Europa,  Francia,  Sur de Francia

Ruta de las Bastidas en dos días. Superguía de Gers, el corazón de Gascuña.

Hay una tierra al sur de Francia tan desconocida como impresionante: Gascuña. Una tierra de la que, quizás, prácticamente nadie habría oído hablar si no fuera porque Alejandro Dumas la eligió para darle un hogar a D’Artagnan, el protagonista de Los tres mosqueteros, su novela estrella. Así que cuando decidimos organizar un viaje por el Sur de Francia no nos pensamos ni un segundo incluir un trozo de la Ruta de las Bastidas de Gers, el corazón de Gascuña.

Las bastidas son un tipo de construcción medieval muy popular en el medio rural de las antiguas regiones de Aquitania y Occitania, en el sur de Francia. Fue un modelo urbanístico, si es que podemos llamarlo así, con el que se poblaban áreas desocupadas en lugares estratégicos. De esta manera se dada solución a los problemas militares y políticos de la zona. A la vez que se mejoraba la economía. Pues los pueblos de la Ruta de las Bastidas eran también centros de producción agrícola organizados en torno una plaza central y a un mercado.

La mayoría de esos pueblos se construían en lo alto de montañas o colinas y se fortificaban. Además, se ofrecía tierras y una serie de beneficios, como el servicio militar reducido, a los colonos que quisieran establecerse en ellos. Por lo que el modelo fue un gran éxito. Así que todo Gers (y buena parte del resto de Gascuña) está plagado bastidas.

Pero antes de adentrarnos del todo en esta Ruta de las Bastidas, os contamos un poquitín más sobre la región de Gascuña, Y sobre Gers, su corazón y la zona que os proponemos visitar😉.

📝 Descubre aquí todos los posts sobre el sur de Francia

📝 Gers, el corazón de Gascuña

Gascuña es una enorme región histórica del suroeste de Francia. Podríamos decir que es toda el área que queda entre los Pirineos y el Río Garona, que la cierra por el este y por el norte. Se diferencia del resto del sur del país porque tiene su propia lengua tradicional: el gascón. Que podría considerarse un dialecto del occitano, que se habla en el resto de Occitania, bastante parecido al catalán. De hecho, es lengua oficial en el Valle de Arán, donde se le llama aranés.

En cuanto a su historia, cuando los romanos conquistaron la Galia, llamaron a la región Gallia Aquitania, porque era el hogar del pueblo aquitano. Después, con la llegada de los francos a la zona, se creó el Ducado de Vasconia, que en el siglo XI acabaría derivando en la Gascuña. Para terminar dividiéndose en un sinfín de condados y vizcondados que, tras la Revolución Francesa, darían lugar a las actuales comunas y departamentos.

Así que la histórica Gascuña ocupa partes de distintos departamentos. Algunos de ellos por los que ya habíamos pasado en nuestra ruta por el Sur de Francia, como el de Pirineos Atlánticos y el de Altos Pirineos; y otros hacia los que iríamos, entre ellos el del Alto Garona. Pero en el que nos vamos a centraros aquí es en el departamento de Gers. Conocido también como la toscana francesa por sus campos floridos repletos de girasoles y sus desconocidos pueblecitos medievales.

📍 Cómo llegar a la región de Gascuña

Como os decíamos antes, la región de Gascuña es bastante amplia y ocupa varios departamentos del Sur de Francia. Por lo que, dependiendo de dónde vengáis, se puede acceder desde un montón de sitios y con cualquier medio de transporte. Ahora bien, para poder hacer una ruta de las bastidas, es necesario contar con un vehículo propio. Ya que la mayoría son pueblos muy, muy pequeños, fuera de las rutas ferroviarias y de autocar.

Entonces, ¿cómo llegar a Gascuña?

  • En coche🚗: si estás de road trip por el sur de Francia, podréis acceder a todos y cada uno de los pueblos sin problema. De hecho, como decíamos, es prácticamente la única forma de hacerlo.
  • En tren🚊: el tren es una buena opción para llegar a la zona. Ciudades como Auch, Toulouse, Pau o Tarbes son buenos sitios para empezar. Sin embargo, es imposible hacer una ruta de las bastidas en tren. Y necesitaréis alquilar un coche. 
  • En autobús🚍: igual que ocurre con el tren, el autobús es una gran opción para llegar a algunas ciudades principales e, incluso, a algunos de los pueblos de la ruta de las bastidas. Pero los horarios y las frecuencias hacen que no sea tan cómodo como otros medios de transporte.
  • En avión: por último, una gran idea si estáis pensando hacer esta u otra ruta de las Bastidas es volar a Toulouse y salir en coche desde allí. O incluso hacerlo a Pau o Lourdes.

