Canarias,  España,  Lanzarote

Ruta de César Manrique en Lanzarote

No se puede entender la actual Lanzarote sin la figura de César Manrique. Isleño de nacimiento, pero, sobre todo, de corazón, el artista consiguió dejar huella en prácticamente todos los rincones y pueblos de la más oriental de las Islas Canarias. Así que hacer una ruta de César Manrique en Lanzarote es imprescindible.

Y, por eso, os propongo este recorrido de 1 día por el nordeste de la isla. Donde se encuentran sus obras más destacadas.

¿Os apuntáis?

Pero, ¿quién fue César Manrique?

César Manrique nació en Arrecife, la capital de Lanzarote, en 1919. Pasó su infancia en la isla hasta que, con 17 años, al estallar la Guerra Civil, se alistó como voluntario en el bando franquista. Acabada la contienda, se instaló en Tenerife para estudiar arquitectura en la Universidad de La Laguna. Pero no tardó en dejarlo y trasladarse a Madrid. Donde ingresó en la Academia de Bellas Artes de San Fernando.

En los años sesenta, antes de regresar definitivamente a Lanzarote en 1966, pasó varios años en Nueva York realizando diversas exposiciones. Para, a su vuelta a la isla, comenzar a participar en distintos proyectos paisajísticos que pusieron de manifiesto su línea ética. En la que arte y naturaleza caminan de la mano. Y no puede haber lo uno sin lo otro.

Con el inicio del desarrollo masivo del sector turístico, Manrique no tardó en ver venir el peligro y las consecuencias que determinadas acciones podrían acarrear para los ecosistemas y la gran riqueza natural de la isla. Así, para intentar preservar su adorada tierra, desde los años 70 (y fundamentalmente en los 80), lideró numerosas protestas contra la construcción indiscriminada de enormes complejos turísticos a lo largo y ancho de la isla.

Protesta en la Playa de los Pocillos (1988) – Fuente: Fundación César Manrique

De esta manera, además de un icono artístico, se convirtió también en un icono sociopolítico. Para los canarios, en general; y para los lanzaroteños, en particular. Aunque ese activismo ecologista, como se llamaría en la actualidad, también le convirtió en una figura que despertó multitud de enemistades entre quienes veían frustrarse sus intereses económicos. Llegando incluso a especularse con que su muerte, acaecida en 1992 en un accidente de tráfico, pudo no ser tan fortuita…

Qué ver en la Ruta de César Manrique en Lanzarote

Aunque prácticamente toda la isla está repleta de obras del artista, os propongo esta ruta de César Manrique en Lanzarote. Que se puede hacer fácilmente en un día y recorre los lugares más imprescindibles en los que dejó su impronta.

ruta de césar manrique en lanzarote

Fundación César Manrique 

La mejor forma de empezar una ruta de César Manrique en Lanzarote es visitando la fundación que lleva su nombre. Que se encuentra en Tahíche. Una localidad a poco más de 10 minutos en coche desde Arrecife.

La fundación ocupa la espectacular casa en la que vivió César Manrique durante 20 años (1968-1988). Y que representa a la perfección el estilo del artista: aprovechar todas las posibilidades que ofrece la naturaleza para crear arte. Así, la propiedad, de más de 30.000 m2, se edificó utilizando los restos de una colada volcánica.

La planta inferior, construida subterráneamente, consta de 5 burbujas volcánicas que César Manrique comunicó con pasillos excavados en la propia lava. Y que adaptó para que pudiesen ser habitados. La última de las estancias, en la que hoy se exponen sus pinturas, era el estudio original del artista.

Mientras que la parte de arriba, levantada conservando el estilo arquitectónico tradicional de la isla, albergaba el salón, la cocina y el dormitorio principal.

En la actualidad toda la propiedad está dedicada al museo. Acogiendo la colección de arte contemporáneo que perteneció al dueño de la casa. Así como otras salas dedicadas tanto a la obra pública; como a los murales, esculturas, cerámicas y cuadros del propio Manrique.

