Canarias,  España,  Gran Canaria

Qué ver en el Barranco de Guayadeque: un recorrido por Agüimes e Ingenio

La isla de Gran Canaria, tan redondita ella, se estructura geográficamente en 16 barrancos principales que parten de su centro y se extienden radialmente hasta el mar. Y uno de ellos es el Barranco de Guayadeque. Que separa los municipios de Agüimes e Ingenio. Además de que es una de las cuencas con mayor importancia arqueológica de la isla. Ya que en sus tierras, plagadas de cuevas aborígenes, siguen todavía a día de hoy descubriéndose y desenterrándose restos prehispánicos. Así que hay mucho que ver en el Barranco de Guayadeque y sus alrededores. Y recorrerlos es una de las cosas más interesantes que hacer en Gran Canaria.

Qué ver en el Barranco de Guayadeque

Todo lo que ver en el Barranco de Guayadeque se distribuye a lo largo de los municipios de Agüimes e Ingenio. Los cuales quedan separados por el propio cauce del barranco. Así que, como podéis ver en el mapa, os propongo un recorrido por ambos.

Y os aseguro que hay planes para todos los gustos 😉.

Tanto para aquellos que prefieran la naturaleza, el senderismo y las playas. Como para los que quieran descubrir más del pasado aborigen de la isla y de la conquista castellana. Dos periodos que rebosan de vestigios en esta zona.

Agüimes

Es el municipio que queda en la cara sur del barranco de Guayadeque. Una de las zonas con más historia de la isla por ser uno de los principales núcleos de la vida prehispánica. Sin embargo, la ciudad como tal fue fundada por los castellanos en 1491 sobre lo que quedó de los asentamientos aborígenes tras la conquista de la región.

Así que es un buen lugar para empezar a descubrir todo lo que ver en el Barranco de Guayadeque. Desde el casco histórico que fundaron aquellos conquistadores, hasta la costera Arinaga. Pasando por el Barranco de las Vacas y por la preciosa villa de Temisas.

Casco histórico de Agüimes

El casco histórico de Agüimes es perfecto para una primera parada. Allí se puede conocer un poco más de su evolución en el Centro de Interpretación del Casco Histórico. O empezar directamente paseando por sus calles…

En ellas abundan las esculturas con historias de lo más variopintas. Como la de la Princesa Catalina Hernández de Guanarteme, hija del último rey aborigen de la isla, que vivió y murió en Agüimes en siglo XVI. El Homenaje a la Música, desde donde a veces se proyecta música clásica. O El Camello de la calle del Progreso.

qué ver en el Barranco de Guayadeque

Pero el epicentro del pueblo es la Plaza del Rosario. Donde además de otras estatuas, como la de la dulcera Mariquita Sánchez, el Burro con Albarda, el Monumento a la Tertulia o el Homenaje al Carnaval Antiguo, no hay que perderse la Iglesia de San Sebastián. Declarada Monumento Histórico Artístico Nacional en 1981. En cuyo interior destacan las imágenes del artista grancanario Luján Pérez.

qué ver en el Barranco de Guayadeque

Para acabar la visita, lo mejor es llegar hasta el Museo de Historia de Agüimes. Que se encuentra en el antiguo palacio episcopal. Y recorre la historia de toda la comarca desde la toma castellana y la fundación del señorío, hasta nuestros días. Además, el edificio también fue durante la II Guerra Mundial la sede de los Regulares de Marruecos. Asentados en la isla para repeler una posible invasión. Y que dio lugar al Parque de los Moros. Justo frente al museo.

Otra buena opción también es acercarse a la Bodega Señorío de Agüimes. Un antiguo alpendre donde desde 2003 se produce aceite y vino. Es de propiedad municipal. Y, aunque los vinos pueden comprarse en los principales museos del pueblo, en la bodega hay un pequeño restaurante y tienda de artesanía.

Barranco de las Vacas

Otro rincón imprescindible que ver en el Barranco de Guayadeque y sus alrededores es el Barranco de las Vacas. Cada vez más popular por su parecido a pequeña escala con el Antelope Canyon estadounidense.

Pero ese parecido, originado por la erosión del agua que en su día corría por el cauce y dejó las paredes llenas de surcos, sólo se aprecia en una pequeña zona. Que se conoce como “Tobas de colores del Barranco de las Vacas”.

qué ver en el Barranco de Guayadeque

Hay dos formas de llegar. La primera de ellas es haciendo alguna ruta de senderismo que recorra el barranco. Y la segunda, por la que solemos optar la mayoría, es yendo expresamente a ver las tobas.

Es muy fácil llegar. Sólo hay que poner en el Google Maps “tobas de colores Barranco de las Vacas”. Y te llevará hasta la misma entrada. El problema es aparcar en la zona. Pues sólo hay hueco para 2-3 coches en un pequeño saliente antes de llegar a la entrada. Y para unos pocos más unos metros más adelante. Así que lo mejor es ir lo más temprano posible. Y lo más importante, ¡no dejéis nada de valor en el coche! Desgraciadamente, son cada vez más habituales los robos en los vehículos en esta zona😓.

qué ver en el Barranco de Guayadeque

Una vez aparcado el coche, para acceder hay que saltar el quitamiedos y seguir un pequeño camino que baja hasta un puente de piedra (se ve perfectamente desde la carretera).

qué ver en el Barranco de Guayadeque

Tras pasar por debajo del puente, enseguida se empiezan a ver las primeras formaciones. Aunque las mejores están al fondo del desfiladero.

qué ver en el Barranco de Guayadeque

Temisas

Adentrándonos un poco más hacia el interior de la isla llegaremos al Valle de Temisas. Otro lugar que hay que ver en el Barranco de Guayadeque y sus alrededores. Y que se encuentra en la parte más alta del municipio de Agüimes.

