La ruta del Conde Drácula: de Sighişoara al paso del Borgo

Era el tercer día de viaje y teníamos por delante la Ruta del Conde Drácula. Que sería una de las jornadas más largas (y probablemente de las más emblemáticas) de este road trip de una semana por Rumanía.

Partiendo a primera hora desde Sibiu, donde dormimos el día anterior después de recorrer 280 kilómetros, hoy teníamos que llegar prácticamente al ecuador (en lo que a distancia se refiere) de nuestra ruta. Y todo ello visitando algunos de los principales lugares en los que vivió Drácula. Y no sólo el personaje de la novela. Si no también Vlad Tepes, el conde que inspiró a Bram Stocker para escribirla…

mapa

La historia detrás de la leyenda…

Drácula, ese vampiro que vivía en un castillo de los Cárpatos en Transilvania y se dedicaba a chuparle hasta la última gotita de sangre a todo el que se le cruzaba, aunque pueda decepcionar a algunos, nunca existió como tal.

ruta del conde draculaFue una invención del novelista irlandés Bram Stoker. Quien publicó su novela Dracula en 1897. Y, pese a no haber estado nunca en Rumanía, creó uno de sus principales iconos. Al mismo tiempo que hizo de los Cárpatos un lugar misterioso al que todo viajero curioso se quiere acercar. Y por eso, ¡no podíamos perdernos la Ruta del Conde Drácula en este viaje a Rumanía!

Ahora bien, volviendo a Drácula y su historia… Es cierto que el vampiro de los Cárpatos lo inventó Bram Stoker. Pero también es cierto que hubo un Vlad Drăculea que vivió en Rumanía y gobernó con mano de hierro la región de Valaquia.

Vlad III, el príncipe que se convirtió en mito, nació en 1431 como Vlad Drăculea. O lo que es lo mismo: Vlad, el hijo del dragón. Puesto que dracul significa dragón; y su padre, Vlad II Dracul, llevaba ese nombre por pertenecer a la Orden del Dragón.

ruta del conde dracula

Una vez que llegó al trono de Valaquia, Vlad III no tardó en ganarse fama de sanguinario y cruel. Principalmente por su costumbre de empalar a sus enemigos (y a todo aquel que le contrariase). Esto acabó valiéndole el apodo de Vlad Ţepeş (Vlad el Empalador). Y dio origen a su leyenda negra. Leyenda en la que, siglos después, se inspiró Bram Stoker para escribir su obra más famosa.

Como curiosidad, aunque durante siglos fue un personaje oscuro y no se hablaba mucho de su brutalidad; actualmente, y por muy raro que suene, en Rumanía Vlad III es considerado todo un héroe nacional.

Qué visitar en «la ruta del Conde Drácula» 

Pese a que en prácticamente toda Rumanía se cuentan historias relacionadas con Drácula y Vlad Ţepeş (no en vano, es el mayor icono del país), hay una serie de lugares que guardan una estrecha relación con ambos personajes. Tanto el de ficción, como el real. Y la ruta del Conde Drácula nos acerca a los más representativos…

Sighişoara

Así, nuestra primera parada no podía ser en otro sitio que en Sighişoara. La ciudad en la que Vlad Ţepeş vino al mundo. Pero, aunque sea mundialmente famosa por este ilustre personaje, Sighişoara es mucho más. Su casco antiguo amurallado de origen sajón es uno de los mejor conservados del país. Y, por eso mismo, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999.

khjk

El centro histórico de Sighişoara es completamente peatonal. Así que para poder visitarlo hay que aparcar el coche en la parte baja y subir a pie…

¡Seguid leyendo y os cuento qué ver en esta primera parada de la ruta del Conde Drácula!

Murallas de la ciudad

Antiguamente toda la ciudad alta estaba bordeada por las murallas medievales construidas en el siglo XIV. En ellas se distribuían 14 torres que permitían cruzar de un lado a otro. Y, a día de hoy, pese a que sólo quedan 9, siguen siendo los accesos al casco antiguo.

Históricamente, cada una de estas torres pertenecía a un gremio de artesanos de la ciudad, que tenía que garantizar la defensa de la misma. Actualmente, de estos gremios sólo conservan el nombre. Pero gracias a eso podemos decir que nosotros accedimos a Sighişoara por la Puerta de los Sastres…

ruta del conde dracula

Piaţa Cetăţii

A pocos metros de la Puerta de los Sastres se encuentra la Piaţa Cetăţii. O lo que es lo mismo, la plaza principal de la ciudad. El lugar donde históricamente se celebraba el mercado y en el que se llevaban a cabo los castigos públicos.

ruta del conde dracula

Piaţa Muzeului

Quizás la anterior sea la plaza mayor, pero en la Piaţa Muzeului se encuentran los principales puntos de interés de la ciudad.

En primer lugar, presidiendo la plaza está la Torre del Reloj. Indiscutiblemente, el símbolo de Sighişoara. Que, además, también era y sigue siendo una puerta de entrada desde la parte baja.

ruta del conde dracula

En el interior de la torre se pueden visitar dos museos: el de historia y el de tortura. Sin olvidarnos de las vistas panorámicas que hay desde la parte más alta.

Por otro lado, con la torre en frente, a mano izquierda tenemos la Iglesia Evangélica de Sighişoara.

ruta dracula

Y, por último, a la derecha tenemos la Casa de Vlad Dracul. El hogar del padre de Vlad Ţepeş y donde cuenta la historia que nació éste.

la ruta del Conde Dracula

Esta casita amarilla es ahora un restaurante de comida típica rumana. Y su interior está decorado en honor a su más ilustre habitante… Aunque suene muy turístico, si os animáis, no dudéis en comer aquí. ¡Está todo bastante rico!

