África,  Guías de viaje,  Marruecos

Tánger en 2 días: superguía de la capital internacional de Marruecos

Tánger es la población marroquí más septentrional. Tan sólo 32 kilómetros la separan de la gaditana Tarifa. Por eso mismo, es un enclave estratégico y la principal puerta de entrada a África desde Europa. Y precisamente ésa es la razón de que su control siempre haya sido muy codiciado. Llegando a estar bajo un régimen de condominio internacional durante casi 40 años. Lo que la convirtió probablemente en uno de los lugares con más historias, muchas de ellas ocultas; magia y encanto del siglo XX. Así que, aunque no tenga grandes atracciones o monumentos, la ciudad en sí misma es su mejor atractivo. Y visitando Tánger en 2 días tendréis tiempo de sobra para pasear por sus calles, perdiéndoos y encontrándoos, disfrutar de sus cafés y maravillaros con una puesta de sol sobre el Estrecho de Gibraltar.  

Aunque os aviso, querréis volver. Es una ciudad que irremediablemente atrapa al visitante. Y teniéndola tan cerquita es muy fácil repetir y repetir😉.

Y por eso os dejo esta guía de imprescindibles que ver en Tánger en 2 días. Para que no os perdáis nada y empecéis a enamoraros de uno de los rincones más fascinantes del mundo:

📝 15 datos históricos de Tánger que quizá no conocías

Tánger en la antigüedad: la ciudad de los mil gobiernos

♥ La ciudad ya aparece en la mitología grecorromana. Donde se cuenta que Hércules durmió en unas cuevas antes de cortar las manzanas del Jardín de las Hespérides.

♥ En la mitología bereber también se cuenta que Tánger fue fundada por el hijo de Tingis y Anteo. Héroes grecorromanos compartidos por los bereberes. 

♥ Además de griegos y bereberes, el territorio también fue hogar de fenicios y cartagineses. Para después pasar a manos del Imperio Romano, de los vándalos, el Imperio Bizantino, el Reino Visigodo y el Califato Andalusí.

♥ En el siglo XV la ciudad fue tomada por portugueses y españoles. Quienes mantuvieron la posesión hasta 1661.

♥ También formó parte de la dote de Catalina de Braganza para su enlace con Carlos II de Inglaterra. Perteneciendo así a los británicos hasta su derrota frente a las cabilas del Rif en 1684.

♥ Tras años abandonada, en 1786 Marruecos la convierte en su capital diplomática y enviados de todo el mundo se establecen en ella.

Gran Zoco (Plaza 9 de Abril) a finales del siglo XIX

♥ A finales del siglo XIX y principios del XX, Marruecos se convirtió en un enclave estratégico para las potencias colonizadoras. Lo que llevó al establecimiento en 1912 de los Protectorados Español y Francés en el norte y el sur de país.

Mapa del Protectorado Español en Marruecos (1924). Biblioteca Virtual del Patrimonio Bibliográfico, Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, Gobierno de España.
La ciudad internacional del último siglo

♥ Las presiones de otras potencias (Bélgica, Holanda, URSS, USA, Reino Unido…) llevaron a declarar Tánger “zona internacional” en 1923. Y a establecer su condominio sobre ella en 1925.  

♥ A partir de los años 30 la ciudad se convirtió un nido de espías que convivían en una calma tensa.

Puerta de la Aduana y Hotel Continental (principios del siglo XX)

♥ Pero en 1940, con la invasión nazi de París, Franco también invadió Tánger. Que quedó bajo dominio únicamente español (y alemán de facto) hasta que el avance irrefutable de los aliados en 1945 hizo retirarse a los españoles. Restableciéndose el condominio internacional.

♥ En el periodo de posguerra la ciudad vivió su máximo esplendor. Refugio de escritores, como Paul Bowles, Tennessee Williams o Jack Kerouac; pintores, músicos y demás artistas, millonarios y espías, fue el epicentro de la vida cultural y de la libertad en un mundo que aún tenía que salir de las tinieblas.