📌 Qué ver en la ruta de las bastidas de Gers

El departamento de Gers apenas llega a los 200 mil habitantes pero cuenta con un enorme patrimonio histórico y artístico repartido a lo largo de sus incontables pueblecitos. Y en el que destacan varios sitios Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Aunque nosotros nos quedamos con sus atractivos más sencillos🤗. Nos quedamos con la historia de D’Artagnan, aquel joven mosquetero que partió desde Gers para luchar por un rey. Nos quedamos con los rincones y muros que llevan siglos dando cobijo a los peregrinos que van hacia Santiago por las infinitas versiones del Camino. Con una gastronomía y enología tan desconocida como exquisita. Y con descubrir una parte de Francia de la que apenas se habla y que conserva su esencia más auténtica.

Nosotros partimos desde Lourdes y teníamos dos jornadas por delante. Por lo que, tras averiguar un poco sobre cuáles eran las mejores visitas de la Ruta de las Bastidas, informarnos sobre la marcha en distintas oficinas de turismo e improvisar un poco, nos quedamos con estas 15 paradas:

Día 1

Día 2

Puede que os parezcan demasiadas para hacer en sólo dos días. Pero lo cierto es que se puede hacer perfectamente. Muchos de los pueblos de esta ruta de las batidas no tienen más de 100 habitantes y se pueden visitar tranquilamente en un paseo de un rato😉.

Así que os dejamos nuestro supermapa para que no os perdáis nada.

Día 1

El primer día en la ruta de las bastidas, tal y como la hicimos nosotros y como os proponemos hacerla, es un día intenso. Son nueve paradas en unos 100 kilómetros, dependiendo de en qué lugar se empiece. Pero son paradas muy cortitas que con un pequeño paseo tendréis suficiente. Y los trayectos en carretera no son nada largos tampoco. En muchos casos apenas hay más de diez minutos de un pueblo al siguiente.

Mielan

Mielan, la primera de las bastidas que visitaremos, es un pueblo de algo más de mil habitantes y un puñado de calles. Y, como era tradición, todo en él gira en torno a la mairie. El edificio municipal que hace las veces de ayuntamiento. A su alrededor se vertebra la plaza y los edificios porticados, sujetos con vigas de madera, tan característicos de la región. Pero cuando nosotros estuvimos estaban en obras, imaginamos que reforzando esas estructuras medievales…

ruta de las bastidas

Después, también os recomendamos callejear un poquitín por los alrededores de la plaza y llegar hasta la iglesia de San Bartolomé.

ruta de las bastidas

🅿 En cuando a dónde aparcar, no sé si porque viajábamos en temporada baja o porque era muy temprano, pudimos hacerlo con mucha facilidad justo al lado del ayuntamiento. Hay una veintena de plazas en una pequeña esplanada (la tenéis marcada en el mapa😉) así que no creemos que haya mucho problema en ninguna época del año.
Tillac

La siguiente parada está sólo a 7 kilómetros (unos 8 minutos) de Mielán. Se trata de Tillac, uno de los pueblos mejor conservados de la ruta de las bastidas. Y, para nosotros, el más mágico de todos sin duda alguna. Quizás porque es tan pequeñito como una única calle. O porque no nos cruzamos con ninguno de sus pocos más de 200 habitantes.

En cualquier caso, además de una bastida, Tillac es un castelnau, un pueblo nacido a partir de un castillo feudal del que sólo queda una torre. La Tour de Mirande, bajo la que hay que cruzar para acceder a su interior.

ruta de las bastidas

Después, sólo queda recorrer y dejarse maravillar por su calle principal que parece detenida en el tiempo. Con esas casas porticadas con vigas y contraventanas de madera que transportan, literalmente, a otra época muy lejana.

ruta de las bastidas

Al final de esa calle se encuentra la Iglesia de Santiago el Mayor y algunos restos de la otra torre que fortificaba el castelnau, la Tour de Rabastens.

