la ultimísima casa del parque: la Villa de los Misterios. Uno de los lugares más impresionantes que se pueden ver al visitar Pompeya porque es la villa que mejor se ha preservado a lo largo de los años. Sobre todo sus frescos, que quedaron prácticamente intactos tras la erupción.

visitar Pompeya

Casa de los Vetti

Antes de acabar, os tenemos que hablar de una casa más. La Casa de los Vetti. Una lujosa domus que, sorprendentemente, perteneció a dos libertos y a la que muchos consideran la Capilla Sixtina de Pompeya por sus majestuosas pinturas. Algunas de ellas de carácter erótico.

Es muy posible que no hayáis oído hablar de ella. Ni hayáis tampoco leído mucho al respecto. Esto es debido a que ha pasado más de veinte años cerrada al público para llevar a cabo un exhaustivo proceso de restauración y, por fin, ¡¡reabre sus puertas este 2023!! Así que si estáis pensando visitar Pompeya no olvidéis de incluirla en vuestros planes.

🚩 Datos prácticos para la visita

El Parque Arqueológico de Pompeya abre todo el año. De noviembre a marzo lo hace de 09:00 a 17:00. Y de abril a octubre amplía su horario hasta las 19:00. Nuestra recomendación, para evitar aglomeraciones es que lleguéis a la mismísima hora de la apertura. Y si, como nosotros, vais a combinar la visita con Herculano, podéis acceder a Pompeya sobre las 13-14 del mediodía. Cuando gran parte de los visitantes de la mañana ya se han marchado y aún no han llegado todos los de la tarde.

El precio de la entrada es de 18€ para los adultos. De 2€ para los ciudadanos de la UE de entre 18 y 25 años. Y gratuita para los menores de 18 y mayores de 65, además de para todo el mundo el primer domingo de cada mes. Ahora bien, si también estáis pensando visitar Herculano, os recomendamos sacar la entrada combinada para ambos parques por 20€ (10€ para los ciudadanos de la UE entre 18 y 25 años). Las entradas pueden sacarse con antelación (sólo para el mes en curso) en la web de TicketOne. Y os aseguramos que es superrecomendable hacerlo para evitar las enormes colas que se forman. Aunque es posible también que os compense adquirir el pase Campania Artecard, del que os hablamos a continuación.

🐶Por cierto, los perretes son admitidos en el Parque Arqueológico de Pompeya. Pueden ir tranquilamente con su correa y sólo habría que cogerlos para entrar en las casas🐶

Y ahora que ya sabéis todos lo necesario para visitar Pompeya por libre, si preferís que un guía experto os acompañe y os desvele todos los rincones de la mítica ciudad arrasada por el Vesubio, ¡no dejéis de reservar vuestra visita guiada😉!

🎫Campania Artecard, ¿merece la pena?

Antes de terminar, tenemos que contaros que para visitar Nápoles y toda la región de Campania existe, como en muchos otros sitios, un pase turístico que incluye buena parte de los principales monumentos de interés. En este caso se llama Campania Artecard y hay distintas modalidades:

  • Nápoles 3 días, cuyo precio es de 21€ e incluye 3 visitas más acceso ilimitado al transporte público.
  • Campania 3 días (incluye Nápoles). Vale 31€ y permite hacer 2 visitas. Además de incluir también el transporte público. Por lo que es perfecta si queréis llegar hasta Pompeya y/o Herculano desde la ciudad.
  • Campania 7 días (también para Nápoles). Incluye 5 visitas y cuesta 34€. Pero, eso sí, no da acceso al transporte público.
  • 365 Gold Pass, que cuesta 43€.

Aunque cada pase da acceso a un número concreto de atracciones, la lista de las asociadas es enorme. Por lo que, además de las que saldrían gratis, hay muchas otras que cuentan con una importante rebaja. Su funcionamiento es como el de todos estos pases: una vez adquirido, en su página web o en algún punto de venta autorizado, se activa al usarla por primera vez. Y desde ese momento podéis beneficiaros de todas las entradas gratuitas incluidas y de los descuentos asociados.

Si merece la pena o no dependerá mucho de qué lugares queráis visitar. Pero, por ejemplo, si visitáis Nápoles en dos días y vais a visitar Pompeya, ya os saldrá rentable la «Campania 3 días». Y además tendréis el transporte de la ciudad gratis.

En cualquier caso, podéis consultar en este enlace todos los lugares que se incluyen y decir si os compensa o no. Pero nosotros lo encontramos superrentable.