♥ En 1956, Marruecos recuperó su independencia y el gobierno internacional de Tánger quedó disuelto.

♥ Pero no fue hasta 1960 que todas las tropas extranjeras abandonaron la plaza y el ejército marroquí entró en ella.

♥ Con la marcha de gran parte de la población de la ciudad, pues prácticamente la mitad de los habitantes eran extranjeros que regresaron a sus países, la región se sumió en una profunda crisis económica de la que no ha terminado de recuperarse.

♥ Aún hoy, más de 60 años después, se sigue respirando ese aire internacional en muchas de sus calles. Y, de hecho, todavía se imparten clases en los colegios e institutos españoles, franceses, británicos y americanos de la ciudad.

📍 Cómo llegar a Tánger

Como buena puerta de entrada a África, Tánger es un importante núcleo de comunicaciones. Y por eso se puede llegar prácticamente de cualquier forma😉.

Por mar⛴. Para muchos viajeros, principalmente españoles y marroquíes de toda Europa, lo más habitual es llegar a Tánger por mar. Y para ello hay dos puertos.

♥ Tanger-Ville. Es el puerto de toda la vida. Está en el centro de la ciudad. Y en él atracan ferris procedentes de Tarifa, Barcelona e, incluso, Génova y Séte (cerca de Montpellier, en Francia).

♥ Tanger Med. Inaugurado en 2007 a unos 40 kilómetros de Tánger, es un puerto principalmente para el tráfico de mercancías. Pero a él también llegan los ferris procedentes de Algeciras y de algunos otros destinos.

Por aire✈. El aeropuerto internacional de Tánger-Ibn Battuta se encuentra a 11 kilómetros del centro de la ciudad. Y tiene conexiones con las principales ciudades españolas y europeas.

Por tierra. Las conexiones terrestres con Tánger, aunque quizás no sean las más cómodas, sí que son las más abundantes.

♥ Gare de Tanger Ville (tren)🚊. La estación de ferrocarril opera sólo cuatro trayectos. Dos de ellos de cercanías (a Asilah y Sidi Kacem, y a Melloussa y Ksar Sghir), una nocturna que lleva hasta Marrakech (parando en Rabat y Casablanca, entre otras) y la moderna línea de alta velocidad Tánger-Casablanca.

♥ Gare routière (autobús)🚍. La estación de autobús suple las deficiencias de los trenes y cuenta con rutas a prácticamente todas las ciudades de Marruecos. Aunque los autocares sean más que viejos.

♥ Coche🚗. Desde Tánger parten tres autovías: dos hacia el sur (una por la costa y otra por el interior) y una hacia el este, hacia Ceuta. Así que entrar y salir de la ciudad es muy fácil y cómodo en coche.

📌 Qué ver en Tánger en 2 días

Como en prácticamente todas las urbes marroquíes, la ciudad se divide en dos partes. La antigua, la primera que se construyó, conocida como medina, es un entramado amurallado de callejuelas. Y la zona nueva, la “ville nouvelle”, que se construyó con posterioridad, principalmente en torno a los años 30 del siglo pasado. Y que en este caso sigue un estilo puramente colonial francés.

Dicho esto, como podéis ver en el mapa, la mayoría de lugares de interés se concentran en la medina y sus alrededores. Y con un poco de prisa se podría hacer un repaso general en un solo día. Pero yo os recomiendo visitar Tánger en 2 días. Disfrutarla despacio. Perderse por las calles de su medina. Descubrir rincones únicos. Y hacer algunas visitas en sus alrededores.

Día 1

El primer día en la ciudad (o si sólo se dispone de un único día para visitarla) lo mejor es centrarse en la medina y un par de lugares imprescindibles en sus alrededores.

