Qué comer en Rusia. Y dónde hacerlo en Moscú y San Petersburgo

Rusia en comer Qué

Antes de nuestro viaje a Moscú y San Petersburgo, cuando pensaba en qué comer en Rusia sólo me venia a la cabeza la ensaladilla. Y eso que sabía perfectamente que, tal y como la conocemos nosotros, de rusa tiene poco. Pero era el único plato en el que pensaba. Hasta que una vez allí empezamos a descubrir que, pese a que en Europa casi no la conozcamos, la gastronomía rusa tiene muchísimo que ofrecer. Y muy poco que envidiar a las de otros países que se llevan más méritos…

Debido a la enorme extensión de terreno que ocupa Rusia, su cocina es muy diversa y cuenta con multitud de matices y variaciones geográficas. Desde influencias asiáticas, provenientes de Siberia y las regiones limítrofes con China. Hasta escandinavas, producto de las constantes guerras e invasiones; y francesas, traídas por la corte de los zares. Sin olvidarnos, claro, de la multitud de ingredientes y recetas con aires de Oriente Medio venidos de los países del Cáucaso que durante años pertenecieron a la U.R.S.S.

Pero si hay algo que caracteriza a la gran mayoría de platos es que están destinados a combatir las bajas temperaturas. Y que, debido a los siglos de carestía y hambruna que la población rusa ha padecido a lo largo de su historia, suelen ser elaboraciones sencillas preparadas con ingredientes al alcance de todos. Aunque no por eso los platos son menos sabrosos… ¡Todo lo contrario!

¡¡La gastronomía rusa os sorprenderá a cada bocado!!

Principales ingredientes de la gastronomía rusa

♥ Los cereales, como el trigo, el centeno, la cebada y el mijo, juegan un papel imprescindible en la gastronomía rusa. Tanto en forma de panes, como en forma de crepes y masas rellenas.

♥ Otro pilar fundamental son las verduras. Entre las que destacan los tubérculos. Y más concretamente las patatas y la remolacha. Aunque las coles, zanahorias y cebollas también son muy frecuentes.

♥ Tampoco podemos dejar atrás las setas. Así como todo tipo de bayas y frutos del bosque.

♥ En cuanto a la carne, el cerdo y la ternera son los más habituales. Pero también son frecuentes las aves de corral (pollo, pavo, ganso e incluso pato).

♥ Seguramente por lo difícil que era para muchos tener acceso a él, el pescado es menos frecuente que la carne en la gastronomía rusa. Pero no hay que olvidarse del salmón, el bacalao, los arenques y, por supuestísimo, el caviar.

♥ Por último, las bebidas. Los rusos, además del vodka, son muy aficionados al té negro y a la cerveza. Y no dudan en consumir cualquiera de las 3, a cualquier hora del día.

Qué comer en Rusia: 10 razones para ir salivando

La comida rusa nos sorprendió gratamente a lo largo de los 10 días que pasamos en el país. Y pudimos comprobar que comer en Rusia en la actualidad es un placer para los 5 sentidos. Tanto en los restaurantes más top (los rusos, desde la caída del telón de acero, se han convertido en auténticos foodies), como en cualquier fast-food local (que los hay) o en las míticas stolovayas.

Estos locales eran las antiguas cantinas, o casas de comidas, del periodo soviético. Lugares donde los obreros podían comer de menú por un precio asequible. Y, aunque han debido cambiar bastante, muchas de ellas aún siguen abiertas. Por lo que son el lugar ideal para probar la comida rusa tradicional sin tener que rascarse demasiado el bolsillo.

Qué comer en Rusia

Pero antes de ir a dónde comer en Moscú y San Petersburgo, podéis empezar a haceros la boca agua con esta lista de 10 platos que comer en Rusia…

1. Sopas: Borsch, Shchi y Uja

Igual que en muchos otros países, generalmente en los que también hace mucho frío, las sopas son un punto fundamental en la alimentación. En Rusia prácticamente todas las comidas deben empezar por uno de estos suculentos platos de cuchara. Que ya os digo yo que sientan de maravilla cuando sopla el viento siberiano.

Aunque se toman calientes tanto en invierno como en verano, es cierto que en los meses más cálidos algunas sopas tradicionales se han reinventado con su versión en frío. Pero esa es otra historia. Ahora os voy a hablar un poquitín de las 3 sopas que veréis en prácticamente todos los restaurantes de Rusia.

