Canarias,  España,  Fuerteventura

El centro de Fuerteventura. Un recorrido entre volcanes e historia.

Podríamos decir que Fuerteventura es una de las islas con menos variedad de ecosistemas del archipiélago. Además, es una de las menos altas y menos escarpadas. Caracterizada por increíbles extensiones áridas con muy poca vegetación. Lo que, aunque pueda parecer que hace de esta isla un lugar más monótono que las demás, deja a lo largo y a lo ancho de su geografía algunos de los paisajes más alucinantes de Canarias. Y la mayoría de ellos se sitúan en el centro de Fuerteventura. La zona de la que os hablo en este post. Donde las tierras rojizas que parecen, literalmente, sacadas de otro mundo sólo desaparecen para dejar paso a algunas de las principales poblaciones de la isla.

📌 Qué ver en el centro de Fuerteventura

Pues bien, mientras que el sur de la isla y también su precioso norte destacan principalmente por esas kilométricas playas de infarto, únicas en el archipiélago, el centro de Fuerteventura es la zona menos playera. Pero descubrirla es igualmente imprescindible gracias a su historia. Y no sólo hablo de sus pobladores y el legado que han dejado. Si no que es la mejor región para dejarse maravillar con su origen volcánico.

Dicho esto, como podéis ver en el mapa, os propongo empezar esta ruta por el centro de Fuerteventura visitando Puerto del Rosario, su capital. Aunque dependiendo de dónde os alojéis podéis organizaros como mejor os venga😉.

Por otro lado, aunque se podría hacer todo el recorrido en un solo día (madrugando mucho y corriendo aun más), si disponéis de una semana entera en la isla, os recomendamos dividir esta ruta en 2 jornadas (al igual que haríamos con los itinerarios del norte y el sur). Así tendréis tiempo de sobra para disfrutar todos los rincones con calma. Pero si no es así y vais más justos, nuestra opinión es que elijáis los lugares que no os queréis perder y el resto os los reservéis para tener una excusa para volver a la isla…

Y ahora sí que sí, ¡¡empezamos!!

Puerto del Rosario 🏘

Nuestra propuesta es empezar a descubrir el centro de Fuerteventura en Puerto del Rosario, la capital de la isla. Que nació como un pequeño pueblo pesquero situado justo a medio camino entre el norte y el sur. Y precisamente fue esa posición estratégica, perfecta para establecer el principal puerto de entrada y salida, lo que hizo que en 1860 se consolidase como capital.

Por aquel entonces se llamaba Puerto Cabras por todos los ejemplares de esa especie que había en la zona. Pero finalmente, por una cuestión de marketing, se decidió cambiar su nombre por el actual Puerto del Rosario. Un título más “presentable”, podríamos decir.

A pesar de que en los casi dos siglos que lleva como capital ha crecido considerablemente y de que prácticamente un tercio de la población de la isla vive en la ciudad, lo cierto es que pasa bastante desapercibida para los visitantes. Pero aun así no para de reinventarse. Y su oferta gastronómica, cultural y de ocio es cada vez mayor.  Así que no hay que dejar de visitarla.

Se puede empezar en la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario. El templo matriz de la ciudad.

el centro de Fuerteventura

Y a continuación visitar justo al lado la Casa Museo de Unamuno. Quien pasó en ese edificio un tiempo durante su destierro en la isla.

Su horario es de lunes a viernes por las mañanas. Y la entrada es gratuita.

Para acabar, no hay que dejar de recorrer el paseo marítimo. A lo largo del cual hay bastantes esculturas que conforman lo que se conoce como el Parque Escultórico. O se puede, incluso, terminar dándose un chapuzón en la Playa del Pozo.

Ermitas de Casillas del Ángel y la Ampuyenta

Saliendo de la capital de camino hacia Antigua, la siguiente gran ciudad del centro de Fuerteventura, no hay que perderse dos paradas intermedias.

La primera es en la Ermita de Santa Ana, en Casillas del Ángel. Que, con su fachada de roca volcánica negra, representa a la perfección la arquitectura tradicional majorera.

el centro de Fuerteventura

Y la segunda es en la Ampuyenta. Donde está la Ermita de San Pedro de Alcántara. De las primeras que hubo en la isla. Y de la que incluso se conserva el muro original que construyeron los normandos.