Támger en 2 días

Plaza 9 de abril de 1947 🏢

No hay mejor lugar para empezar una visita a Tánger en 2 días que en la plaza más famosa de la ciudad. La Plaza del 9 de abril de 1947. Que lleva su nombre para conmemorar el día en que el rey Mohammed V, el abuelo del actual monarca, proclamó un discurso en favor de la independencia de las ciudades del norte de Marruecos y la reunificación del territorio. Aunque popularmente se la conoce como Gran Zoco (Grand Socco) pues antaño era un enorme mercado al aire libre.

Tánger en 2 días

Pero lo mejor es que a su alrededor se congregan algunos de los lugares más imprescindibles que ver en Tánger en 2 días.

Como el mítico Cinéma Rif. El principal cine de la ciudad internacional. Y que desde hace algún tiempo alberga la Filmoteca de Tánger. Donde se proyectan películas de culto, se realizan ciclos de cine y se celebran festivales.

Tánger en 2 días
© Cinémathèque de Tanger

A su lado tampoco hay que perderse la Mezquita Sidi Bou Abid.

Tánger en 2 días

De la que destaca su minarete rojo. Bastante visible desde toda la ciudad. O la Iglesia Anglicana de San Andrés (St. Andrews), justo detrás de la mezquita. Y su vecino Grand Hotel Villa de France. Uno de los edificios con más historia de la ciudad. Pues fue la residencia de la más alta diplomacia francesa hasta el siglo XIX. Para convertirse posteriormente en el mejor hotel de la ciudad. Donde se alojaban diplomáticos y espías en los tiempos del Tánger internacional.

Tánger en 2 días

Medina 🏘

A continuación, hay que sumergirse de lleno en la Medina. La zona más antigua de la ciudad, un entramado de estrechas callejuelas protegido por murallas. Que, aunque no es tan espectacular como la de Chefchaouen o la de Tetuán, sí que es imprescindible.

Como es habitual, la entrada al recinto amurallado sólo puede hacerse a través de una serie de puertas o arcos. En este caso, desde la Plaza del 9 de abril, se puede cruzar la puerta Bab El-Fahs para acceder.

Mercado Municipal 🏬

Justo a mano derecha está el Mercado Municipal. Que se divide en tres secciones (frutas y verduras, carnes y pescados). Y que os recomiendo visitar para acercaros un poco más a la auténtica vida local. Además, es el lugar perfecto para comprar alguna pieza de fruta, especias o las espectaculares aceitunas aliñadas de mil formas tan típicas de Marruecos.

Tánger en 2 días

Museo de la Legación Americana 🏣

Siguiendo otro poco hacia la derecha también es posible visitar el Museo de la Legación Americana de Tánger. Donde puede conocerse un poco más de la historia de las relaciones entre Estados Unidos y Marruecos. Y hacerlo además en uno de los principales edificios de la diplomacia internacional tangerina del siglo pasado.

© Tangier American Legation Museum

Puede visitarse de 10 a 17 de lunes a viernes. Los sábados hasta las 15. Y la entrada cuesta 20 dirhams por persona (unos 2€).

Zoco chico 👜

Después hay que seguir adentrándose en las callejuelas para llegar al Zoco Chico. El verdadero corazón de la Medina. Donde se pueden encontrar tiendas de todo tipo: de artesanía, de cuero, de ropa y zapatos… Así como algunos de los cafés más famosos de la ciudad, como el Tingis o el Gran Café Central, en los que os recomiendo parar a tomar algo.

Tanger en 2 días

Muy cerquita del allí tampoco hay que perderse la Gran Mezquita de Tánger.

Tanger en 2 días

Que se construyó en el siglo XVII para reemplazar a la catedral que los portugueses habían levantado sobre los restos del templo romano de Hércules.

Tumba de Ibn Battuta ⚰

La siguiente para que os propongo es casi en el extremo opuesto de la Medina. En la tumba del legendario viajero y explorador Ibn Battuta.