ruta de las bastidas

Aunque os recomendamos seguir unos pasos más para tener una vista😍 del pueblo desde el otro lado.

ruta de las bastidas

🅿 El interior de la bastida de Tillac es completamente peatonal. Y para aparcar podéis tener tanta suerte como nosotros y hacerlo en uno de los 4 sitios que hay junto a la Tour de Mirande. O en los que hay justo al otro lado de la carretera. Si no, al otro lado del pueblo hay una pequeña esplanada donde también se puede aparcar (aquí incluso caravanas). En cualquier caso, lo tenéis todo indicado en nuestro mapa.
Marciac

Once kilómetros (unos 10 minutos) más al norte encontramos Marciac, la siguiente parada en la ruta de las bastidas. Que, además, es una de las poblaciones más grandes y más animadas del recorrido. En parte gracias a su famosísimo festival de Jazz en Marciac. Que se celebra todos los veranos desde 1978. Y atrae incluso a artistas de renombre internacional.

Así que un buen sitio para empezar la visita es el espacio Jazz in Marciac, en la Plaza del Chevalier d’Antras. Allí se puede descubrir toda la historia del jazz y del festival que acoge la ciudad. Además de conocer el antiguo convento de los agustinos, donde se aloja el museo.

Tampoco hay que perderse la plaza mayor con sus contraventanas de madera, como no. Aunque en este caso están pintadas de colores discretos. La plaza es el espacio donde aún hoy se celebra el mercado municipal. Y donde están también el Ayuntamiento y una de las mayores oficinas de turismo de la región. Así que os recomendamos hacer una paradita.

ruta de las bastidas

Para acabar, se puede llegar hasta la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción y pasear por alguna de las calles cercanas. Aunque ya os avisamos que, quizás por ser más ciudad que pueblo, por no ser peatonal y estar tan concurrida, Marciac nos pareció menos impactante que otras bastidas…

🅿 Es posible aparcar gratis en prácticamente cualquier calle del pueblo.
Lupiac

Uno de los trayectos más largos del día son los 25 kilómetros que separan Marciac de Lupiac. Otro de nuestros favoritos en esta ruta de las bastidas. Y no sólo por lo bonito que nos resultó. Si no por ser el auténtico hogar de d’Artagnan.

Bueno, realmente su verdadero hogar está a un par de kilómetros del centro de Lupiac. En Castelmore. Un castillo a las afueras que, dicho sea de paso, es una residencia privada que NO se puede visitar. Y cuyos propietarios son bastantes antipáticos al respecto.

Sin embargo, el pueblecito es todo lo contrario. Es sencillamente encantador. Su plaza mayor es la Plaza de D’Artagnan, con una estatua rampante del mosquetero en su centro.

ruta de las bastidas

Y junto a ella está la iglesia de San Bartolomé. Además, unos pasos más al oeste hay también un pequeño museo dedicado al célebre mosquetero en uno de los edificios.

ruta de las bastidas

🅿 En Lupiac, como en casi todos los pueblos de esta ruta de las bastidas, es relativamente fácil aparcar. Junto a la propia plaza del pueblo hay varias plazas de aparcamiento. Y si no, tampoco es difícil encontrar un hueco en las calles cercanas.
Bassoues

Siguiendo veinte kilómetros más se llega a Bassoues, otra de las paradas más auténticas de esta ruta de las bastidas. Una que lo tiene prácticamente todo. Empezando por una ubicación privilegiada en la cima de una colina rodeada de un frondoso bosque. De ahí su nombre, derivado de la palabra esukera basoa, que significa bosque. Porque no nos olvidemos que seguimos en una zona que durante siglos estuvo habitada por vascos y navarros.

Y es que la historia de Bassoues es muy larga. Ya en el siglo VIII fue uno de los lugares donde Carlos Martel trató de detener a las tropas musulmanas del valí Abderramán que seguían su expansión más allá de la Península Ibérica. Más adelante, se decidió fortificar la plaza siguiendo el estilo de las bastidas. Y en el siglo XIV pasó a ser propiedad de los arzobispos de Auch. Que levantaron además un castillo del que aún quedan algunos restos como su donjon. El torreón que hacía las veces de mazmorra.

ruta de las bastidas

Aunque lo mejor de Bassoues es, sin duda alguna, su centro. En el que, además de las casitas porticadas, se conserva la maravillosa estructura de madera de Les Halles, el mercado que aún a día de hoy sigue funcionando varias veces en semana.

ruta de las bastidas

A la salida del pueblo, se puede parar también en la Basílica de Saint Fris de Bassoues. El sobrino de Carlos Martel que falleció en la batalla contra los sarracenos.