La fundación puede visitarse todos los días de 10 a 18. Y el precio de la entrada es de 8€ (menores de 12 años, 1€).

Punta Mujeres

Siguiendo hacia el norte, no hay que dejar de hacer una pequeña parada en Punta Mujeres. Uno de los pueblos costeros que mejor representa la arquitectura típica de los asentamientos pesqueros de la isla. Y que sigue conservando su esencia original gracias a que la mayoría de turistas se lo suelen saltar.

Si hacemos esta ruta de César Manrique en Lanzarote en verano, puede ser el momento ideal para darse un chapuzón en alguna de las piscinas naturales del pueblo. Perfectas para refrescarse en las aguas cristalinas de la isla 😉.

ruta de césar manrique en lanzarote

Jameos del agua

A 5 minutos de Punta Mujeres, nos esperan los Jameos del Agua. Uno de los mayores emblemas de Lanzarote y de su ideólogo.

Aquí, nuevamente, César Manrique se sirvió del lecho de una colada de lava para crear un lugar único. Pero esta vez aprovechó el desplome de la cubierta de un tubo volcánico junto a la costa, donde las aguas filtradas dieron lugar a un lago interior, y diseñó un espacio en el que la naturaleza y el arte convergen. Donde el blanco de las paredes encaladas, el azul del agua, el verde de la vegetación y el negro de la lava son la combinación perfecta. Y donde los pequeños y albinos cangrejos ciegos (Munidopsis polymorpha), endémicos y únicos de Lanzarote, han encontrado su hogar predilecto.

Los jameos se pueden visitar de 10 a 17. Aunque desde la web oficial recomiendan para la temporada alta (15 de julio al 15 de septiembre) realizar la visita entre las 10 y las 11. O las 15 y las 17.

La entrada cuesta 10€ (los menores de 7-12 años, 5€). Aunque más abajo os hablo de los bonos disponibles. Ya que, si vais a hacer varias visitas, os ahorraréis unos eurillos.

Cueva de Los Verdes

Justo al otro lado de la carretera que discurre a lo largo de la costa este de la isla se encuentra otra de las joyas de la corona de esta ruta de César Manrique en Lanzarote: la Cueva de los Verdes.

Y es que este tubo volcánico, aunque no fue realmente adaptado por Manrique, sí que lo fue por su colaborador Jesús Soto. Por lo que no es difícil encontrar ese mismo estilo que busca la menor alteración posible de lo natural. Así pues, esta gruta, sobre la que no faltan leyendas e historias que rozan lo mitológico, es una parada imprescindible en la isla. Como tan imprescindible es, después de haberla recorrido, guardar el secreto que esconde para que los futuros visitantes disfruten también de su magia.

La visita dura unos 50 minutos. Y se realiza en grupos y acompañados por un guía. Así que, en ocasiones, hay que esperar un poquitín a que se forme un grupo en el idioma que queremos.

La entrada cuesta 10€ (los menores de 7-12 años, 5€). Aunque más abajo os hablo de los bonos disponibles. Ya que, si vais a hacer varias visitas, os ahorraréis unos eurillos.

Dependiendo de la hora que sea (y del hambre que se tenga), se puede regresar a Punta Mujeres para comer pescadito fresco en alguno de sus restaurantes. O continuar la visita hacia el Mirador del Río, donde se puede picar algo en la cafetería con unas vistas de infarto. E incluso hasta Órzola, la última parada de esta ruta de César Manrique en Lanzarote, donde también hay un sinfín de restaurantes en los que probar la comida local.

Mirador del Río

Llegando casi al norte de la isla, en lo alto del Risco de Famara, se encuentra la última de las construcciones de César Manrique que os propongo visitar: el Mirador del Río. Un enclave único. Donde el artista lanzaroteño esculpió en la roca un refugio y mirador apenas perceptible desde fuera.