Ayuntamiento e Iglesia Católica de Sighişoara

Para continuar la visita de la ciudad, se puede ir hacia la izquierda, siguiendo el contorno interno de la muralla. Allí, justo al lado de la torre del reloj, hay una especie de mirador desde donde se tiene una de las mejores vistas de la ciudad baja.

la ruta del conde dracula

A continuación, no tardaremos en encontrarnos con el Ayuntamiento de Sighişoara.

la ruta del conde dracula

Y un poquito más adelante, llegaremos a la Iglesia Católica y la Torre de los Zapateros.

Después, apenas unos pasos nos llevarán de vuelta a la Piaţa Cetăţii, el centro del casco histórico y donde comenzamos nuestra visita.

Iglesia de la Colina y Escaleras Cubiertas

Yendo ahora hacia el otro lado de la Piaţa Cetăţii, no hay que perderse las Escaleras Cubiertas de la Escuela.

la ruta del conde dracula la ruta del conde dracula

Son unas escaleras, al final de la calle Şcolii, que se cubrieron de madera en el siglo XVII para que el mal tiempo no fuese una excusa para que los estudiantes faltasen a la escuela que hay en su cima.

Allí arriba también se encuentra la Iglesia de la Colina. Que fue construida en el siglo XIV sobre los restos de una capilla románica. Si os animáis, podéis subir los 177 escalones y echarle un vistazo.

Ciudad Baja

Sólo falta dar un paseo por la zona extramuros de Sighişoara para poder dar por concluida esta primera parada de la Ruta del Conde Drácula. Para ello, una buena opción es cruzar por debajo de la Torre del Reloj y salir de la muralla.

la ruta del conde dracula

Por la calle de la torre, en apenas unos minutos llegaremos a la Plaza de Hermann Oberth. Y, siguiendo la calle 1 de diciembre, la principal arteria comercial de la ciudad, también se puede llegar a la moderna Catedral Ortodoxa de Sighişoara.

la ruta del conde dracula

Bistriţa

Tras esta primera parada, la ruta del Conde Drácula continúa llevándonos hacia el norte del país. Hacia la ciudad de Bistriţa.

Pero primero atravesamos otra importante ciudad de Transilvania: Târgu Mureş. Que, aunque turísticamente no destaca mucho, cuenta con una de las mayores industrias dedicadas al cuero de Rumanía. Además, siempre ha sido un importante núcleo de la cultura húngara de la zona. Tanto que, en los años 90, se hizo tristemente célebre por un sangriento enfrentamiento entre estudiantes húngaros y rumanos por la lengua en la que se impartían las clases.

hlkj
Imagen de Oswald Engelhardt (CC BY-SA 3.0)

Y después de dos horas más por carretera, por fin llegamos a Bistriţa. Otra de las ciudades más populares de la ruta del Conde Drácula. Que, pese a que ya existía en el siglo XII cuando fue fundada por los sajones, su verdadera fama viene por la novela del siglo XIX.

kl
Imagen de Țetcu Mircea Rareș (CC BY-SA 4.0)

Bram Stoker decidió situar su castillo imaginario muy cerca de la ciudad. Y Jonathan Harker, su personaje principal, se alojaba en ella antes de su cita con el conde. Concretamente, lo hacía en el también ficticio hotel Corona de Oro (Coroana de Aur, en rumano). Que, aunque no existía, en los años 70 decidieron abrir un hotel con el mismo nombre para aprovechar el tirón de la fama. Y, de hecho, hoy en día es uno de los mejores hoteles de la zona.

coroana

Así que, únicamente por dar un paseo e imaginarse a los personajes de la historia deambulando por las mismas calles, merece la pena incluir una parada en esta ciudad.

Desfiladero del Borgo

Y para terminar la ruta del Conde Drácula, no podíamos dejar de llegar hasta el mismísimo lugar en el que supuestamente se encontraba su tenebroso castillo: el desfiladero del Borgo.

hyy

Pese a que, como ya os dije, Bram Stoker jamás pisó estas tierras, se inspiró en ellas para su historia. Y recorrerlas a día de hoy es como hacer un viaje en el tiempo. El valle sigue siendo un lugar escasamente poblado. En el que las pocas casas que hay son de piedra o de madera. Y el sol apenas se asoma entre las nubes.

dracul dracul

Sólo por contemplar el paisaje merece la pena recorrerlo. Pero, si hay una parada obligatoria en el Valle del Bârgău para todos los fans de la novela, ésta es en el Hotel Castel Dracula. Se encuentra en la localidad de Piatra Fântânele, muy cerca de una popular estación de esquí. Y todo en él gira en torno a la historia del Conde Drácula. No en vano, fue en ese mismo punto en el que el novelista irlandés ubicó el castillo de su protagonista…

fghjk

Con el colofón de decir que hemos estado en el lugar exacto del castillo, podemos dar por concluida la Ruta del Conde Drácula a través de Transilvania. Y, aunque aún nos quedaba mucho por conocer de Rumanía; de momento, tocaba descasar y coger fuerzas para al día siguiente emprender con las pilas cargadas la ruta de los Monasterios de Bucovina.

¿Os la vais a perder?

 

Otros artículos para viajar a Rumanía en 1 semana: 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.