Un día en Atenas. 5 visitas imprescindibles.

un dia en atenas

Que si Atenas es lo más feo de Grecia. Que si lo único que merece la pena es el Acrópolis. Que si, al final, tampoco es para tanto. Todo eso escuché cuando dije que iba a ir un fin de semana a la capital de Grecia. Pero total, como era mi primera vez en el país heleno, no me desanimé en absoluto. Y debo decir que, después de pasar un día en Atenas, a mí sí me gustó.

La ciudad me sorprendió gratamente. Es verdad que no es la más bonita. Pero se debe principalmente a que está muy descuidada. Y, aun así, tiene un encanto que hace que pasear por sus calles sea una delicia. Un encanto desaliñado que me recordó al que también tiene Bucarest. A lo que hay que sumarle que cuenta con algunas de las mayores joyas de la historia de la humanidad.

Así que, que nos os desanimen. Pasar, al menos, un día en Atenas sí merece la pena. Aunque lo ideal es hacer una estancia de 2 o 3 días. Así podéis profundizar en el patrimonio clásico y los museos de la ciudad. O hacer alguna excursión de un día como la que hicimos nosotros a Hidra, Poros y Egina.

Atenas: más de 2000 años de historia

No me voy a enrollar mucho. Pero antes de empezar, es importante comprender que Atenas fue la ciudad más importante del mundo. La capital de la Grecia clásica. De la civilización que dio lugar a buena parte de lo que es Europa. Así que hay que conocer su historia para entender qué nos vamos a encontrar.

El nacimiento de la ciudad se remonta al neolítico. Pero cuando verdaderamente se posiciona a la cabeza del mundo fue en el milenio I a.C. Cuando se sientan las bases de la democracia ateniense. De la filosofía moderna gracias a Sócrates, Platón y Aristóteles. Y cuando se construye el Partenón en lo alto del Acrópolis.

01

Pero esta época dorada llegó a su fin apenas dos siglos después debido a las constantes guerras. Y con la conquista del Imperio Romano, la que fuera capital del mundo terminó de desvanecerse. Con el Imperio Bizantino la decadencia continuó. Y en la Edad Moderna las disputas por controlar el territorio se sucedieron entre italianos, franceses, sicilianos y aragoneses. Hasta que el Imperio Otomano se hizo con la región en 1456.

Más de 3 siglos tuvieron que pasar para que, en 1830, recuperara su independencia. En 1832 la Asamblea Nacional decidió que el país se constituyera como monarquía y eligieron al primer rey. Pero nunca funcionó demasiado bien. Hasta 1973, cuando la monarquía griega fue completamente depuesta y el país convertido definitivamente en república, los sistemas de gobierno (monarquías, repúblicas y dictaduras) se sucedieron cada pocos años.

02
Plaza de Monastiraki (1907)

En la actualidad, tampoco ha conseguido levantar cabeza. Los estragos de la crisis económica siguen notándose. Y en la capital son muy patentes. Pero, aun así, es imprescindible pasar un día en Atenas y conocer una de las ciudades más míticas de Europa (y del mundo).

Qué ver en un día en Atenas

Con un día en Atenas da tiempo a visitar lo más esencial de la ciudad. Y a hacerse una idea de lo impresionante que tuvo que ser cuando, como ya hemos dicho, era el epicentro del mundo clásico hace más de 2000 años.

Así que aquí os dejo este mapa para que no os perdáis nada.

1. Acrópolis de Atenas

Sin duda, la visita más imprescindible que hacer si pasamos un día en Atenas. O incluso si pasamos 1000.

Acrópolis significa literalmente ciudad en la punta. Y era habitual encontrarlas en la mayoría de comunidades de la Grecia Clásica en lo alto de colinas. Además de recintos defensivos, en estos lugares era donde se instalaban los principales templos de culto. Así que en el de Atenas no sólo nos vamos a encontrar el famosísimo Partenón…

En primer lugar, en cuanto empecemos a subir la colina, veremos los propileos que nos dan la entrada al recinto.

un dia en Atenas

A la derecha está el Templo de Atenea Niké. En honor a la diosa de la victoria. Construido tras vencer a los persas en la batalla de Salamina.

un dia en atenas

Después de subir la escalinata, por fin entramos al recinto. Y, entre las columnas de los propileos, ¡¡allí está!! A la derecha y ligeramente ladeado, encontramos el flamante Partenón. La joya de la corona de esta visita de un día en Atenas. Y de Grecia en general.

un dia en atenas

El templo fue consagrado a la protectora de Atenas: la diosa Atenea Partenos. A quien le construyeron una enorme estatua cubierta de oro y mármol en el interior del Partenón. En la actualidad sólo queda en pie parte de la estructura del templo. Pero nos deja hacernos una idea de las dimensiones que tenía originalmente. Y ya os digo que las fotos no le hacen justicia.

