Visitar Sibiu desde Bucarest

visitar Sibiu

Después de haber conocido Bucarest de noche (¿o, más bien, la noche de Bucarest?), tocaba empezar a descubrir este país, a veces tan desconocido y misterioso. Y, como sarna con gusto no pica, madrugamos a tope para empezar nuestro road trip. Teníamos un día muy largo por delante y, sobre todo, muchos kilómetros para llegar a visitar Sibiu. Una de las ciudades pioneras de Rumanía. Que tiene, entre otros, el honor de haber sido la casa de la primera farmacia, el primer hospital, la primera escuela y el primer museo de Rumanía.

Como ya os he dicho, iba a ser un día largo. Ya que antes de llegar a Sibiu teníamos que atravesar el departamento de Vilcea. Donde cuenta la leyenda que el emperador romano Trajano acampó con sus tropas en la última guerra contra los Dacios. Y, en estas antiguas tierras, haríamos nuestra primera parada para visitar uno de los tesoros medievales de Rumanía: el Monasterio de Cozia.

visitar sibiu

Monasterio de Cozia

Tras un eterno atasco de casi dos horas para salir de Bucarest y después de 200 kilómetros por carretera, ¡por fin bajamos a estirar las piernas!

monasterio de cozia monasterio de cozia monasterio de cozia

Este monasterio, enclavado en el valle del río Olt, es una de las mejores muestras de arquitectura medieval de estilo bizantino de Rumanía.

Fue construido por Mircea el Viejo. Uno de los más importantes príncipes de Valaquia (la región más al sur de Rumanía) que además está enterrado en él. Mircea I destacó no sólo por su empeño en las cruzadas contra los turcos otomanos, sino también por su amor al arte y a la arquitectura. Y prueba de ello es este monasterio, cuyo interior pintado es uno de los más impresionantes del país.

mlonasterio de cozia

Una vez visitado el monasterio, tampoco hay que perderse sus exteriores. Principalmente las vistas del río Olt y del valle que hay bordeando el monasterio.

valle del olt

Visitar Sibiu: un poco de historia de la ciudad

Después de esta parada, nos quedaban otros 78 kilómetros, adentrándonos ya en Transilvania, para llegar a Sibiu. El final del trayecto de este primer día de nuestro road trip. 

Esta ciudad, considerada una de las más bonitas de Rumanía, es además una de las más antiguas. Se cree que ya hubo en ella un asentamiento en tiempos del imperio romano. Aunque su verdadera importancia llegó en la Edad Media, cuando se establecieron allí los sajones. Que la llamaron Hermannstadt. Años después, y pese a la conquista de Transilvania por parte de los turcos, Sibiu consiguió mantener su independencia.

En los años posteriores, los sajones se hicieron fuertes en la ciudad. Hasta el punto de que éstos eran los únicos que podían vivir en el interior de la misma. Mientras que la población rumana debía hacerlo fuera de las murallas. Con el paso de los años, las corrientes por los derechos de los rumanos fueron creciendo. Y, en el siglo XIX, Sibiu se convirtió en el epicentro del movimiento por la independencia de Rumanía.

En la actualidad, aunque la ciudad conserva una fuerte esencia alemana, su población es mayoritariamente rumana. Ya que casi toda la población de origen sajón emigró de vuelta a Alemania a partir de los años 50. Motivados principalmente por las acusaciones de colaboracionismo con los nazis que el gobierno rumano vertió sobre ellos.

Como consecuencia de todos estos acontecimientos, Sibiu es una mezcla de estilos y culturas. Una mezcla que, además, rebosa historia. Y, por eso mismo, en 2007 fue nombrada Capital Europea de la Cultura. Así que visitar Sibiu es una parada más que esencial en cualquier viaje a Rumanía.

Visitar Sibiu: 5 lugares imprescindibles

La ciudad se divide en dos zonas: la parte alta y la parte baja. La parte alta, considerada el casco antiguo de la ciudad, es la zona más bonita. Y donde se concentran los lugares que os propongo recorrer.

1. Piaţa Mare

Probablemente, el mejor lugar para empezar a visitar Sibiu sea la Plaza Mayor. Su fama, a parte de por haber sido el centro neurálgico de la villa, es por sus “casas con ojitos”. Y no, no es que realmente las casas tengan ojos, sino que es la impresión que dan las ventanas que tienen en las buhardillas.

visitar Sibiu visitar Sibiu

En esta plaza prácticamente todos los edificios han tenido algún papel en la historia de la ciudad. Pero hay tres que destacan por encima del resto: la torre del ayuntamiento, la Iglesia Católica y el Museo Nacional Brukenthal.