Quien nació en la ciudad a principios del siglo XIV. Y dedicó más de treinta años de su vida a recorrer África al completo, el sureste de Europa, Oriente Medio, India, China y buena parte de Asia Central y el Sudeste Asiático. Unos viajes que más adelante plasmaría por escrito con ayuda de un afamado cronista del Reino Nazarí de Granada. Y, aunque para muchos este personaje pase desapercibido, los expertos lo equiparan, tanto por sus viajes como por su detallada crónica de ellos, con el mismísimo Marco Polo.

Pero lo cierto es que ni siquiera en su propia ciudad (y eso que el aeropuerto lleva su nombre) le hacen verdadera justicia. De hecho, llegar hasta su tumba es a veces complicado. Pues sólo hay unas pequeñas flechitas rojas que indican el camino. Aun así, os animo a buscarla.

Tánger en 2 días

Además, la Asociación Ibn Battuta (formada principalmente por historiadores y profesionales turísticos) está luchando por conseguir la apertura de un museo sobre la vida y obra del explorador. Y por que se señalice mejor el camino al mausoleo. Lugar de peregrinación y oración de muchos visitantes

Kasbah 🏰

La última visita dentro de la Medina tiene que ser en la Kasbah. Uno de los lugares más imprescindibles que ver en cualquier viaje a Tánger en 2 días. Donde nació verdaderamente la ciudad. Pues fue el primer núcleo de edificaciones que se levantaron y se protegieron con una muralla. Y ahora es la zona con las calles más estrechas. Pero también la que mejores rincones deja a los visitantes.

Tanger en 2 días

En ella se puede visitar el museo Dar-el-Makhzen, en el edificio que durante siglos fue el Palacio del Sultán.

Tánger en 2 días

Pero lo mejor de recorrer la kasbah es asomarse a sus murallas, en la parte más alta de la ciudad, para disfrutar de las mejores panorámicas de Tánger y el estrecho.

Tumbas fenicias ⚰

Una vez visitada la medina, se puede salir de ella por Bab Kasbah. Una de sus puertas que se sitúa en su extremo oeste. Y, desde allí, subir unos metros hasta llegar a las tumbas fenicias. Excavadas por los fenicios hace más de 3000 años en la propia roca en lo alto del acantilado del Marchán.

Tánger en 2 días

Lo cierto es que las vistas, con la costa española al fondo (si el día lo permite), son maravillosas. Y no es de extrañar que la gente suela acercarse hasta allí a pasar la tarde disfrutando del entorno. Pero es una auténtica pena ver el estado descuidado (y la poca consideración que tienen los visitantes) con un lugar que no deja de ser un camposanto. Así que, si os animáis a ir, sed conscientes de dónde estáis😉.

Café Hafa ☕

Por último, no hay mejor manera de terminar el recorrido de la primera jornada de una visita a Tánger en 2 días que llegando hasta el Café Hafa. A pocos metros de las tumbas fenicias.

Se trata de una terraza en bancales, con mesas y sillas de plástico, en la que sólo sirven té verde a la menta con algunas pastas, galletas, dulces y frutos secos (dependiendo del día). Pero nada de eso justificaría la visita. Lo que sí que lo hace son sus preciosísimas vistas. Más impresionantes aún si cabe al atardecer. Y el ambiente que se respira. Imprescindible para entender el ritmo de la vida en la ciudad.

Tanger en 2 días

Tan cautivador puede llegar a ser pasar allí unas horas que hasta el cantautor Luis Eduardo Aute le compuso una canción.

Día 2

Aunque con la ruta del primer día tendríamos una visión bastante aproximada de la ciudad, como os decía al principio, lo mejor es poder visitar Tánger en 2 días. Así, en la segunda jornada se puede visitar la “ville nouvelle” y los alrededores de la ciudad. Donde se pueden ver algunos lugares imprescindibles más allá de la Medina.