Enfrente está el Erectión. Famoso por su pórtico sostenido por las 6 cariátides.

un dia en atenas

Y, para acabar, desde la ladera sur se puede ver el Odeón de Herodes, el Teatro de Dionisio y unas espectaculares vistas de la ciudad.

Aunque saliendo del Acrópolis también hay unas vistas impresionantes del otro lado. Y del Ágora de Atenas.

un dia en atenas2. Estadio Panathinaiko

Nuestra segunda parada en este recorrido de un día en Atenas fue en el Estadio Panathinaiko. También conocido como kallimármaro (o mármol hermoso). Y que es otro de los vestigios mejor conservados de la época clásica.

Construido íntegramente en mármol blanco y con capacidad para 45.000 espectadores, era el lugar donde se celebraban cada año los Juegos de las Panateneas. La festividad religiosa y deportiva más antigua e importante de Atenas.

un dia en atenas

Actualmente es el estadio donde se celebraron los primeros Juegos Olímpicos modernos en 1896. Y sigue siendo el lugar donde terminan las maratones y donde se festejan los grandes hitos deportivos de Grecia.

3. Plaza de Monastiraki y Barrio de Plaka

Después de comer, decidimos seguir esta visita de un día en Atenas dando un paseo por Monastiraki y el Barrio de Plaka. Dos de las zonas con más encanto de la capital griega.

En primer lugar, visitamos la Plaza de Monastiraki. Que lleva su nombre por la iglesia bizantina que hay en ella. Pero lo que más destaca es la mezquita otomana y el mercado al aire libre que se organiza por las mañanas. Y donde se pueden comprar todo tipo de exquisiteces locales.

A continuación, desde allí nos sumergimos en las callejuelas del contiguo Barrio de Plaka. Levantado a los pies de la colina del Acrópolis es el barrio más popular de la ciudad. Y el único en el que aún se puede encontrar ese encanto griego de calles adoquinadas y tabernas de las que sale música tradicional.

Aunque en la actualidad, como ocurre en prácticamente todas las ciudades, la gentrificación ha hecho mella en Plaka. Y donde estaban los talleres de los artesanos ahora hay tiendas de souvenirs. Y restaurantes de cocina griega a precios desorbitados. Pero por suerte sigue conservando parte de su atractivo. Al menos por ahora.

4. Templo de Zeus y Arco de Adriano

En la frontera de Plaka con la ciudad moderna, nos encontramos con otro de los imprescindibles que ver en un día en Atenas. El Templo de Zeus Olímpico. O más bien, lo que queda de él.

Sólo 15 de las 104 columnas que componían este majestuoso templo siguen hoy en pie. Y aun así bastan para hacerse una idea de las faraónicas dimensiones que tenía en originalmente. Que se calcula que eran unos 96 metros de largo por unos 40 de ancho.

¿Os lo imagináis?

un día en atenas

Justo enfrente del templo, tampoco hay que dejar de prestar atención al Arco de Adriano. Que era, y sigue siendo, la puerta de entrada a la ciudad moderna. Y otro de los vestigios del pasado ateniense. Pero en este caso del pasado bajo la dominación del Imperio Romano.

un dia en atenas

5. Plaza Sintagma

Para acabar nuestro recorrido de un día en Atenas, sólo nos queda una parada en Plaza Sintagma. El corazón geográfico, administrativo y de la vida de la ciudad.

Está presidida por el edificio del Parlamento griego (antes era el Palacio Real) y la tumba del soldado desconocido. Y a su alrededor se congregan algunos de los edificios y hoteles con más historia de Atenas.

un dia en atenas

También es el punto de encuentro preferido de los atenienses. Por lo que no es difícil encontrarla abarrotada de gente a cualquier hora del día. Sin hablar, claro, de que es el lugar en el que se celebran todas las manifestaciones y concentraciones populares de la ciudad.

 

**BONUS**

Y hasta aquí los 5 imprescindibles que ver un día en Atenas. Pero hay otra cosa que tenéis que hacer en la ciudad. Aunque ya lo hayáis visto mil veces en el día…

un dia en atenas

Y es que, ¿sabéis que hay una ley que prohíbe que se construya cualquier edificio más alto que el Acrópolis? Pues la hay. Así que casi todos los hoteles tienen restaurantes y terrazas en las azoteas. Desde donde, como no, hay unas vistas increíbles del Partenón. Sobre todo de noche. Así que daros un caprichito cenando en alguno y disfrutad del paisaje 😉 .

 

¿No os parece la mejor forma de terminar un día en Atenas?

 

Otros artículos para viajar a Grecia:

..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.