Se compone de varios núcleos de casas algo desperdigadas. Y su epicentro, que se conoce como el Caserío de Temisas, es uno de los mejores rincones para ver la arquitectura popular canaria.

qué ver en el Barranco de Guayadeque

Muy presente también en la pequeña Ermita de San Miguel, construida en 1730.

qué ver en el Barranco de Guayadeque

Desde el mismo pueblo también se pueden hacer otras dos visitas muy TOP. La primera de ellas al Observatorio Astronómico de Temisas. El único de la isla de Gran Canaria.

Y la segunda, a las Cuevas de la Audiencia. Uno de los principales yacimientos arqueológicos de la isla en el que se encontraron infinidad de vestigios de la vida aborigen. Para acceder sólo hay que seguir a pie un sendero de poco más de 1 kilómetro que parte del kilómetro 9 de la GC-550.

© Patrimonio Histórico y Cultural. Cabildo de Gran Canaria
Arinaga

Si cambiamos ahora el rumbo y nos vamos hacia el este de Agüimes, hacia la costa, llegaremos a Arinaga. Un lugar que también es un imprescindible que ver en el Barranco de Guayadeque y sus alrededores.

Un buen rincón para empezar es en el la Playa del Cabrón, al norte del pueblo. Considerada una de las mejores de la zona para el baño. Y la mejor para el buceo, Así que si hace buen tiempo es perfecta para darse un chapuzón.

Después, se puede seguir la ruta yendo hasta el Faro de Arinaga. Que delimitaría la entrada en el núcleo poblacional. Y que destaca por ser de los pocos faros del siglo XIX que quedan en pie en el archipiélago. Además de por tener un restaurante bastante chuli por las vistas desde su terraza.

Tampoco hay que perderse el Museo de la Cal, en el Risco Verde. Que se encuentra en el interior de los antiguos hornos de cal de Arinaga. Y en el que se explica todo el proceso de obtención de este material a partir de las piedras calizas de los alrededores. Además, uno de estos hornos también tiene un restaurante-marisquería en su interior.

que ver en el barranco de guayadeque

Para acabar, no hay que dejar de recorrer el paseo marítimo que discurre a lo largo del pueblo. Donde destaca el Soco Negro (realmente, Zoco Negro). Unas piscinas naturales también perfectas para un baño.

Y el Muelle de Arinaga. Desde donde parte la playa del mismo nombre y donde el paseo marítimo se llena de vida con infinidad de bares y restaurantes en los que tomar algo.

qué ver en el barranco de Guayadeque

Ingenio

Después de recorrer el municipio de Agüimes, se puede continuar descubriendo todo lo que ver en el Barranco de Guayadeque visitando Ingenio. La mitad situada en la cara norte. Y que fue el lugar elegido en el siglo XVI para establecer los ingenios azucareros de la isla. De ahí su nombre.

En la actualidad la producción y procesamiento de la caña de azúcar ha desaparecido de la zona casi por completo. Pero, aun así, sigue siendo una de las regiones más importantes de Gran Canaria. Y no hay que perderse en ella su casco antiguo, ni el corazón del barranco que da nombre a este post, ni alguna de sus playas. Como la del Burrero.

Casco antiguo de Ingenio

Podemos empezar la visita por el casco antiguo de Ingenio. Que gira en torno a la Plaza de la Candelaria. Donde está la iglesia del mismo nombre. Y cuyas flamantes campanas fueron donadas en 1820 por los indianos del municipio que habían hecho fortuna en Cuba.

qué ver en el Barranco de Guayadeque

Desde allí, no hay que dejar de echar un vistazo a la vecina Casa del Reloj, propiedad de la Heredad Acequia Real de Aguatona, desde donde se controlaba el reparto del agua de la villa.

También se puede visitar el Centro de Interpretación del Patrimonio Histórico de Ingenio. Gracias al que se puede conocer toda la historia del municipio. Y donde también se ubica la Oficina de Información Turística. O dar un paseo por el Parque de Lectura Francisco Tarajano.

Corazón del Barranco de Guayadeque

A continuación, saliendo de Ingenio nuevamente hacia el centro de la isla, se encuentra el mayor imprescindible que ver en el Barranco de Guayadeque: el Centro de Interpretación de Guayadeque. En el que se detalla a la perfección la evolución del patrimonio histórico, arqueológico y medioambiental del barranco. Y que puede visitarse de martes a sábado de 9 a 17 (los domingos de 10 a 15) por 2,50 € (los menores de 12 años, 1€).

Tampoco hay que dejar de seguir la carretera para llegar hasta la Ermita de Guayadeque. Muy peculiar porque está excavada en la propia roca del barranco. Aunque rara vez está abierta.

Ni tampoco hay que olvidarse de llegar al corazón de Guayadeque. Justo donde termina la carretera. Y donde hay varios restaurantes con unas vistas de infarto a todo el barranco y el valle en los que parar a comer, cenar o tomar algo.

qué ver en el Barranco de Guayadeque

Playa del Burrero

Por último, los amantes de la playa y de los deportes acuáticos no se pueden perder la Playa del Burrero. La mejor del municipio de Ingenio. Y el lugar perfecto para practicar kitesurf y windsurf o, simplemente, para relajarse y terminar esta ruta por los imprescindibles que ver en el Barranco de Guayadeque😉.

© Turismo de Gran Canaria

Y así, con vistas al mar, podemos dar por terminada la ruta por Guayadeque y sus alrededores. Vosotros, ¿conocíais ya la zona?

..

Otros artículos para viajar a Gran Canaria:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.