Selva Negra: cómo preparar la tarta más famosa de Alemania

selva negra

No sé si a vosotros os pasará como a mí. Pero uno de las cosas con las que más disfruto cuando viajo es con poder descubrir la gastronomía local. Aunque, cuando estoy en casa, también me gusta explorar sabores (y recetas) de otros lugares… Y, en esta ocasión, le ha tocado el turno a la tarta más famosa de Alemania: la Selva Negra. Una receta preparada con cerezas, originaria de la zona de la Selva Negra, en la región de Alsacia.

Así que inauguramos sección nueva: recetas del mundo. ¡Espero que las disfrutéis tanto como yo! Porque, cuando uno no está de viaje, también puede acercarse a destinos lejanos viajando a través de los sabores…

Venga, ahora sí que sí.

¡Vamos a preparar la Selva Negra!

Ingredientes

(Para un molde de ∅ 20cm – 8 raciones)

  • 4 huevos grandes
  • 90g. de harina de repostería
  • 120g. + 50g. de azúcar
  • 30g. de cacao en polvo
  • 1 cdta. de bicarbonato
  • 1 bote de cerezas en conserva (o 300g de cerezas frescas)
  • 10-15 cerezas en almíbar (o guindas) para decorar
  • 500ml. de nata
  • 1 vaso de kirsch (licor de cerezas alemán)
  • 75g. de chocolate negro de repostería

 

Cómo preparar la Selva Negra

 

1. Preparar el bizcocho.

Para ello, ponemos a precalentar el horno a 180 grados y vamos separando las claras de las yemas. Montamos las claras a punto de nieve. Y, por otro lado, batimos las yemas con 120 gramos de azúcar hasta que sea una crema blanquecina y espesa.

Con mucho cuidado para que no pierda consistencia, mezclamos las claras a punto de nieve con las yemas. Poco a poco vamos incorporando la harina tamizada, el cacao y el bicarbonato.

Forramos un molde con papel de hornear y vertemos la masa. Horneamos el bizcocho durante unos 25 minutos. O hasta que al pincharlo salga limpio.

selva negra

Mientras se hace el bizcocho, podemos ir montando la nata junto con el resto del azúcar y la dejamos en la nevera para que coja consistencia.

 

2. Las cerezas.

Por otro lado, escurrimos las cerezas en conserva y ponemos el jugo en un cazo.

En el caso de que tengamos cerezas frescas debemos limpiarlas y deshuesarlas. Después habrá que ponerlas en un cazo con un poco de agua y azúcar, y cocerlas durante unos minutos hasta que se ablanden y tengamos un poco de almíbar.

selva negra

Mientras machacamos las cerezas (cuánto triturarlas depende del gusto de cada uno), ponemos a cocer 5 minutos el jugo de la fruta junto con el licor. Si no encontráis el kirsch, no pasa nada. Lo podéis sustituir por un poco de ron blanco.

 

3. Montar la tarta

Cuando el bizcocho esté frío (os recomiendo dejarlo un par de horas en la nevera), podemos empezar a montar la tarta. Y, para ello, lo primero que hay que hacer es, con un cuchillo de sierra grande, cortar el bizcocho en tres capas.

Colocamos la primera capa de bizcocho en un plato y la empapamos bien con la mezcla de almíbar y licor. A continuación, extendemos una fina capa de cerezas. Y, por último, una de nata.

selva negra

Repetimos el proceso con las otras dos capas. Y terminamos de cubrir con nata también el contorno de la tarta.

selva negra

Para terminar la Selva Negra, solo hace falta rallar el chocolate negro, espolvorear las virutas por toda la tarta y decorarla con las guindas

selva negra selva negra

Como veis, esta espectacular tarta alemana, conocida como Selva Negra, no es para nada difícil de preparar. Aunque sí que es algo laboriosa. Y hay que dedicarle un poco de tiempo (algo más de 1 hora). Pero sin duda, ¡merece la pena!

¿Os animáis a preparar la Selva Negra y viajar a Alemania desde casa?

 

..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.