Tanger en 2 días

Desayuno en La Española o en El Gran Café de París 

Este segundo día en Tánger os propongo empezar cogiendo fuerzas en alguno de los dos cafés más emblemáticos de lo que en su día fue la zona internacional y diplomática.

La primera opción sería la pastelería La Española, en la rue de la Liberté, toda una delicia para el paladar.

Aunque si preferimos un rincón cargado de historia (pero más desvencijado, eso sí), no podemos faltar a la cita con el Gran Café de París, justo en la Place de France, en la esquina entre la rue de la Liberté y el Boulevard Pasteur.

Tanger en 2 días

Allí era donde espías de todo el mundo se daban una tregua durante la II Guerra Mundial. Y donde escritores como Paul Bowles o Tennessee Williams celebraban sus tertulias literarias.

La terraza de los perezosos (Sour Meêgazine) 👀

En el Bulevar Pasteur, a pocos pasos del Gran Café de París, se encuentra la terraza de los perezosos. Que, con sus cuatro cañones (dos de ellos españoles, uno portugués y el otro francés), es uno de los mejores miradores hacia el estrecho.

Y, como curiosidad, os diré que pese que a muchos tangerinos no les gusta ese sobrenombre de terraza o muro de los perezosos, lo cierto es que se le llamaría así porque no es difícil encontrar en la esplanada a gente descansado. O, simplemente, viendo la vida pasar😂.

Teatro Cervantes 🎭

Otra parada imprescindible es en el Teatro Cervantes.

© Diego Delso, vía Wikimedia Commons (CC-BY-SA 4.0)

Construido por empresarios españoles, fue inaugurado en 1913. Tenía capacidad para unas 1.400 personas. Y su interior contaba con preciosas pinturas murales. Lo que le hizo ser durante prácticamente todo el siglo pasado la mejor sala del norte de África. Actuando sobre sus tablas los artistas más destacados. Entre ellos el tenor Enrico Caruso, Lola Flores, Imperio Argentina o Estrellita Castro.

Todo esto hace más triste aún el estado de abandono en el que se encuentra. Ya que tras la disolución del protectorado el teatro cerró sus puertas y nadie se ocupó de su mantenimiento. En 2006 se firmó un acuerdo bilateral para su urgente restauración entre España, que seguía siendo la propietaria del inmueble, y Marruecos. Sin embargo, a día de hoy aún no han empezado los trabajos. A pesar de que diversas organizaciones culturales se han movilizado para su rescate y de que España cedió en 2019 de manera irrenunciable la propiedad al gobierno marroquí a cambio de su compromiso de salvar el edificio y restaurarlo en un plazo de 3 años. Pero lo cierto es que actualmente sigue cerrado y en ruinas.

© Carlos Rosillo vía El País
Cementerio judío ⚰

De camino hacia el puerto, donde os propongo terminar el recorrido por la ciudad, también puede hacerse una parada en el Cementerio Judío de Tánger. Justo a los pies de la Medina. Y es que ocupa un lugar privilegiado en lo alto de una colina sobre las que descansan más de 3500 tumbas.

Boulevard Mohammed VI 🏢

El Bulevar de Mohammed VI, actual rey de Marruecos, es la enorme avenida que discurre a lo largo de la costa de la ciudad de Tánger. Con el mítico Hotel Continental encaramado a la Medina y el Puerto de Tanger – Ville coronando su extremo derecho.

Tanger en 2 días

Y el paseo marítimo extendiéndose hacia la izquierda. Y hacia allí es a dónde os recomiendo ir. Pasando por la Marina (el puerto deportivo) de Tánger para llegar después a la playa municipal. Una de las mejores playas urbanas de Marruecos.

Tanger en 2 días

Cabo Espartel y Grutas de Hércules 🌳

Para terminar de visitar Tánger en 2 días una buena opción es hacer una excursión al Cabo Espartel, a 15 kilómetros al oeste de la ciudad. 

cabo espartel

Y a sus vecinas Cuevas de Hércules. Dos enclaves preciosos que merece la pena conocer.