  • En primer lugar, no podéis dejar de probar la sopa borsch (también muy popular en otros países de Europa del Este). Y cuyo color rojo intenso le ha dado fama mundial. Se prepara a base de remolacha, col lombarda y patatas (a veces lleva también carne). Y sirve con una cucharada de crema agria.
  • Otra sopa imprescindible que comer en Rusia es la Shchi. Muy parecida a la anterior y a la que a veces se le llama la borsch blanca. Pues se prepara con col blanca, patatas y zanahorias. Y también puede llevar, o no, carne.
  • Y, por último, tenemos la sopa Uja. La ideal para los amantes del pescado. Se prepara con salmón o bacalao, patatas y otras verduras. Y se sirve con crema agria.

Qué comer en Rusia

2. Ensalada Olivier

Una vez pasada la sopa, lo siguiente que comer en Rusia es siempre un entrante. ¡¿Y cuál mejor que la archifamosa ensaladilla?! O bueno, más bien la Ensalada Olivier. Ese plato que creó un chef francés en Moscú y que nosotros hemos tuneado hasta convertirlo en otro bastante diferente que llamamos ensaladilla rusa y que está en todo bar de tapas español que se precie.

Qué comer en Rusia

En la actualidad, como ocurre con casi todos los platos, cada cocinero la prepara a su manera. Pero podríamos decir que suele llevar patatas, pepinillos encurtidos (en salmuera, no en viangre), huevo duro, pollo, guisantes y zanahorias. Muchas veces lleva también alcaparras, langostinos e incluso bolitas de caviar rojo. Y siempre se aliña con una mayonesa ligera con toques de mostaza y eneldo.

Vamos, que si quieres hacer ensaladilla rusa de verdad, nada de atún, aceitunas, pimientos morrones o espárragos…

3. Pirogí

O empanadas. O empanadillas. O pies ingleses. Estas masas rellenas, tanto dulces como saladas son, sin duda, otro de los entrantes preferidos de los rusos.

Antiguamente solían prepararse de harina de centeno y de tamaño grande, para compartir. Pero en la actualidad lo mas habitual es prepararlos con harina de trigo y no tan grandes, a modo de pequeños bocados.

Qué comer en Rusia

Aunque se rellenan de prácticamente cualquier cosa, los más habituales son los de carne. Y también los de patata y col. Aunque los hay de salmón, de queso, de setas…

4. Blinis

Estos crepes son otro de los entrantes imprescindibles que comer en Rusia. Que, igual que los pirogí, pueden ser tanto salados como dulces, de cualquier tamaño y acompañados de cualquier cosa.

Qué comer en Rusia

Cuando son grandes, muchas veces se comen como plato principal y suelen rellenarse de queso con alguna verdura, como las setas; o de algún tipo de fiambre. Mientras que los más pequeños, que son los más populares, se sirven de aperitivo acompañados de caviar, salmón ahumado o arenques. Los dulces, en cambio, se dejan para el postre y suelen llevar alguna compota de fruta y servirse con nata.

5. Pelmeni

Cuando los veáis, os recordarán automáticamente a los tortellini. Y a los ravioli. Y a las gyozas, los dumplings y el dim sum. Pero esta versión rusa de las masas rellenas y cocidas originarias del lejano oriente (porque no, no las inventaron los italianos) es, para mi, uno de los mejores platos que comer en Rusia.

Qué comer en Rusia

Los tradicionales tienen forma de tortellini. Se rellenan de carne (de cerdo, cordero o buey), se cuecen en caldo de pollo o carne con hojas de laurel y se sirven acompañados de crema agria. Aunque hoy en día se hacen con muchas otras formas y con todo tipo de rellenos.

Si los queréis probar y estáis planeando un viaje a Rusia, más abajo os cuento dónde comer unos pelmeni para caerse de culo en San Petersburgo.

6. Ternera Strogonoff

Y, por fin, en el ecuador de esta lista sobre qué comer en Rusia, hemos llegado al plato estrella de la gastronomía del país. O por lo menos uno de sus platos mas internacionales: la ternera con salsa Strogonoff.