Torre del Ayuntamiento

O Turnul Sfâtului, en rumano. Es una de las construcciones más representativas de Sibiu. Y, aunque la torre original fue construida en el siglo XIV, la que vemos ahora es la reconstrucción del siglo XVI. A la que se le añadió una planta adicional en el siglo XIX.

visitar Sibiu

Iglesia Católica de Sibiu

Pese a que pueda parecer más antigua, la Iglesia Católica de Sibiu fue construida en el siglo XVIII. Por lo que apenas tiene tres siglos de historia. Y, aunque por fuera no llame demasiado la atención, lo verdaderamente impresionante es su interior. En el que destacan los frescos de su techo y su decoración a base de mármol y oro.

Palacio Brukenthal

Quizás, aunque pase un poco inadvertido, sea el edificio más importante de la plaza. Fue construido en estilo barroco vienés por el barón Samuel Brukenthal, el gobernador de Austria. Quien, durante toda su vida, fue un coleccionista empedernido de arte y a su muerte legó su colección privada a la iglesia luterana. La congregación decidió abrirla al público, inaugurando en 1817 el primer museo de Rumanía.

2. Piaţa Mică

Comunicada con la Plaza Mayor a través de la Torre del Ayuntamiento, la plaza pequeña es también otra parada imprescindible al visitar Sibiu.

visitar sibiu

En ella podemos visitar el Museo de la Farmacia. Que se encuentra en la casa que alojó la primera botica de Rumanía (y una de las más antiguas de Europa). Y que además fue el lugar donde ejerció Samuel Hahnnemann, el creador de la homeopatía.

Aunque quizás lo que más destaca es el famoso “Puente de los Mentirosos”

visitar Sibiu

Lo cierto es que no se sabe bien qué dio lugar a su nombre. Algunos dicen que se llama así porque los comerciantes de la plaza eran arrojados por el puente si engañaban a sus clientes. Otros cuentan que, puesto que la academia militar estaba cerca, los reclutas solían hacer falsas promesas a sus novias cuando paseaban por la zona. Y otros dicen que simplemente se creía que el puente se derrumbaría si alguien mentía mientras lo cruzaba…

¡Habrá que probarlo! O, quizás, mejor no…

3. Piaţa Huet

Detrás de la Plaza Pequeña se encuentra esta otra placita. Que, aunque sea la más pequeña de las que hemos visto hasta ahora, en ella está uno de los edificios más importantes de la ciudad: la Catedral Luterana de Sibiu.

visitar Sibiu

Esta enorme iglesia gótica del siglo XIV fue el epicentro de la ciudad durante los años en que la población sajona (de culto protestante) era mayoría. Y, aunque ahora el número de fieles ha descendido, sigue siendo una parada imprescindible para los turistas al visitar Sibiu.

4. Torre y callejón de las escaleras

Justo en un extremo de la Piaţa Huet hay unas escaleras que llevan a la parte baja de la ciudad. Y sobre ellas se levanta la Torre de las Escaleras. Y si, por si no os habéis dado cuenta, los rumanos son súper originales poniendo nombres.

Esta torre formaba parte de las antiguas murallas medievales de la ciudad. Pero en el siglo XIX se abrió su parte inferior y se construyeron las escaleras para comunicar las dos partes de la villa.

visitar Sibiu

Desde abajo, y desde el callejón de las escaleras (que se encuentra a la izquierda), las vistas de la torre de la catedral sobresaliendo entre las casas son probablemente de las más bonitas de la ciudad.

visitar Sibiu

5. Catedral Ortodoxa de Sibiu

No muy lejos de allí, en la calle Mitropoliei, la principal arteria de Sibiu, se encuentra la joya de la corona de la ciudad. De hecho, es apodada como la Santa Sofía de Europa. Así que, ¡no os la podéis perder al visitar Sibiu!

visitar Sibiu

El apodo de esta Catedral Ortodoxa, consagrada a la Santísima Trinidad, no es en balde. Pues fue construida imitando el estilo de la Santa Sofía de Estambul. Y, aunque realmente por fuera no se aprecia mucho, en su interior no es difícil encontrar el parecido.

visitar Sibiu visitar Sibiu

..

Con esto tenemos los 5 lugares imprescindibles que ver al visitar Sibiu. Lo que no quiere decir que, para aquellos que dispongan de más tiempo, no haya más lugares que descubrir. Si os animáis, siempre podéis llegar hasta a la ciudad baja y pasear por la Strada 9 Mai. Que es la calle más antigua de la ciudad.

O incluso acercaros a Sibiel, un pueblecito de pastores que conserva su estilo sajón, a poco más de 20 kilómetros de Sibiu.

Y si con esto aún no os he animado a visitar Rumanía, ¡no os perdáis las siguientes entradas!

..

Otros artículos para viajar a Rumanía en 1 semana: 
..

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.