Aunque, para mí, lo más espectacular son, sin duda, las vistas. Y es que, en los días despejados (si hay nubes o calima la visita no merece la pena), se puede ver en toda su extensión la vecina isla de La Graciosa. Así como los islotes del Archipiélago Chinijo. Entre los que destacan Montaña Clara y Alegranza.

ruta de césar manrique en lanzarote

Como curiosidad os diré que el mirador lleva su nombre por las vistas al “río”. A esa pequeña porción de agua que separa Lanzarote de La Graciosa.

Igual que las anteriores paradas, el mirador está abierto de 10 a 17. Y el precio de la entrada es de 5€ (2,5€ para niños de 7 a 12 años). Aunque, igualmente, si os hacéis con un bono de los que os hablaré al final, ahorraréis un poquitín.

Órzola y la Playa del Caletón Blanco

Una vez terminada la ruta de César Manrique en Lanzarote os recomiendo seguir hasta el extremo norte de la isla. Hasta Órzola. Otro pueblecito pesquero que es el lugar ideal para pasar el resto de la tarde. Y para comer, si aún no lo habéis hecho.

Desde esta población, de apenas 600 habitantes, parten los ferries y barcos que llevan hasta la isla de La Graciosa. Pero de eso hablaremos en otro post. Ahora, para disfrutar la tarde, sobre todo si visitáis la isla en verano, os recomiendo acercaros a la Playa del Caletón Blanco. En la que la arena blanca, tan característica de las islas orientales, se mezcla con las rocas basálticas de la lava de los volcanes.

Esta playa, aunque cuando la marea está muy alta se puede quedar algo corta de arena para extender las toallas, es el lugar perfecto para darse un chapuzón en las pozas de agua cristalina que se forman.

Así que, ¡no lo dudéis!

Otros lugares de interés que podéis visitar

Además de los que os he contado, hay otros 3 lugares que se pueden visitar en esta ruta de César Manrique en Lanzarote. Y que os dejo aquí por si os animáis a hacer una parada si vais bien de tiempo. O si el clima no acompaña y tenéis que suprimir las piscinas naturales y la playa.

  • Castillo de San José (Museo Internacional de Arte Contemporáneo de Lanzarote): en 1976 Manrique lideró la reabilitación del antiguo castillo de Arrecife, construido en el siglo XVIII, para convertirlo en un museo que acoge diversas exposiciones de arte contemporáneo.
  • Casa Museo del Campesino: prácticamente situada en el centro de la isla, César Manrique concibió esta casa-museo como un homenaje a la tradición cultural y agrícola de la isla. Y en el conjunto pueden verse algunas de las esculturas más populares del artista.
  • Jardín de Cactus: un lugar en el que descubre un poco más de cerca la vegetación autóctona de la isla a la vez que se conoce la última obra urbana que llevó a cabo César Manrique.
Los bonos para recorrer la ruta de César Manrique en Lanzarote

Si tenéis pensado hacer varias de las visitas de esta ruta de César Manrique en Lanzarote, cualquiera de los bonos combinados de entradas son la mejor opción, sin duda.

Y es que, además de incluir los lugares que os he contado, también se puede añadir el acceso a Montañas de Fuego (P.N Timanfaya), de las que os hablaré en un post futuro. Pero lo mejor de todo es que los bonos tienen una duración de hasta 14 días. Por lo que no os tenéis que preocupar de visitarlo todo el mismo día😉.

Aquí os dejo un resumen de las distintas opciones que hay:

ruta de césar manrique en lanzarote
Haz click en la imagen para ampliar

Y hasta aquí todo lo que os puedo contar sobre la ruta de César Manrique en Lanzarote. Un recorrido de 1 día que es necesario para entender la isla y su amor a uno de los personajes que más la han marcado tanto histórica como culturalmente…

Y vosotros, ¿habíais oído hablar del legado de César Manrique?

..

Otros artículos para viajar a Lanzarote:
..

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.