Tanger en 2 días

En este post podéis encontrar toda la información para visitar los dos lugares.

Con algo más de tiempo también se puede ir también al Cabo Malata, en este caso al este de Tánger. Y si disponéis de más días, no dejéis de hacer una pequeña escapada a Asilah, la perla del Atlántico. O a Tetuán, la blanca paloma.

🏆 Otros imprescindibles para completar el viaje

Por otro lado, si preferís que un guía experto os destripe todos los misterios e historias de la incomparable Tánger, que no son pocos; o tenéis más de dos días en la ciudad y queréis completar vuestro viaje, no os perdáis todas las actividades y visitas en español que ofrece Civitatis😉.

Y como nunca se sabe lo que puede pasar, lo mejor es viajar asegurado. Y para moverse por España, por Europa y por el norte de África con total tranquilidad, no hay ningún seguro como IATI Escapadas. Con el que tendrás cubierto cualquier roadtrip (incluso en camper o caravana), seguro para tu mascota, deportes de aventura y cobertura COVID, entre otros. Además, por ser nuestro lector, puedes contratarlo desde aquí con un 5% de descuento.

🚖 ¿Cómo moverse por la ciudad?

Para visitar Tánger en 2 días os recomiendo caminar todo lo posible. De hecho, toda la zona de la medina y sus alrededores se puede recorrer perfectamente a pie. Ahora bien, para hacer trayectos más largos dentro de la ciudad, o para hacer las visitas al Cabo Malabata o al Cabo Espartel y las Grutas de Hércules, será necesario hacerlo en coche o en taxi.

Y para ello hay dos tipos de taxi:

♥ Por un lado, los petit taxi🚖. Son coches pequeños, de color azul verdoso o turquesa, con el distintivo de taxi en el techo. Se les para en la calle y teóricamente pueden llevar 4 ocupantes como máximo (aunque no son muy estrictos). Sólo circulan dentro de la ciudad. Y, en teoría también, tienen taxímetro y deben utilizarlo. Aunque a veces es difícil conseguirlo.

♥ Por otro lado, estarían los grand taxi🚖. Son los que realizan los trayectos interurbanos y suelen ser la mayoría de ellos mercedes del año de la polca, de color beige o amarillo clarito. Se cogen en paradas o estaciones y el precio se pacta con el conductor antes de subir. Así que será rentable o no dependiendo en gran medida de vuestra habilidad regateando. Y de las ganas que tenga el conductor de llevaros. Pero aquí os dejo algunos precios razonables:

♥ Para el trayecto Tánger-Tetuán, entre los 550-750 dirhams (50-70 €).

♥ Para ir al Cabo Espartel y las Grutas de Hércules, pactando con el conductor que os espere y os lleve de vuelta, unos 300-400 dirhams (25-35 €).

♥ De Tánger a Asilah se podría conseguir por 50-60 € (550-650 dirhams).

🏡 Tánger en 2 días: dónde alojarse

Personalmente, os recomiendo alojaros dentro de la Medina o, al menos, muy cerquita de ella. Allí, los alojamientos típicos son los riads. Casas antiguas, de no más de 2-3 plantas, estructuradas en torno a un patio interior, que se han reconvertido en hotelitos con encanto. Aunque, ¡ojo! a ciertas zonas del interior de la muralla no pueden acceder los taxis ni los coches. Así que si tenéis problemas para arrastrar la maleta por el empedrado, lo mejor será alojarse fuera. Pero cerca. Siempre cerca. 

Mis recomendaciones:

Dar El Hayet. Está en la zona de la Kasbah, al norte de la Medina. Sus habitaciones son muy cucas, tiene una terraza fantástica y el desayuno, incluido en el precio, es magnífico.