Además, en su interior hay unos frescos de 1760 considerados de los más importantes del archipiélago. Por lo que es una pena que sea tan difícil pillarla abierta.

No obstante, desde el Centro de Interpretación de las Ermitas de Fuerteventura (muy cerquita de la iglesia) salen visitas guiadas los martes y los sábados. Y, a parte de explicar la historia del templo, recorren otros lugares emblemáticos del pueblo. Como la Casa Museo del Doctor Mena o el hogar de nacimiento de Fray Andresito. Un monje franciscano que fue muy popular en la isla en el siglo XIX.

Antigua 🏘

¿Sabíais que Antigua también fue capital de Fuerteventura además de Betancuria, La Oliva y de Puerto del Rosario? Pues sí. Lo fue. Pero tan sólo ostentó el título durante un año en el siglo XVIII. Aun así, no hay que dejar de hacerle una visita. Ni de asomarse a su Iglesia de Nuestra Señora de Antigua. Aunque una vez más, su interior, que es lo que más merece la pena, suele ser difícil de ver ya que no siempre está abierta.

el centro de Fuerteventura

Peeeero (redoble de tambores🥁), hay un lugar mucho más imprescindible que visitar en Antigua: el Museo del Queso Majorero. Donde descubrir absolutamente todos los secretos del producto estrella de la isla. Un título que no es de extrañar. Ya que hay más cabras que personas en Fuerteventura. Y su raza es única. Puesto que procede del cruce de los ejemplares que tenían los aborígenes con el ganado que llevaron de la península los castellanos.

el centro de Fuerteventura

Al final de la vista también es posible hacer una degustación de este manjar. Que puede presumir de ser el primer queso canario en tener la etiqueta de Denominación de Origen Protegida. Y el primero de cabra de toda España.

El horario de visitas es de martes a sábado de 10 a 18. Y las entradas cuestan 4€ los adultos y 2,5€ los niños (2€/1€ para los residentes en Canarias). Aunque si tenéis pensado hacer varias visitas, más abajo os cuento cómo podéis ahorrar con las entradas combinadas.

Miradores de Morro Velosa y de Guise y Ayose 👀

A continuación, entrando en el municipio de Betancuria, penetramos también en un espacio natural protegido: el Parque Rural de Betancuria. Y es que esos espectaculares paisajes rojizos salpicados de incontables volcanes de los que os hablaba al principio se concentran más aún en esta zona. Considerada de elevado valor científico y paisajístico.

Así que no hay mejor forma de disfrutarla que desde el corazón de la reserva. Y hacerlo subiendo a dos de sus mejores miradores. Que, además, están a apenas unos metros uno de otro.

Si venimos desde Antigua, el primero que encontraremos será el Mirador de Morro Velosa. Una edificación del artista canario César Manrique que ofrece una incomparable panorámica de todo el norte y el este de la isla.

el centro de Fuerteventura

En la actualidad el complejo está cerrado al público hasta nuevo aviso por trabajos de reacondicionamiento y remodelación. Por lo que tanto el centro de interpretación como la cafetería (y su mágica terraza) no están operativos. Aun así, os recomiendo subir. Desde los laterales se tienen unas vistas igualmente maravillosas y merece mucho la pena😉.

Después, prácticamente en frente, está el otro mirador del que os hablo. El Mirador de Guise y Ayose. Desde donde en los días de buen tiempo (sin calima, claro) se puede ver prácticamente toda la costa oeste de la isla.

el centro de Fuerteventura

Y donde podéis descubrir quiénes fueron Guise y Ayose. Los dirigentes de los dos reinos que había cuando se produjo la conquista normanda. Y por qué se les homenajea en este lugar en el centro de Fuerteventura. Donde se cree que estaba la frontera entre el reino del norte y el del sur.

Betancuria 🏘

Siguiendo la carretera hacia el sur, enclavada entre montañas basálticas, nos recibe Betancuria. Una de las poblaciones más encantadoras del centro de Fuerteventura. Llena de palmeras y de construcciones encaladas con muros de piedra volcánica. Que, además, tiene el honor de pertenecer al listado de los pueblos más bonitos de España.

