Visitar Antelope Canyon y otros Imprescindibles de Page

visitar antelope canyon

El cuarto día de nuestro viaje por la Costa Oeste de Estados Unidos salimos muy temprano de Bryce, donde habíamos pasado la noche, para dirigirnos hacia Page. La segunda etapa de nuestro road trip por los Parques Nacionales. Y donde íbamos a visitar Antelope Canyon. Uno de los lugares más impresionantes de toda la ruta. Aunque no iba a ser lo único que veríamos ese día. También tendríamos tiempo para descubrir Horseshoe Bend, la Presa del Cañón de Glen y el Lago Powell. Otras tres paradas imprescindibles en los alrededores de Page.

Page: la ciudad desde donde visitar Antelope Canyon

Aunque las tierras sobre las que se asienta la ciudad y sus alrededores cuentan con miles de años a sus espaldas, lo cierto es que Page es una de las comunidades más jóvenes de todo Estados Unidos. Tanto, que apenas cuenta con poco más de 60 años de antigüedad.

Para hablar de su fundación basta con remontarse a 1957. Cuando se instaló un campamento provisional para los obreros que trabajaban en la construcción de la Presa del Cañón de Glen en las aguas del río Colorado. Con el paso del tiempo, y a lo largo de los 7 años que duró la construcción de la presa, las casas permanentes fueron sustituyendo a las provisionales y Page se constituyó como una municipalidad federal. Una pequeña población situada al borde de las tierras de la Nación Navajo. La reserva india en la que habita la mayor tribu nativa de Estados Unidos. Y donde se encuentra Antelope Canyon.

visitar antelope canyon
Fotos aéreas de Page y de la construcción de la Presa de Glen. Años 50-60.

Qué ver en Page, Arizona

Finalmente, en 1975, la municipalidad se consolidó como la Ciudad de Page. Y, aunque en sí misma no tiene absolutamente nada de interés, es una de las ciudades más turísticas y visitadas de Arizona. Pero lo es por su cercanía a varios de los puntos más atractivos del estado.

Así que, si estás organizando una ruta por la Costa Oeste de Estados Unidos, no dudes en incluir Page. El lugar perfecto para establecer una base de operaciones y desde allí visitar Antelope Canyon, Horseshoe Bend, la Presa del Cañón del Glen, el Lago Powell o llegar incluso a la entrada norte del mismísimo Gran Cañón.

Visitar Antelope Canyon

Prácticamente oculta, en tierras de la Nación Navajo, se encuentra una de las formaciones geológicas más espectaculares del mundo. Así que visitar Antelope Canyon es una parada 100% obligatoria en cualquier viaje por la Costa Oeste de Estados Unidos.

Conocido por los indios como “el lugar donde el agua corre entre las rocas”, su orografía se debe a la erosión del agua durante miles de años. Para ellos es un lugar sagrado y espiritual que les ha regalado la madre naturaleza. Y, por eso, desde 1997, está considerado como Parque Tribal Navajo. Equivalente a los Parques Nacionales, pero dentro de la Nación Navajo.

A diferencia de otros cañones, el Cañón del Antílope no tiene miradores ni está ampliamente abierto al cielo. Si no que se trata de una brecha en la tierra que en algunos puntos llega hasta casi 40 metros de profundidad. Y que se divide en dos partes:

  • El Upper Antelope Canyon (o cañón superior). Es el más visitado. Y su entrada no cuenta con ningún desnivel, por lo que también es el más accesible. Además, según la hora del día, se pueden ver los haces de luz entre las paredes.
  • El Lower Antelope Canyón (el cañón inferior). Es más pequeño y mucho menos accesible, ya que hay que bajar por unas empinadas escaleras. Por lo que también es menos concurrido.

Pero lo que está claro es que, se recorra la parte que se recorra, visitar Antelope Canyon es simplemente espectacular.

Para llegar desde Page, sólo hay que conducir 5 minutos saliendo del pueblo hacia el este por la carretera 98. Y enseguida veremos los carteles anunciando la entrada.

Cómo visitar Antelope Canyon

Pese a la creencia errónea de muchos, que piensan que este cañón pertenece a la red de parques nacionales de Estados Unidos, lo cierto es que, al estar dentro de las tierras de la Nación Navajo, la gestión es íntegramente suya. Por lo que la única forma de visitar Antelope Canyon es a través de alguna de las empresas navajas.

Y es obligatorio contratar un tour guiado. Ya que, en caso de fuertes lluvias, el cañón puede inundarse en apenas unos minutos. Por lo que, tras la trágica muerte de un grupo de turistas en 1997, dejó de permitirse la entrada por libre. Además, al estar limitado el acceso de personas, se evitan también las aglomeraciones. Aunque, en los meses más concurridos (de junio a octubre), cuando los grupos van llenos, encontraréis el cañón igualmente a rebosar de turistas.

visitar antelope canyon

Hay multitud de empresas que gestionan estos tours (cada una con su precio). Y, puesto que la visita es muy popular y la entrada está muy limitada, os recomiendo que hagáis vuestra reserva con la mayor antelación posible. Nosotras la reservamos con 2 meses de antelación. Y lo hicimos con Navajo Tours que era la única que tenía plazas disponibles para las horas centrales del día. Que es el mejor momento para hacer la visita. Puesto que los rayos de sol entran perpendicularmente al cañón.

Opciones y entradas para visitar Antelope Canyon

Es cierto que las entradas para visitar Antelope Canyon no son precisamente baratas. Pero, si tenéis tiempo y os lo podéis permitir, os recomiendo hacer las dos visitas. Si no, quizás, aunque un poco más cara, os merezca más la pena hacer la del Upper Canyon. Ya que, pese a estar más concurrido por ser más popular, es la visita que todos tenemos en la cabeza. Con los haces de luz colándose a través de las paredes. Y dejando escenas alucinantes.