🍽 Dónde comer en Pompeya

Tanto si vais a dedicarle un día entero a la excavación, como si preferís combinar la visita con Herculano, o si simplemente sólo podéis dedicarle medio día, es muy posible que os pille allí la hora de la comida. Y, aunque en el interior de la excavación hay un autogrill donde se pueden comprar paninis (sándwiches) o porciones de pizza, lo cierto es que según hemos leído es caro y de calidad justita.

Otra opción para ahorrar tiempo y dinero podría ser llevar sándwiches o bocadillos de fuera y haceros un pequeño picnic en alguna de las zonas de descanso que hay. Si lo hacéis, además, por la bebida no tendríais que preocuparos porque en todo el parque hay fuentes (vienen señalizadas en los mapas) en las que se pueden rellenar botellas de agua😉.

🙏 En ese caso, POR FAVOR, dejad el lugar mejor de lo que lo hayáis encontrado 🙏

Y, por último, os dejamos también nuestra recomendación personal si el mediodía os pilla a la salida del parque o justo antes de entrar, como fue nuestro caso. Si es así y os apetece una pizza napolitana con las B, buena, bonita y barata, apuntad este sitio: Le Delizie. Se encuentra justo frente a la entrada de la Piazza Immacolata y la relación calidad-precio es🔝.

visitar Pompeya

El servicio fue superrápido, las pizzas estaban muy ricas (aunque superar a las que probamos en Nápoles es imposible) y eran generosas, pero de masa finísima y ligera. Aunque sin duda alguna lo mejor fue su precio: dos pizzas y dos botellas de agua por 15€. ¡¡Insuperable!!

🛌 Alojamiento para visitar Pompeya

Como os decíamos al principio, aunque hay algunos alojamientos en la actual ciudad de Pompeya, dada su cercanía a Nápoles, Sorrento o Salerno, lo mejor para visitar Pompeya es alojarse en algunas de esas ciudades y hacerlo desde allí. En nuestro caso, el día que visitamos Herculano y Pompeya veníamos de dormir en Nápoles y dormimos tras las visitas en Salerno. Así que os podemos confirmar que ambas ciudades son fantásticas para ir y volver.

Si buscáis alojamiento en Nápoles, os recomendamos infinitamente el bed & breakfast en el que nos quedamos nosotros. Se llama VistaViva B&B y tenemos que reconocer que, ¡¡nos encantó!! La fachada y la entrada engañan (para mal) pero, una vez dentro es como decir, ¡¡bienvenidos al paraíso!! Todas las instalaciones son nuevas, bonitas y, sobre todo, están impecables. La habitación es espaciosa, el baño está nuevo y la cama es comodísima. Así que el conjunto es superagradable. Tanto, que ha sido el mejor alojamiento de nuestro viaje al sur de Italia en 10 días.

Por el contrario, si preferís alojaros en Salerno, también os recomendamos el bed & breakfast en el que estuvimos: La Collina dei Ciliegi. Que nos parece una opción igualmente buena. El dueño es superamable y atento y tiene una ubicación muy práctica. A dos pasos de la estación de Salerno y a 5-10 minutos por una calle peatonal del casco histórico. Además de que la habitación era amplia, estaba limpia y la cama era cómoda.

qué ver en Paestum

..

En cualquier caso, si queréis reservar el alojamiento de vuestros sueños al mejor precio, ¡¡no dudéis en usar nuestro link!! A vosotros no os costará más y a nosotros nos ayudaréis a seguir creando contenido.

🛌 Busca, encuentra y haz tu RESERVA de alojamiento en Nápoles a través de Booking.com desde aquí 🛌

..

Y hasta aquí todo lo que os podemos contar para visitar Pompeya, un rincón de Italia del que, por mucho que se vea o se lea, no deja indiferente a nadie.

✈ Organiza tu viaje a Nápoles y la Costa Amalfitana:
..

📝 Descubre TODOS LOS POSTS que hemos publicado sobre Nápoles y la Costa Amalfitana.

🛌 Encuentra las MEJORES OFERTAS de alojamiento en la zona.

🏆 Añade VISITAS GUIADAS Y EXCURSIONES en región en español.

🎗 Contrata el mejor seguro de viajes con nuestro 5% DE DESCUENTO EN IATI SEGUROS.

💡 ¿Prefieres no tener que preocuparte de nada? Descubre nuestra ASESORÍA GRATUITA.

Esperamos que esta guía para visitar Pompeya os haya resultado superútil. Si tenéis cualquier duda o pregunta, os animo a dejar un comentario o escribirnos por email. ¡Hasta muy pronto viajerxs!

Y si queréis estar al tanto de todas las novedades, no dejéis de seguirnos en instagram: @miventanalmundo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.