Un plato a base de filetes de ternera cortados en tiritas. Bañados en una salsa a base de cebolla, setas, champiñones y crema agria. Y, aunque en los últimos años se ha popularizado comerlo con arroz, tradicionalmente se consume acompañado de patatas fritas troceadas de forma irregular.

Qué comer en Rusia

Nosotras lo comimos en varios sitios y en todos fue espectacular, así que, ¡¡no dejéis de probarlo!!. Y si queréis saber cuál fue nuestro favorito, mas abajo os lo cuento… 😉

7. Shashlik

Este plato es la versión rusa de los pinchos de carne, o kababs (kebabs, en español), tan frecuentes en los países del Cáucaso y Oriente Medio. Y una clara influencia de la cocina de las antiguas repúblicas soviéticas de esa región.

Qué comer en Rusia

Aunque nosotros tengamos en mente como kebab ese pan de pita relleno de carne, con verduras y salsa; lo cierto es que el kebab realmente sólo es la carne (del tipo que sea) condimentada, ensartada en un pincho y asada a la brasa o parrilla. Y eso es el shashlik ruso: pinchos de carne asada. Que, al igual que lo que nosotros llamamos kebab, suele servirse con un pan ácimo y mezcla de ensalada. A veces por separado y a veces convertido en roll o sándwich.

8. Kotleti (Cutlets)

Igual que ocurre con la ensaladilla rusa, los filetes rusos, aunque tampoco son como los conocemos, sí que existen en Rusia. Para nosotros son bolitas de carne picada, condimentadas, aplanadas y hechas a la plancha. Pero allí se preparan con carne, pollo o pescado especiado y mezclado a partes iguales con pan (y a veces también con queso). Después se fríen o se hacen a la plancha.

Qué comer en Rusia

Suelen comerse acompañadas de alguna verdura o con puré de patatas y algún tipo de salsa.

9. Caviar

Y casi al final de esta lista sobre qué comer en Rusia, llegamos a uno de los platos más fuertes: el caviar. Tanto el rojo, procedente de las huevas de salmón; como el negro, de beluga o esturión, son manjares que no están al alcance de cualquiera. Aunque existen variedades y versiones bastante asequibles que se pueden probar…

Pero, ¿a quién se le ocurrió probar las huevas de estos pescados? Pues bien, hay constancia de que ya en tiempos de los romanos se tomaba caviar y se le atribuían propiedades curativas. Pero verdaderamente fueron los persas quienes, durante la Edad Media, lo extendieron a otras regiones. Incluida Rusia. Aunque no fue hasta el siglo XIX que los zares popularizaron su consumo entre la nobleza y la corte. Y después, con la llegada de la Revolución en 1917, fueron los rusos que se exiliaron quienes lo pusieron de moda entre las clases altas europeas de los locos años 20.

En la actualidad, el caviar negro sigue siendo un lujo. La alta demanda, así como su escasez, ha hecho que en los últimos 20 años su precio se dispare. Pudiendo llegar a costar hasta 6.000 € el kilo. Lógicamente, nadie se va a comer un kilo de una sentada. Pero si queréis probar este exclusivo manjar, haceros una idea de que una ración (unos 30g.) en un restaurante puede rondar los 5000 – 9000 rublos (entre 75 y 130 €). Dependiendo de si es de esturión o de beluga. Aunque siempre quedará la opción del caviar rojo (de salmón), que se puede degustar en cualquier restaurante por unos 800 rublos (poco mas de 10€).

10. Cocina georgiana

Y llegados al último punto de este listado de qué comer en Rusia, no podía dejar de hacer una mención especial a la cocina georgiana. La gastronomía de esta ex república Soviética es una de las mas populares en Rusia. Y no es para menos. Nos animamos a probarla en varias ocasiones (hay mogollón restaurantes de la región tanto en Moscú como en San Petersburgo) y es exquisita. Así que creo que se merece su propio apartado.

Debido a su situación geográfica, la cocina georgiana se parece bastante a otras cocinas de Oriente Medio. Así que si os gusta la cocina turca o libanesa, ¡¡la georgiana os gustará seguro!!