Los precios aproximados son los siguientes:

  • Entrada a Upper Antelope Canyon: 60-90$ (incluidos 8$ de la tasa de entrada a la Nación Navajo), dependiendo de la empresa y la hora del día.
  • Entrada a Lower Antelope Canyon: unos 40$ (incluye también los 8$ de la tasa de entrada a la Nación Navajo).

**¡Ojo! si hacéis las dos visitas, conservad el recibo de la primera. Así en la segunda no tendréis que volver a pagar los 8$ de la tasa de entrada a la Nación Navajo. 

visitar antelope canyon

Aquí os dejo un resumen de las empresas autorizadas para visitar Antelope Canyon 😉 .

Upper Antelope Canyon:

Lower Antelope Canyon:

Por último, si no tenéis tiempo para hacer una ruta por el Oeste Americano, pero no os queréis perder este cañón, siempre podéis contratar una excursión de un día completo. Como estas que ofrece Civitatis para visitar Antelope Canyon desde Las Vegas o desde Phoenix.

Horseshoe Bend

Además de visitar Antelope Canyon, otro lugar completamente imprescindible al que ir desde Page es Horseshoe Bend. También conocido en español como «la Curva de la Herradura«. Un increíble meandro de casi 360º que el río Colorado ha erosionado en las paredes de roca del Cañón de Glen. Y cuyas vistas desde lo más alto del acantilado os dejarán sin respiración.

visitar antelope canyon

¿Cuándo y cómo visitar Horseshoe Bend?

Puesto que Horseshoe Bend se orienta completamente hacia el oeste, las mejores horas para hacer la visita son las horas centrales del día (entre las 12 y las 16 aproximadamente). Si lo visitáis a primera hora, tendréis el sol a la espalda. Por lo que las sombras del acantilado sobre el meandro no os dejarán verlo bien. Por el contrario, si la visita la hacéis al atardecer, tendréis el sol de frente. Y éste os cegará y tampoco os dejará disfrutarlo al máximo. Así que un buen plan es visitar Antelope Canyon primero, sobre las 12. Después tomar algún tentempié. Y sobre las 15 acercarse a Horseshoe Bend 😉 .

Para llegar sólo hay que conducir unos 10 minutos desde Page. Saliendo de la ciudad por la autopista US-89 en dirección sur, en unos 7 kilómetros, veremos a la derecha las indicaciones del parking donde hay que dejar el coche. Después, el último tramo hasta el mirador (poco más de un kilómetro) hay que hacerlo a pie por una pista de arena. Y, aunque se recorre en apenas 15 minutos, si el sol aprieta puede hacerse pesado.

Así que os recomiendo que llevéis agua, protector solar y algo con lo que cubriros la cabeza. Además de calzado cerrado y cómodo. Sobre todo si hacéis la visita en los meses más cálidos.

La entrada a Horseshoe Bend es completamente gratuita. Pero para aparcar el coche sí que hay que pagar (10$ por coche, furgoneta o caravana y 5$ por moto).

Presa del Cañón de Glen

Si después de visitar Antelope Canyon y Horseshoe Bend aún disponéis de un poquito más de tiempo, no dudéis en acercaros hasta la Presa del Cañón de Glen. Que se encuentra en la misma autopista US-98, pero en dirección norte. A 10 kilómetros de Horseshoe Bend y 5 del centro de Page.

visitar antelope canyon

Aunque pueda parecer una presa más, es una de las más destacadas de Estados Unidos. Y, con sus más de 200 metros de altura, es la segunda en tamaño e importancia del río Colorado (la otra es la presa Hoover, que también visitamos y de la que os hablo aquí). Así como todo un icono de la región. No en vano, la ciudad de Page no existiría si no se hubiera levantado este embalse.

Como el resto de las presas del Oeste Americano, se construyó con dos propósitos. En primer lugar, para abastecer de agua a las poblaciones cercanas. Situadas en los inhóspitos desiertos de Arizona y de Utah. Y, en segundo lugar, para la producción de energía en la central hidroeléctrica que se instaló en su interior.

La comisión de conservación del Cañón de Glen organiza visitas al interior de la presa. Así que, si queréis conocer todos los detalles de su construcción y funcionamiento, no dudéis en apuntaros a una. Podéis consultar aquí toda la información.

Lago Powell

Como consecuencia de la construcción de la Presa del Cañón de Glen, aguas arriba se formó el artificial Lago Powell. Que se empezó a llenar en 1963 tras la construcción de la presa. Y no terminó de hacerlo hasta 1980. Cuando alcanzó los más de 32.000 millones de metros cúbicos de agua que puede acoger.

En la actualidad, este lago que lleva su nombre por el Mayor John Wesley Powell, quien navegó por primera vez con éxito el río Colorado hasta el Pacífico en 1869, se incluye en el listado de Áreas Recreativas Nacionales. Y recibe cada año más de 3 millones de visitantes.

visitar antelope canyon

Así que, si tenéis tiempo de sobra, bien merece la pena acercarse hasta una de sus playas. O hacer alguno de los múltiples tours en barco que se ofrecen. En su página web oficial se pueden consultar todas las actividades, visitas y alojamientos disponibles en la zona.

 

Ya sólo nos quedaba conducir hasta Kayenta, donde pasaríamos la noche. Pero, antes de terminar, ¿sabíais que en España también tenemos nuestro propio Antelope Canyon? Pues así es. Quizás no sea tan espectacular como el de Arizona, pero también es una maravilla. Y, sobre todo, está mucho más cerca.

¿Alguien sabe dónde se encuentra?

 

Otros artículos para viajar a la Costa Oeste:

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.