🅿 En cuando a dónde aparcar, nosotros pudimos hacerlo sin problemas en la calle principal. Y estamos seguros de que, si no es en ella, en cualquiera de las de los alrededores no habrá problemas. 
Montesquiou

Desde Bassoues, sólo hay que recorrer 7 kilómetros más para llegar a Montesquiou. Otra bastida modélica con su muralla casi intacta en lo alto de una colina con unas vistas preciosas de los valles franceses. Pero quizás lo que más nos gustó de este pueblecito de unos 500 habitantes fue el color pastel de sus contraventanas de madera.

ruta de las bastidas

🅿 Para dejar el coche lo mejor es hacerlo, si hay hueco, justo en la pequeña esplanada que hay a la entrada del pueblo (la tenéis marcada en el mapa). Y si no, tampoco es difícil encontrar un hueco en las calles cercanas.
Saint Arailles

La siguiente parada que os proponemos hacer es en Saint Arailles, a ocho kilómetros de Montesquiou. Se trata de una pequeñísima bastida, de algo más de 100 habitantes, que incluimos en la ruta por recomendación de la chica de la oficina de turismo de Marciac. Y, ¡¡fue todo un acierto!!

Después de dejar el coche en uno de sus accesos, se puede recorrer en pocos minutos ya que apenas son un par de calles. Pero no hay que perderse su mairie (el edificio municipal), la pequeña iglesia de piedra o las vistas campiña gascona.

ruta de las bastidas

Barran

Barran también fue una parada que incluimos casi sobre la marcha recomendados por la chica de la oficina de turismo. E igualmente fue un acierto. Ya que se trata de un pueblo que pertenece a la Vía Tolosana. O lo que es lo mismo, al Camino de Arlés, una de las variantes francesas del Camino de Santiago. Y que tiene una espectacular Colegiata consagrada a San Juan Bautista.

ruta de las bastidas

🅿 Aparcar no es en absoluto difícil. Nosotros encontramos hueco sin problemas en una de las calles cerca de la colegiata. Pero si no, hay un aparcamiento habilitado junto al mercado (está marcado en el mapa).
Auch

Después de un día recorriendo un sinfín de pequeños pueblos, al final se llega a Auch, la primera gran ciudad de la ruta de las bastidas. Que, con algo más de 20 mil habitantes es el centro político, cultural y religioso del Departamento de Gers. Y el mejor lugar, por no decir casi el único, para hacer noche y terminar la primera etapa.

Su nombre le viene de Auscii, la primera tribu aquitana que habitó en la región. Pero tras la invasión romana de las Galias se renombró como Augusta Auscorum, en honor al emperador Augusto. Aunque su verdadero esplendor comenzó con la llegada del cristianismo y el establecimiento en Auch del obispado y el arzobispado. Instituciones que durante siglos diputaron el poder con los Condes de Armañac.

🅿 Para aparcar gratis en Auch y hacer cómodamente todas las visitas, os recomendamos hacerlo en el aparcamiento, llamado literalmente Parking Auch, que hay junto a los Juzgados y el Ayuntamiento (lo tenéis indicado en el mapa).
¿Qué ver en Auch?

Un buen lugar para empezar a visitar Auch es la Plaza de la Liberación. Donde se encuentra el Ayuntamiento. Un edificio diseñado en estilo italiano y construido en el siglo XVIII que comparte espacio con el Teatro de Auch. Que fue para lo que se proyectó originalmente.

ruta de las bastidas

Desde allí se puede seguir andando para llegar en apenas unos pasos a la Plaza de la República. El verdadero epicentro de Auch. En ella se encuentra la casa más antigua y bonita de la ciudad, la Maison Fedel.

ruta de las bastidas

También en esa plaza está la majestuosa Catedral de Santa María de Auch. Que fue construida en el siglo XV por los arzobispos para demostrar su poder. Se levantó en estilo gótico francés sobre los restos de un templo románico anterior. Pero que su imponente exterior no os deslumbre, porque su verdadera joya se esconde en su interior. En las dieciocho espectaculares vidrieras, el coro en madera de roble y el enorme órgano del siglo XVII.

ruta de las bastidas

La entrada es gratuita, pero para poder ver el coro de cerca hay que pagar 2,5€. O también se puede contratar una visita guiada por 8€.

