Potsdamer Platz, el Kulturforum y Kreuzberg. 10 Lugares que ver en el Berlín más moderno y multicultural.

Potsdamer PLatz

Todo el que planea una visita a Berlín ya sabe que la capital de Alemania es una de las ciudades más modernas de Europa. En gran parte porque, como consecuencia de los acontecimientos del siglo XX, podríamos decir que la ciudad “renació” hace poco más de 25 años. Sin embargo, hay algunas zonas en las que esa modernidad es más acusada que en otras. Y, sin duda, Potsdamer Platz, el Kulturforum y Kreuzberg están entre ellas.

Así que aquí os dejo mi itinerario por estas 3 zonas de Berlín. Una ruta que además explora algunos de los barrios más multiculturales y representativos del carácter modernista y abierto de Berlín.

1. Potsdamer Platz

Realmente, a pesar de llamarse Potsdamer Platz, esta zona no se trata únicamente de una plaza. Sino más bien de todo un barrio. El barrio más nuevo de Berlín. Y el mejor lugar para empezar a adentrarse en la modernidad de la ciudad.

Pese a ser el área más moderna, la historia de Potsdamer Platz se remonta a muchos años antes de la Alemania Nazi y de la II Guerra Mundial. A cuando la zona era un importante centro de ocio, compras y comunicaciones. Pero, tras la guerra, quedó completamente destruido. Y más tarde, dividido e invadido por la construcción del muro.

potsdamer platz
Potsdamer Platz en Berlín, 1945 // Michael M. Dean (Canada. Dept. of National Defence/Ministère de la défense nationale)

En los 90’s, tras la caída del muro, se decidió remodelar la zona y devolverle el esplendor que un día tuvo. De hecho, el proyecto se convirtió en uno de los más ambiciosos de su época. Y en su construcción participaron arquitectos de todo el mundo que buscaban crear un ejemplo de modernidad y cambio urbanístico.Potsdamer PlatzActualmente, para los arquitectos es ese ejemplo de modernidad; pero para los más cinéfilos, Potsdamer Platz (y el Sony Center, del que os hablo a continuación), es la meca del cine alemán. Prueba de ello es que allí tiene lugar la Berlinale, el Festival de Cine de Berlín.

2. Sony Center

Como ya os he dicho, el Sony Center es la construcción más destacada de Potsdamer Platz. Además, con su forma de plaza central y repleta de cafés y terrazas en su interior, es una de las edificaciones más llamativas y curiosas que he visto nunca. Pero lo mejor es su cubierta de acero y cristal que por la noche se ilumina con distintos colores.

Potsdamer PlatzEn su interior también se conservan algunos elementos anteriores a la guerra. Como un trozo de la fachada del Grand Hotel Esplanade. Y alguna de las salas en las que se puede ver el alto nivel de vida de una parte de los alemanes antes de la guerra.

Potsdamer Platz

3. Museo de cine y televisión

También dentro del Sony Center está el Museum für Film und Fernsehen, uno de los museos más curiosos de Berlín.

Pertenece a la Escuela de Cine y en él se repasa la historia del cine alemán. Empezando por las carreras de algunos pioneros y divas del cine, entre quienes destaca Marlene Dietrich. Pasando por algunos clásicos como Metrópolis, o documentales de la época nazi. Para terminar con la historia de los actores alemanes exiliados en Hollywood y del cine producido después de la II Guerra Mundial en ambas partes de alemania.Potsdamer PlatzEl museo se puede visitar hasta las 18:00 todos los días (salvo los martes que cierra). Y la entrada cuesta 8€. Pero está incluida en el Museums Pass.

4. Bulevar de las estrellas

Partiendo de Potsdamer Platz en dirección al Kulturforum, a lo largo de Potsdamer Strasse, se extiende el Boulevard der Stars. Un paseo de la fama alemán que imita a su homólogo de Hollywood.

En él se homenajea a actores y cineastas alemanes con unas estrellas de latón sobre el asfalto rojo. Además, hay una serie de cámaras de Pepper. Un artiglugio gracias al que, al mirar por la lente, ves proyectados los hologramas de los actores sobre sus estrellas.Potsdamer Platz

5. Kulturforum 

A apenas 5 minutos de Potsdamer Platz se encuentra el Kulturforum. Un complejo de edificios que fue construido en los años 50 por la RFA para contrarrestar el hecho de que, con la división de Alemania tras la II Guerra Mundial, la mayoría de obras de arte, museos y edificios culturales se quedaron en Berlín del Este, en manos de la RDA. De esta manera buscaban que este faraónico proyecto fuese el rival directo de la Isla de los Museos.

Actualmente, tras la reunificación de Alemania, muchas de las colecciones se han juntado y redistribuido. Y, tanto las de la Museumsinsel como las del Foro Cultural, pertenecen a la red de museos estatales de Berlín.

Así que en el Kulturforum hay museos para todos los gustos. Y todos tendréis donde elegir:

Potsdamer PlatzYa sabéis, si el arte es lo vuestro, no podéis dejar de hacer una visitita al Kulturforum.

Horarios y precios

La entrada a la Gemäldegalerie cuesta 10€. Y la del Kunstgewerbemuseum, 8€. Pero se puede entrar una entrada combinada para ambos por 16€. O utilizar el Museums Pass de Berlín que incluye la entrada a ambos.

6. Monumento a la resistencia alemana

Pocos metros separan el Kulturforum de nuestra siguiente parada, el Bendlerblock.