Fue fundada en 1405 por Jean de Béthencourt, el conquistador normando de buena parte del archipiélago. Que, en un alarde de vanidad, le puso su nombre y la convirtió en la capital del territorio (lo fue hasta 1834). Aunque quienes hicieron crecer el asentamiento fueron los franciscanos. Que construyeron la iglesia y buena parte de las casas originales.

Antes de llegar al pueblo se puede hacer una parada en las ruinas del primer monasterio de la isla. Sin embargo, los mejores rincones se encuentran en el casco antiguo. Empezando, claro está, por su Iglesia de Santa María. Reconstruida en 1620 después de que la original quedase arrasada tras un ataque pirata en 1593.

Su interior se puede visitar por 1,50€ e incluye un recorrido por el Museo de Arte Sacro.

Tampoco hay que dejar de ver la turística Casa de Santa María. Donde se recopilan muestras de artesanía y aperos de labranza típicos de la isla. O el Museo Arqueológico de Betancuria. Perfecto para acercarse un poco más a la cultura de los majos.

el centro de Fuerteventura

Vega de Río Palmas 💒

Otra parada que os recomendamos hacer en esta ruta por el centro de Fuerteventura es en la Vega de Río Palmas. Un pequeño oasis de palmeras entre tanto volcán y tanto desierto. De ahí su nombre. De las palmeras que milagrosamente consiguen sobrevivir gracias a una ligera humedad en el terreno.

Pero sin duda, para los más fervorosos lo que hace destacar el pueblecito es la coqueta Ermita de la Virgen de la Peña. Una de las más veneradas en la isla.

el centro de Fuerteventura

Mirador de las Peñitas y Mirador del Risco de las Peñas 👀

Ya hemos dicho que el centro de Fuerteventura, además de mucha historia majorera, lo que tiene son unos paisajes espectaculares. Y no hay mejor forma de seguir disfrutándolos que parar en otros dos miradores de infarto que nos encontraremos en plena carretera.

Se trata del Mirador de las Peñitas y del Mirador del Risco de las Peñas. Desde donde se pueden ver los Valles de los Granadillos y de Fénduca, la Presa y el Risco de las Peñitas, el Barranco de Mal Paso o la Atalayeta.

el centro de Fuerteventura

Y sí, por ahí en medio está el famoso Arco de las Peñitas. Sin embargo, como su acceso se hace mejor por la zona de abajo, no os voy a contar todavía cómo llegar.

Pájara 🏘

Tampoco podemos olvidarnos de Pájara. Otra de las principales ciudades de la isla que nos vamos a encontrar en nuestro recorrido por el centro de Fuerteventura. Y que, al igual que la Vega de Río Palmas, también se caracteriza por ser un pequeño remanso verde entre tanta sequedad roja.

Precisamente por eso sus temperaturas son algo más suaves. Así que es el lugar ideal para dar un paseo y sentarse en una terraza a la fresca a comer. O simplemente a tomar algo. Y podemos hacerlo frente al Santuario de Nuestra Señora de Regla.

el centro de Fuerteventura

En el que no hay que dejar de admirar su portada de cantería rojiza. Que está llena de motivos astrológicos y zoomorfos (con forma de animales) que parecen inspirados en los que hacían los aztecas.

Arco de las Peñitas 📸

Y ahora sí que sí, llegamos al Arco de las Peñitas, una formación geológica que se ha convertido en los últimos tiempos en uno de los lugares más instagrameables de la isla.

La mejor forma de llegar es siguiendo la carretera que va de Pájara a Ajuy. Y tomando el desvío hacia Buen Paso. Al final de una pequeña pista de tierra se llega a una especie de aparcamiento junto a un pequeño palmeral. Ahí habrá que dejar el coche y seguir a pie bordeando ese palmeral por su izquierda hasta llegar a una especie de establo de piedra abandonado.

el centro de Fuerteventura

A continuación, giramos hacia la derecha (dejando el establo a nuestra izquierda y el palmeral a la derecha) y empezamos a subir la montaña. El principio del camino, como habéis podido ver, está muy claro por dónde discurre. Pero a medida que avanzamos se va volviendo más escarpado y menos marcado. Así que hay que tirar de intuición a tope.

el centro de Fuerteventura

Se tarda como una media hora. Y más o menos estando en buena forma (sin pasarse tampoco, eh) se puede llegar sin muchos problemas. Ahora bien, no lo hagáis en las horas centrales del día ni si hace mucho calor. No seáis como nosotras que íbamos con nuestra perrita y nos tuvimos que dar la vuelta cuando ya debíamos estar bastante cerca porque nos iba a dar un parraque🤦.