A mano izquierda de la catedral no hay que perderse el edificio de la Prefectura de Gers, que ocupa el edificio del Palacio de los Arzobispos. Y, un poco más lejos, está el Museo de América, alojado en el Convento de los Jacobinos.

Aunque para nosotros la mejor parte de la visita a Auch es la Escalera Monumental. Más de 350 escalones que comunican la parte trasera de la catedral con la zona baja de Auch, junto al río. A mitad de la escalinata hay que pararse en L’observatoire du Temps, una obra de Jaume Plensa que conmemora el diluvio universal; y en la estatua del gascón más ilustre: d’Artagnan.

ruta de las bastidas

Día 2

El segundo día en la ruta de las bastidas os proponemos un itinerario con menos paradas, seis en total, pero algunos kilómetros más, aproximadamente 150. Así que os recomendamos madrugar nuevamente, porque vuelve a ser un día bien intenso.

Abadía de Flaran

Desde Auch, el primer lugar al que podemos dirigirnos está a 35 kilómetros, una media hora, y se trata de la Abadía de Flaran. Un templo cisterciense construido por los monjes de Borgoña en 1151. Y que puede presumir de ser uno de los mejor conservados del sudoeste francés.

Originalmente se diseñó en un austero estilo románico, muy presente todavía en la nave principal. Pero más adelante, con el aburguesamiento del clero, se le añadió un majestuoso claustro gótico que quedó muy dañado tras la Guerra de los Cien Años. Por lo que todo el complejo tuvo que ser reestructurado y reconstruido en el siglo XVIII. Aunque tal y como lo vemos hoy en día es el resultado de la restauración que se llevó a cabo en 1971 tras ser adquirido por el Departamento de Gers.

ruta de las bastidas

El horario de visitas es de 9:30 a 12:30 y de 14 a 18 (de 10 a 19 ininterrumpidamente en los meses de julio y agosto). Y el precio de la entrada es de 5€ (menores de 18 años, gratis).

Larressingle

Tras visitar la abadía, en poco más de 10 minutos se llega a Larressingle. Otra bastida que además está dentro de les plus beaux villages de France, los pueblos más bonitos de Francia.

Se trata de una villa cien por cien medieval, rodeada por una muralla de más de 250 metros que se conserva casi intacta. Y a la que se accede por un puente levadizo. Fue el hogar de los obispos de Condom y forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO dentro de los “Caminos de Santiago de Compostela en Francia». Ya que es parada de la Vía Podiensis, una de las rutas jacobeas francesas.

ruta de las bastidas

🅿 Lógicamente, al recinto amurallado de Larressingle no se puede entrar en coche. Pero es relativamente fácil aparcar en los laterales de la muralla.
Montreal du Gers

La siguiente parada que os proponemos hacer en esta ruta de las bastidas es en Montreal du Gers. Un desvío de 10 kilómetros que improvisamos por completo cuando vimos los carteles que lo indicaban como otra de les plus beaux villages de France. Y que fue un acierto total.

Se encuentra, una vez más, en lo alto de una colina con unas vistas impresionantes de la campiña francesa. Así que sólo por eso merecería la pena la parada. Pero es que además tiene una sencillísima pero preciosa iglesia gótica y una encantadora placita, como no, con sus clásicas contraventanas de madera.

ruta de las bastidas

🅿 Aunque se puede acceder con coche hasta la misma plaza central, os recomendamos dejarlo en los aparcamientos que hay habilitados a la entrada del pueblo (lo tenéis indicado en el mapa).
Condom

Después de Montreal du Gers, a quince kilómetros se encuentra una de las paradas estrella de esta ruta de las bastidas: Condom. Y sí, ya sabemos que tiene un nombre poco acertado, pero para ser buenos, tenemos que decir que nada tiene que ver con lo que tenéis en la cabeza, malpensados😂.

Condom es, después de Auch, la segunda ciudad más importante del Departamento de Gers. Además de ser la capital del Armagnac, el aguardiente de vino más famoso de Francia. Sin embargo, su origen se remonta al Imperio Romano, cuando se fundó la villa galorromana de Condatomagus. Y su pasado más reciente está ligado a la iglesia. Ya que Condom fue una antigua villa episcopal de la que quedan a día de hoy infinitos vestigios.