Este edificio, que fue la sede del alto mando de la Wehrmacht desde 1935 hasta 1945, es ahora el Memorial de la Resistencia Alemana. Y esto se debe a que es el lugar donde Klaus von Stauffenberg, junto a otros oficiales del ejército, planificaron el intento fallido de asesinar a Hitler el 20 de julio de 1944. Hecho que fue llevado al cine por Tom Cruise en la película Valkiria.

Potsdamer PlatzEn el patio, una escultura marca el lugar donde fueron ejecutados todos los miembros del grupo que ayudó a Klaus von Stauffenberg. Además, en el interior hay un museo donde, además de explicar detalladamente la historia de von Stauffenberg, se narran otras historias de alemanes que se arriesgaron por enfrentarse al III Reich. 

La entrada es completamente gratuita.

7. Bauhaus Archiv

La Bauhaus fue, durante el siglo XX, la escuela de arquitectura y diseño más importante del mundo. Y algunos de los proyectos que salieron de ella, y que ahora se exhiben en este museo, son ya historia del diseño contemporáneo.

Acercarse hasta el Archivo de la Bauhaus es una parada imprescindible tras visitar Potsdamer Platz y el Kulturforum para los amantes del diseño y la arquitectura😉.

**Actualmente el edificio original de la Bauhaus en la calle Klingelhöferstraße permanece cerrado por reformas. Pero su colección se puede seguir visitando en la calle Knesebeckstraße 1 – 2.

8. Kreuzberg y su vida urbana

Después de haber visitado la moderna Potsdamer Platz, meca del cine Alemán, y el Kulturforum; una buena idea es continuar la visita por el multicultural barrio de Kreuzberg.

Este barrio que, tras la II Guerra Mundial, fue ocupado por los estadounidenses y posteriormente, en los años 60 y 70, se convirtió en el epicentro del movimiento okupa y las revueltas callejeras, ya nada tiene que ver con aquel barrio degradado y marginal.

Potsdamer Platz
Okupas en Kreuzberg, Berlín (1981) // Tom Ordelman (CC BY-SA 3.0)

Tras la caída del muro, Kreuzberg ha mantenido su esencia reivindicativa y cosmopolita. Pero ahora lo expresa de forma más comedida y la zona ya no se considera peligrosa, sino todo lo contrario.

Mientras que la mitad oeste se ha aburguesado y abundan las cafeterías y tiendas con aire hípster, la mitad este es conocida como Litte Estambul.  Ya que alrededor del 40% de su población es de origen turco. Así que es el lugar ideal para probar los auténticos kebabs (con perdón de los que se preparan en Turquía 😉).

Sin duda, esa mezcla de culturas y corrientes sociales que han habitado el barrio a lo largo de los años es lo que ha hecho de Kreuzberg el lugar tan especial que es hoy.

Ruta por los grafitis de Kreuzberg

Como ya hemos dicho, Kreuzberg es un barrio multicultural y rebelde. Pero lo que no hemos dicho es que esas facetas cobran vida, en muchas ocasiones, en forma de arte callejero y grafitis espectaculares. Así que aquí os dejo una ruta por algunos de los mejores grafitis del barrio.

Potsdamer PLatz

Potsdamer Platz

Potsdamer Platz

Potsdamer Platz

9. Topografía del Terror

Llegando casi al final de esta ruta, en el extremo más noroccidental de Kreuzberg, encontramos este museo, uno de los más visitados de Berlín. Y, para mí, una visita imprescindible para entender la historia de Alemania.

El museo está en el edificio que antaño albergó el Cuartel General de la Gestapo, la jefatura de las SS y la Oficina principal de Seguridad del Reich. Y en él se analizan las diferentes etapas de la Alemania nazi y su expansión europea, así como quiénes fueron sus principales actores y líderes.

También hay una exposición al aire libre, en una especie de trinchera acristalada, que explica a la perfección cómo se transformó la liberal Berlín en el epicentro del nacionalsocialismo.Potsdamer PlatzLa entrada al complejo es completamente gratuita.

10. Museo Judío

No muy lejos está este otro museo. Inaugurado en el año 2001, explica la historia del pueblo judío a lo largo de más de 2000 años. La exposición permanente comienza en la Alemania Medieval, cuando los judíos comenzaron a llegar al país. Después repasa cómo, con el paso de los años y pese a que nunca fueron verdaderamente aceptados en la sociedad, los judíos alemanes lideraron la ilustración en el país. Hasta llegar finalmente al siglo XX. Con la emigración, las deportaciones y la masacre nazi.

Potsdamer Platz

Sinceramente, a pesar de los buenos comentarios que habíamos oído y leído, este museo nos resultó una de las cosas de las que se puede prescindir en una visita a Berlín. Pero lo hemos incluido en la lista ya que, a pesar de nuestra opinión personal, es uno de los museos mas populares y visitados de la ciudad.

El precio de la entrada al museo es de 8€, pero también está incluida en el Musseum Pass.

**BONUS** Mercado turco de Kreuzberg

Por último, para los amantes de los mercadillos y de las comidas del mundo, no hay que perderse el turkish market de los martes y los viernes. Donde, además de artesanía, ropa y telas, se pueden comprar todo tipo de alimentos turcos y especias…

Nosotras nos lo perdimos, pero todo el que ha estado coincide en que es fantástico.

 

¿Qué os pareció a vosotros la vida y la multiculturalidad de Berlín? ¿La disfrutásteis tanto como nosotras?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.