Cuevas de Ajuy 🏃

Continuando esa misma carretera por la que salimos de Pájara, se puede llegar a la costa oeste de la isla. Hasta Ajuy. Todo un mirlo blanco en Fuerteventura. Ya que se trata de un puerto pesquero con una playita de arena negra que contrasta sobremanera con esas extensiones de polvo dorado del resto de la isla.

el centro de Fuerteventura

Pero lo más impresionante de Ajuy es el caminito que discurre hacia la derecha por el acantilado. Donde la erosión del viento y el agua ha dejado unas impresionantes formaciones en la pared.

el centro de Fuerteventura

Este camino pasa sobre los antiguos hornos de cal de la localidad y lleva hasta las Cuevas de Ajuy. Unas impresionantes cavidades que el mar, con el paso de los años y de sus envites, ha ido excavando en la silueta de la isla.

el centro de Fuerteventura

Museo de la sal 🌊

Antes de terminar este recorrido por el centro de Fuerteventura, os recomendamos visitar también el Museo de la Sal. Al sur de Caleta de Fuste.

el centro de Fuerteventura

Se encuentra en las Salinas del Carmen, las únicas de la isla que siguen en funcionamiento. Y en su interior se puede descubrir de primera mano todo el proceso de obtención de la sal marina que todos tenemos en nuestras cocinas. Además, hay una tienda en la que poder degustar y comprar este producto tan apreciado en la isla.

Puede visitarse de lunes a domingo de 10 a 18. Y las entradas cuestan para 6€ los adultos y 3€ para los niños (3€/2€ para los residentes en Canarias). Aunque si tenéis pensado hacer varias visitas, más abajo os cuento cómo podéis ahorrar con las entradas combinadas.

Caleta de Fuste y la Playa del Castillo 🏖

Y, por último, os propongo terminar esta ruta por el centro de Fuerteventura en Caleta de Fuste. Una de las localidades más turísticas de la isla, muy cerquita del aeropuerto, y donde encontraréis absolutamente todas las facilidades con un ambiente ideal para familias que viajen con niños.

Así que es el lugar perfecto para tomar algo, cenar o darse un chapuzón en la Playa del Castillo. Ya que, aunque muy guiri, cuenta con algunos buenos restaurantes y hoteles😉. De hecho, los chicos del apartamento en el que estuvimos la última vez nos recomendaron mucho comer en uno llamado Algo másPero por unas cosas u otras al final no pudimos ir.

**BONUS: Centro de Interpretación Los Molinos

Si después de recorrer el norte y el centro de Fuerteventura aún os quedan más ganas de descubrir los entresijos y la historia de los molinos de la isla, no dejéis de incluir en vuestra ruta una visita al Centro de Interpretación de los Molinos, en Tiscamanita. Está bastante cerca tanto de Pájara como de Antigua, por lo que no es difícil añadir una parada.

Su horario es de martes a sábado de 10 a 18. Y el precio de la entrada es de 4€ los adultos y 2,5€ los niños (2€/1€ para los residentes en Canarias). Aunque si tenéis pensado hacer varias visitas, un poquito más abajo os cuento cómo podéis ahorrar con las entradas combinadas.

🗺 Cómo recorrer el centro de Fuerteventura en 1 o 2 días 

Bien, como os decía al principio, si sólo tenéis 1 día, recorrer todo lo que os proponemos en este post, visitar los museos e, incluso, subir al Arco de las Peñitas, es prácticamente imposible. Así que os recomendamos elegir y quedaros con lo que más os apetezca ver y hacer. Y que lo disfrutéis saboreándolo con calma. Aunque algunos lugares como Betancuria o Ajuy los tenéis que visitar sí o sí😉.

el centro de Fuerteventura
Betancuria

Sin embargo, si podéis dedicarle dos o más días estáis de suerte. Tendréis tiempo suficiente para no perderos nada. El primer día se puede visitar Puerto del Rosario, Casillas del Ángel y la Ampuyenta, Antigua, el Centro de Interpretación de los Molinos de Tiscamanita, el Museo de la Sal y terminar pasando la tarde en Caleta de Fuste.