El principal de ellos es la Catedral de San Pedro. Un majestuoso templo construido en estilo gótico tardío que es una parada imprescindible de la Vía Podensis del Camino de Santiago.

ruta de las bastidas

Aunque lo más espectacular es el claustro gótico flamígero que se encuentra a su espalda.

ruta de las bastidas

Tampoco hay que perderse la estatua de D’Artagnan y los tres mosqueteros (Athos, Porthos y Aramis) juntando sus espadas que hay detrás de la catedral. Viéndolos así, no es difícil imaginárselos entonando su mítico “uno para todos y todos para uno”.

Además, si queréis descubrir la historia de cada uno de ellos, podéis hacerlo con un juego de cubiletes que hay al lado.

ruta de las bastidas

Después, se puede seguir paseando por sus calles para descubrir algunos edificios tan emblemáticos como la Prefectura de Condom o los palacetes de Polignac y Cugnac. Aunque los más gourmets lo que no pueden perderse es el Museo del Armagnac. Donde descubrir todo sobre el licor.

ruta de las bastidas

🅿 Nuestra recomendación para aparcar gratis es hacerlo en las plazas que hay frente al ayuntamiento.
Lectoure

Otro de los tramos más largos de carretera del día son los 25 kilómetros que separan Condom de Lectoure. La penúltima parada de la jornada. Se trata de una bastida medieval sí, pero lo cierto es que, dadas sus grandes dimensiones, apenas se aprecia su pasado de villa amurallada. Aun así, es uno de los pueblos más encantadores de Gers.

No hay que perderse la Catedral de San Gervasio, el corazón de Lectoure.

ruta de las bastidas

Ni el edificio municipal que está junto a ella y que antaño fue la residencia de los Condes de Armagnac.

ruta de las bastidas

O la Fuente de Diana, que se encuentra bajando por una empinada cuesta desde la que las vistas de la campiña francesa que se extiende a los pies de Lectoure son maravillosas.

ruta de las bastidas

🅿 Aunque puede circularse por prácticamente todo el pueblo, os recomendamos dejar el coche a la entrada, junto a las Termas de Lectoure.

Después de la visita, a la salida de Lectoure hay una tiendecita en la que merece la pena hacer una parada. Se llama Bleu Pastel de Lectoure. Y se trata de una antigua casa en la que sus dueños, mientras hacían algunos arreglos, descubrieron unos pigmentos azules muy peculiares. Los analizaron y resultó que ya se utilizaban desde el antiguo Egipto, pero su forma de elaboración se había perdido. Así que decidieron seguir investigando y descubrieron que se obtenían a partir de la planta Isatis tinctoria, muy típica de la Gascuña. Desde entonces, volvieron a fabricar ese azul pastel de Lectoure para decorar todo tipo de artesanía y ropa que venden en la tiendecita.

La pena es que su horario es muy reducido. Sólo abren de 10 a 12 y de 14 a 18. Y, además, cierran los domingos. Así que es un poco difícil pillarla abierta.

Moissac

Por último, quedarían 60 kilómetros más para dar por concluida la segunda etapa de la ruta de las bastidas en Moissac. Una ciudad a orillas del río Tarn, uno de los afluentes del Garona.

ruta de las bastidas

Hacer un alto o un desvío hacia Moissac merece la pena por la flamante Abadía de San Pedro. Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y una parada imprescindible del Camino de Santiago desde la Edad Media.

El templo se fundó en el siglo VII y tuvo que sufrir los saqueos de los musulmanes tras su derrota en Poitiers y un devastador incendio a principios del siglo XI. Sin embargo, tras esos acontecimientos pasó a estar ligado a la poderosísima abadía de Cluny y a posicionarse como uno de los monasterios más importantes del suroeste de Francia.

La abadía ofrece un ejemplo destacable de estilo románico. Y su claustro gótico es uno de los más perfectos arquitectónicamente hablando y mejor conservados del mundo. Pero el tímpano de la portada sur en el que se representa el Juicio Final, es la verdadera obra maestra de Moissac.

ruta de las bastidas

La entrada a la iglesia de la abadía es libre y gratuita de 7 a 19. Pero para acceder al claustro la entrada cuesta 6,5€ (4,5€ con algunos descuentos, 1€ los niños entre 7 y 12 años y gratis para los menores de 12). Y el horario varía bastante según la época del año. Así que os recomendamos consultar la página web antes de vuestra visita.