Los platos más populares son:

  • Khachapuri: podríamos decir que es el plato estrella. O al menos el más famoso. Es una especie de pan, con forma de barco, relleno de mantequilla, queso y huevo.
  • Badrijani: rollitos de berenjena a la plancha rellenos de una pasta de nueces y ajo.
  • Pkhali: albóndigas hechas de espinacas, remolacha o berenjena con frutos secos y granadas.
  • Khinkali: los pelmeni georgianos.
  • Ojakhuri: carne, generalmente de cerdo, en trozos asada con cebollas, pimientos y patatas. Y servido en una cazuela de barro.

Qué comer en Rusia

Los vinos tintos semidulces y dulces también son muy cotizados. Así que, si tenéis ocasión, no dudéis en probarlos.

Dónde comer en Rusia

Buenos, ya sabemos qué comer en Rusia. Ahora solo hay que saber dónde hacerlo… A grandes rasgos os diré que Rusia no es precisamente un país superbarato para comer. Y en San Petersburgo todo es ligeramente más caro que en Moscú (y no solo la comida).

Pero, como ya os decía antes, las stolovayas, las antiguas cantinas soviéticas, son una opción magnífica para comer comida rusa tradicional a precio económico. Y además funcionan como un autoservicio con bandeja. Así que ves los platos y señalas lo que quieres. Por lo que no necesitas manejarte en ningún idioma 😉

Dónde comer en Moscú

En Moscú empezamos a descubrir la comida rusa. Y la impresión fue inmejorable. La ciudad está llena de stolovayas y restaurantes de comida rápida, rica y a precio asequible. Pero, además, también se pueden degustar las mayores exquisiteces en los mejores restaurantes de Rusia…

Así que aquí os dejo un mapa con mis recomendaciones:

Presupuesto económico (menos de 700 rublos)

Stolovaya 57: en plena plaza roja es un lujo tener un lugar para probar auténtica comida rusa a un precio casi de chollo. Esta antigua cantina sigue funcionando a pleno rendimiento en la planta alta de las galerías GUM. Aunque se forman colas de campeonato (cosa que no me extraña), el comedor es enorme y van bastante rápido. Así que coged vuestra bandeja, poneros en la fila y señalad los platos que queréis. Por un entrante, principal, postre y agua se paga unos 500 rublos (7€ aprox).

Teremok: podríamos decir que esta cadena es una especie de McDonald’s ruso. Pero en vez de hamburguesas sirven blinis (crepes rusos), sopas y ensaladas. Lo mejor: un blini y una bebida cuesta sólo 300 – 400 rublos (4-6€)

Mu-Mu: otra de las grandes cadenas de comida rusa que veréis casi a cada paso en Moscú (la identificaréis por la enorme vaca, estilo Alehop, que tiene siempre en su puerta). Intenta potenciar la comida sana, del campo a la mesa, y funciona como una de las antiguas stolovayas. Una comida completa (entrante, principal, pan postre y agua) ronda los 700 rublos (10€). Y está todo buenísimo.

♥ Stolovaya Izmailovo: no se si se llama así. Pero es la única que había dentro del Kremlin de Izmailovo. Los puestos de comida del mercado no estaban abiertos y, cuando la vimos, fue todo un descubrimiento. Nos tomamos unas sopas de vicio, carne en salsa con puré de patatas y agua. Y apenas pagamos 400 (6€) rublos cada una

Presupuesto medio (700 – 1500 rublos)

Hleb Nasushny: también es una cadena de cafeterías – pastelerías con parte de restaurante que veréis bastante. Su platos son sencillos: tostas, ensaladas, sopas, sándwiches y carne y pescado a la plancha. Pero está todo de lujo. No es barato, pero el precio se ajusta a la calidad. Por ejemplo, aperitivo a compartir, un principal y una cerveza cuesta unos 1000 rublos (15€).

Gruzin: nuestro primer contacto con la comida georgiana. Y no pudo ser mejor. Si te pilla bien, no dejes de probar este restaurante cerca de la estación de Mayakovskaya. Además, la relación calidad-precio es inmejorable: 2 entrantes, 1 principal a compartir y 2 cervezas, 1200 rublos por persona (unos 17€).

Presupuesto alto (más de 2000 rublos)

Café Dr. Zhivago: no haber podido ir a este restaurante fue nuestra mayor espinita del viaje. Pero al final, no tuvimos tiempo. Esta considerado uno de los mejores restaurantes de la ciudad, aunque tampoco es de los más caros. Entrante a compartir, principal y bebida cuesta unos 2000 – 2500 rublos (30 – 37 €) por persona.