Mirador del Risco de las Peñas

Mientras que el segundo día os proponemos pasarlo en la mitad oeste del centro de Fuerteventura. Empezar visitando los miradores de Morro Velosa y de Guise y Ayose. Para seguir descubriendo Betancuria, el Barranco de las Peñitas, Pájara y Ajuy. Donde se puede esperar al atardecer tomando el sol en su playa o una bebida fresquita en alguna terraza.

el centro de Fuerteventura
Barranco de las Peñitas (de camino al Arco de las Peñitas)

🎫 Entradas combinadas para las visitas de la ruta

Como os hemos ido contando a lo largo de este post, si vais a hacer esta ruta por el centro de Fuerteventura y tenéis pensado visitar el Museo del Queso Majorero, las Salinas del Carmen y el Centro de Interpretación de los Molinos, entonces os saldrá rentable comprar el ticket combinado que da acceso a los tres recintos.

Éste se puede adquirir en cualquiera de las tres taquillas y tiene un coste de 11,50€ para los adultos y 7,50€ para los niños (5,50€ y 3€ para los residentes en Canarias). Así que os ahorraríais un pellizquito😉.

🍽 Dónde comer en el centro de Fuerteventura

Aunque prácticamente siempre que hemos estado en la isla hemos llevado un plan muy de bocadillos en la playa y cenas de picoteo en el apartamento, en esta última ocasión hemos decidido aportar nuestro granito de arena a la hostelería y hacer fuera, al menos, una de las comidas del día.

Y no podemos dejar de recomendaros un sitio de Puerto del Rosario que nos robó el corazón:

La Despensa de María: un restaurante en el centro de la capital perfecto para comer cocina más moderna, buenísima, a un precio estupendo y con un servicio fantástico. Eso sí, se sale de lo que podríamos llamar cocina canaria. Pero merece mucho la pena

También allí nos habían recomendado mucho La Jaira de Demian, de un estilo parecido a La Despensa de María. Y Arepas Llaneras. Un local donde acercarse a la cocina venezolana que los indianos trajeron a canarias. Los tres locales están muy cerca y tienen muy buena pinta, pero estos dos últimos no tuvimos tiempo de probarlos. Así que si lo hacéis, no dejéis de contarnos qué tal😉.

🏘 Dónde alojarse en la zona

El centro de Fuerteventura es para nosotros la mejor zona para alojarse en la isla y descubrirla a tope. En poblaciones como Caleta de Fuste o la propia Puerto del Rosario hay infinidad de hoteles, apartahoteles y apartamentos para todos los gustos. Y ambas zonas conectan a la perfección tanto con el norte como con el sur. Así que, si vais con planes de moveros mucho, ¡¡ni lo penséis!!

En esa zona destacan hoteles como los del complejo de Barceló Hoteles o los de la cadena Elba. Que tienen varias opciones en función de la calidad y el precio. Aunque nuestro último descubrimiento han sido los apartamentos Holidays in the Clouds.

Ha sido donde nos hemos quedado en nuestra última escapada y los recomendamos 100%. Son varios apartamentos. Los hay de una y de dos habitaciones. Y los lleva una pareja joven (y sus dos perritas Golden) que os ayudarán en todo. Están decorados con un gusto exquisito, no les falta detalle, tienen una o dos terrazas privadas, piscina en la comunidad, parking gratis al aire libre, admiten mascotas y la localización es inmejorable.

Y, por supuesto, tienen como punto positivo el poder ahorrarse un pellizquito desayunando o cenando en el apartamento. Así que no dejéis de valorarlos como una opción. Os dejo el enlace a todos los que hay disponibles.

..

Y hasta aquí esta guía para hacer una ruta por todos los imprescindibles que ver en el centro de Fuerteventura. ¿Os animáis a descubrirlos?

..

Otros artículos para viajar a Fuerteventura:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.