🛌 Dónde alojarse en la Ruta de las Bastidas

Si estáis pensando hacer esta Ruta de las Bastidas, o cualquier otro recorrido por Gers, debéis tener en cuenta que no sobran las opciones de alojamiento en la región. A excepción de en las ciudades principales, en muchos de los pueblos no hay dónde hospedarse más allá de alguna que otra casa rural. Y en algunos ni eso. Amén de que en las ciudades tampoco hay demasiada oferta. Pero es lo que tiene moverse por zonas tan auténticas y poco turísticas como la Gascuña francesa.

En nuestro caso, por cómo estructuramos la ruta y por la falta de opciones, optamos por hacer noche en Auch. Otra opción que valoramos fue Condom, que tiene una oferta similar. Pero el itinerario se quedaba muy descompensado. Así que finalmente nos quedamos en el Campanile Hôtel Auch 3*. Que es un sencillo motel de carretera a las afueras de la ciudad.

Nos pareció que la habitación y el baño están bien y tienen lo justo, suficiente para pasar una noche de camino entre dos lugares. Sin embargo, sí que creemos que es caro (77€ la noche de habitación doble) para lo que es. Aunque claro, se aprovechan de que apenas hay alternativas.

Lo mejor es que tiene parking gratuito y que admiten mascotas (con suplemento de 5€). Pero el desayuno buffet no está incluido en el precio. Y cuesta 11€ por persona. Igualmente excesivo para lo que ofrecen. Aun así, puede ser una elección más que correcta para presupuestos ajustados. Ya que los otros (pocos) hoteles de la ciudad se ponen por la nubes.

En cualquier caso, para reservar vuestro alojamiento ideal en Gers, ¡¡no dudéis en usar nuestro link!! A vosotros no os costará más y a nosotros nos ayudaréis a seguir creando contenido.

🛌 Haz tu reserva en Booking.com al mejor precio

🍽 Comer en la Ruta de las Bastidas

Igual que ocurre con el alojamiento, algunas de las paradas de la ruta de las bastidas son pueblos tan, tan pequeños, que no hay bares, ni restaurantes, ni cafeterías. Así que hubo momentos en los dudamos de si comeríamos o no😅. Más aún porque viajábamos en temporada baja y había bastantes sitios cerrados. Y porque íbamos con nuestra perrita y no sabíamos si en muchos sitios nos pondrían problemas. Pero al final sobrevivimos. Y os vamos a contar cómo hacerlo.

  • En primer lugar, es un buen itinerario para llevar provisiones en el coche y hacer picnics por ahí si hace buen tiempo. También podéis comprarlas 100% frescas si coincidís con algún mercado local. 
  • Aunque no comáis de picnic, llevad agua y algún aperitivo o matahambre en el coche por si no encontráis dónde comer a vuestras horas. 
  • Recordad que los horarios de comida franceses son distintos a los de España. Generalmente el almuerzo empieza a eso de las 12. Y la mayoría de restaurantes a las 14-14:30 han cerrado. 
  • Si queréis probar auténtica comida francesa al mejor precio, no os perdáis las casas de comidas tradicionales. Veréis algunas frecuentadas por trabajadores y, ¡¡se come de lujo!! Más abajo os hablamos de una😉. 
  • En ciudades como Auch o Condom hay además tiendas gourmet donde podéis haceros con el mejor picoteo para cenar en el hotel si estáis cansados o queréis ahorrar un poco más. 

¿Dónde comer en la ruta de las bastidas🍴?

Después de estos consejos generales, os dejamos también algunas recomendaciones particulares sobre dónde comer y dónde comprar comida en la ruta de las bastidas.

  • Restaurant du Centre (Bassoues). Ya empezábamos a tener un poco de hambre y un poco de frío cuando llegamos a Bassoues a eso de las 12:30. Así que, como en los pueblos anteriores no habíamos visto dónde comer y no sabíamos si en los siguientes habría, le echamos un ojo. Vimos que toda la gente que había dentro eran trabajadores y gente de la zona. Por eso nos animamos a probar y, ¡¡fue un acierto!! Pudimos entrar con nuestra perra sin problemas y, aunque es cierto que el local es un poco raro por dentro, comimos un menú 100% casero y exquisito por 13€ por persona. De primero tomamos sopa de verduras (era eso o ensalada). Y entre los 5 o 6 segundos que había, elegimos confit de pato asado. Que venía con verduras y patatas fritas. Además de agua y postre. 