Dar Yasmin. En el corazón de la medina, a pocos pasos del Zoco Chico y la Mezquita, es de los más monos. Y con mejor relación calidad-precio

Dar Sami, Riad Bab Kasbah. Situado junto a la puerta de la Kasbah, es otro de los mejores de la Medina. Además, tiene como punto positivo que sí se puede acceder a él en coche. 

Palais Zahia. En la propia plaza del Zoco Chico es una auténtica monada. Algo más caro, pero su ubicación e instalaciones merecen la pena. 

Hotel Continental. Uno de los hoteles más míticos de la ciudad. Donde, además de refugiarse estrellas y personalidades de todo el mundo, se han grabado en sus majestuosos salones series y películas. La pena es que no está todo lo cuidado que debería. 

Fredj Hotel. Junto al Grand Socco es el hotel perfecto para quedarse fuera de la medina. Y destaca su inmejorable relación calidad-precio. 

En cualquier caso, si quieres reservar tu alojamiento ideal en Tánger, ¡¡no dudes en usar estos links de descuento!!

⇒ Hasta 40€ de descuento para tu primera reserva con Airbnb

⇒ Haz tu primera reserva en Booking.com al mejor precio

🍽 Comer en Tánger en 2 días

La ciudad de Tánger está repleta de cafés y restaurantes en los que poder degustar la comida local. Así que por opciones no van a faltar. Y, como buena ciudad internacional, también cuenta con alternativas mediterráneas, europeas e incluso de las cadenas de fast food más conocidas del mundo. Pero yo, como siempre, os recomiendo guiaros por el lema “allá donde fueres, haz lo que vieres“. Es decir, fiarse del instinto y comer en sitios en los que veas que come la gente de allí. Así te asegurarás que pruebas la auténtica gastronomía local😉.

Los platos más típicos que no puedes dejar de probar si visitas Tánger en 2 días son los pinchitos de todo tipo (de pollo, cordero o kofta/kefta), los pescados frescos, la pastela y los tajines (guisos de pollo, cordero, ternera, albóndigas o pescado preparados en un tajín, una cazuela de barro con tapa cónica). Así como las aceitunas aliñadas de mil maneras y sus infinitos dulces. 

Dónde comer: restaurantes recomendados

Dicho esto, os dejo aquí mi recomendación sobre dónde comer en Tánger en 2 días:

Restaurant Ahlen (€). En la Rue de la Kasbah, al borde de la Medina, es el restaurante perfecto para comer casero, rico y a buen precio. Ya sean pinchitos, pescadito frito, cous-cous o tajín. 

Chez Hassan Bab Kasbah (€). Muy cerquita del anterior, la especialidad de Casa Hassan son los tajines de absolutamente todo: de pollo, cordero, ternera, pescado, verduras y legumbres e, incluso, calamares o gambas. 

Restaurant Hammadi (€€). También en la Rue de la Kasbah, junto a los anteriores, es seguramente el más turístico de todos. Su interior tiene una decoración típica marroquí y suele haber música en directo. La comida es sencilla y las especialidades son el cous-cous, de pollo o cordero, y la harira. Pero su magia reside en que ya era uno de los restaurantes más populares de la ciudad en el Tánger de los años 50. Y, aunque la comida no sea la mejor, el lugar es especial. 

Restaurante Rif Kebdani (€€). Para muchos, el mejor restaurante de la ciudad. Se encuentra al este de la Medina y el local es pequeñito y acogedor. Pero sin duda, destaca porque está todo exquisito. 

Restaurant Al Maimouni (€€€). También al este de la Medina y con una terraza con vistas al Puerto de Tánger, es otro de los más populares de la ciudad. Y la combinación perfecta de cocina marroquí y europea. Por lo que merece la pena para una cena especial. 

..

Y hasta aquí todo lo que os puedo contar para visitar Tánger en 2 días. ¿Os han entrado ya las ganas de hacer una escapada?

..

Otros artículos para viajar a Marruecos:
 
.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.