Café Pushkin: a este, el restaurante más famoso y con más historia de la ciudad, sí que conseguimos ir. E impresiona sólo con entrar. Las cartas están en inglés y los camareros también lo hablan, así que no problem. Y, aunque hay mil opciones, os recomiendo pedir el Beef Strogonoff, ¡¡está de muerte!! Pero eso, sí, preparad la cartera. El precio por persona ronda los 3000 – 3500 rublos (45 – 50 €). Y Hay que hacer reserva (puedes hacerla online).

Dónde comer en San Petersburgo

Cuando llegamos a San Petersburgo, pese a ser septiembre, empezamos a conocer el frio ruso y nuestro amor por las sopas no hizo más que crecer. Además, descubrimos una cadena de restaurantes tipo buffet super chulos muy cerca del hotel y nos hicimos 100% fans. Pero, aunque he de reconocer que nos acomodamos un poco, tampoco dejamos de probar otros sitios maravillosos que habíamos visto recomendados.

Aquí os dejo mi mapa…

Presupuesto económico (menos de 1000 rublos)

Marketplace: la cadena de restaurantes buffet que os he dicho antes 😉 . Son locales super acogedores y con millones de opciones de comida. Desde una barra de ensaladas preparadas sobre la marcha, sopas y platos principales. Hasta una parrilla de carnes y un wok donde te hacen fideos y pasta al instante… Sin duda, la mejor opción para comer rico y rápido en la ciudad.  Y hasta para comprar la comida para llevar.  El precio por un entrante, principal y agua son unos 800 rublos (unos 12€).

Pelmenya: «la casa del Pelmeni«, algo así sería la traducción literal del nombre. ¿Y qué se come? Pues pelmeni, lógicamente. De todos los tamaños, formas y colores. Y con todos los rellenos imaginables. ¡¡Qué pena que lo descubrimos la última noche!! Pedimos varios platos de pelmeni a compartir, dos cervezas y dos vodkas. Y apenas pagamos 2000 rublos. Pero vamos, que si quitamos la bebida, el precio hubiera sido de unos 500-600 rublos (7-9 €) por persona.

Keb House & Good Cofee: vale, no está en San Petersburgo centro. Está justo al Palacio de Catalina, en Pushkin, y es el lugar ideal para probar el Shashlik (kebab ruso). Además también tienen sopas, ensaladas, pizzas y otros platos sencillos. El mayor problema es que la carta sólo esta en ruso. Pero tiene fotos y los camareros son muy amables y hablan inglés. Así que no problem. Una sopa, un plato de shashlik y agua cuesta unos 700 rublos (10 €).

Presupuesto medio (1000 – 2000 rublos)

Teplo: uno de nuestros amores en San Petersburgo. Nos costó encontrarlo (está en un patio, al fondo de una especie de callejón), pero desde que estuvimos en el umbral, supimos que era el sitio adecuado. Y ya cuando probamos la comida caímos rendidas. Pedimos la ensalada Olivier para compartir, un principal cada una (ternera Strogonoff y ragout de verduras y pollo), una tarta de postre y dos botellas de agua. Y pagamos apenas 1.100 rublos (unos 15 €) cada una por una de las mejores comidas que probamos en Rusia. Vamos, un lugar 100% imprescindible.

Cha Cha: después de nuestra grata experiencia con la comida georgiana en Moscú, decidimos volver a probar en San Petersburgo. Y allí corroboramos que estábamos en lo cierto: nos encanta la cocina de Georgia. Además, el restaurante es muy acogedor y el servicio impecable. Así que no dudéis en probarlo si tenéis ocasión. Nosotras pedimos varios platos a compartir y dos copas de vino de Georgia y la cuenta fueron unos 1.300 rublos (18 €) por persona.

Y hasta aquí todo lo que os puedo contar sobre qué comer en Rusia y dónde hacerlo en Moscú y San Petersburgo. Espero que os haya sorprendido tanto como me sorprendió a mí cuando empecé a descubrirla. Y, si viajáis a Rusia, no dudéis en probarlo todo.

Los que ya habéis estado, ¿con qué platos os quedaríais? ¡Contádmelo!

 

Otros artículos para viajar a Moscú y San Petersburgo
..

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.