  • Sushi Dynastie (Auch). Como en Auch dormíamos a las afueras y estaba lloviendo a mares, decidimos comprar sushi para llevar al motel y cenar tranquilamente. Elegimos este sitio por casualidad, pero lo recomendamos totalmente. Rico, abundante y a buen precio para lo que es francia.

Además, llevábamos otros dos sitios apuntados que nos quedamos con ganas de probar porque los pillamos cerrados. Pero os los dejamos aquí por si os animáis a ir (y luego nos contáis qué tal).

  • Betty Beef (Mascaras). Se trata de una brasserie – hamburguesería en una ecofinca en la campiña gascona. Nos parecía un sitio idílico y nos dio mucha rabia cogerlo cerrado.
  • Au Bouillon du Midi (Lectoure). Bueno, está más bien a las afueras de Lectoure. Y es una casa de comidas en la carretera con superbuena pinta.

¿Dónde comprar comida para llevar🛍?

Antes de acabar, os dejamos también dos recomendaciones ideales tanto para daros un caprichín top, como para comprar provisiones para un picnic.

  • Le Comptoir du Tistou – Maison Ramajo (Auch). O el paraíso de los foodies gourmet. Si es por nosotros, ¡¡nos hubiéramos llevado todo!! Son la tienda oficial de Maison Ramajo, una granja gascona que produce artesanalmente sus patés, rilletes y foies desde hace más de 40 años. Pero además de las terrinas, venden conservas de guisos como cassouletgarbure u otras recetas de pato y legumbres tradicionales. Y también tienen hasta mieles ecológicas y todo tipo de vinos, incluido el armagnac.

ruta de las bastidas

  • E.Leclerc. Son una red de gasolineras que veréis en (casi) todas las carreteras de Francia. Y gracias a que el segundo día de nuestra ruta de las bastidas no encontrábamos dónde comer, descubrimos las mejores áreas de servicio que hemos visto. Tienen todo tipo de sándwiches, hamburguesas, bocadillos, ensaladas y platos combinados. Además de una tienda supercompleta y unos aseos, con ducha incluida, de 10.

ruta de las bastidas

 🏆 Otros imprescindibles para completar tu viaje

Por último, como nunca se sabe lo que puede pasar, lo mejor es viajar asegurado. Y para moverse por Europa con total tranquilidad, ningún seguro como IATI Escapadas. Incluye roadtrips (también en camper o caravana), seguro para tu mascota, deportes de aventura y cobertura COVID, entre otros. Además, por ser nuestro lector puedes contratarlo desde aquí con un 5% de descuento.

Y hasta aquí todo lo que os podemos contar sobre nuestra experiencia siguiendo la ruta de las bastidas de Gers. Una región en el corazón de Gascuña de la que muy poco se habla para lo auténtica y bonita que es.

..

✈ Organiza tu viaje por el Sur de Francia:
..

📝 Descubre TODOS LOS POSTS que hemos publicado sobre el Sur de Francia.

🛌 Encuentra las MEJORES OFERTAS de alojamiento en Gers.

🏆 Añade VISITAS GUIADAS Y EXCURSIONES en Occitania en español.

🎗 Contrata el mejor seguro de viajes con nuestro 5% DE DESCUENTO EN IATI SEGUROS.

💡 ¿Prefieres no tener que preocuparte de nada? Descubre nuestra ASESORÍA GRATUITA.

Espero que esta guía para recorrer la ruta de las bastidas os haya resultado superútil. Si tenéis cualquier duda o pregunta, os animo a dejar un comentario o escribirnos por email. ¡Hasta muy pronto viajerxs!

Y si queréis estar al tanto de todas las novedades, no dejéis de seguirnos en instagram: @miventanalmundo

..

2 Comments

  • Rocío Márquez

    Estupendo artículo! Este verano estaré por la zona y voy a tomar vuestras indicaciones como guía, me han parecido geniales. Ya os contaré 🙂

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.