Pastela de pollo: cómo preparar este delicioso hojaldre marroquí

Pese a que hay pocas gastronomías que no me resulten atractivas, es cierto que tengo una debilidad especial por la cocina del norte de África y de Oriente Medio. Los ingredientes principales, las mezclas de especias y los sabores hacen que, para mi, cualquier receta sea una auténtica explosión. Por eso mismo, la pastela de pollo es uno de mis platos favoritos. Junto con otros muchos, claro…

Originalmente, este espectacular y famoso plato de la cocina marroquí, solía prepararse con carne de paloma. Aunque, por suerte (o gracias a Dios, Al-ḥamdu lillāh, como dirían los árabes), hoy en día la pastela de pollo es la más popular. Aunque en ocasiones también se preparan con carne de pichón o incluso de ternera.

Pero bueno, aquí os voy a contar cómo prepararla con pollo, sin duda alguna, la más factible de hacer en casa 😉 .

¿Os animáis?

Ingredientes

(3-4 raciones)

  • 125g. de pasta filo (unas 6 hojas)
  • 1 muslo de pollo entero y cocido (por ejemplo, de haber hecho una sopa)
  • 1 cebolla
  • 70g. de almendras peladas
  • 2 huevos
  • 1 rama de canela
  • 8 hebras de azafrán
  • 1 ramita de perejil picada
  • 1 ramita de cilantro picada (si no te gusta lo puedes quitar)
  • 1 cda. de agua de azahar
  • 1 cdta. de comino
  • 1 cdta. de cúrcuma
  • ½ cdta. de jengibre en polvo
  • 1 cdta. de canela en polvo
  • 1 cda. de azúcar glass
  • Mantequilla derretida
  • Aceite y sal

Pastela de pollo

Cómo preparar la Pastela de Pollo

Aunque la lista de ingredientes es larga, la elaboración de la pastela de pollo no tiene ningún misterio. De hecho, es la cosa más sencilla del mundo. Y el único truqui son los propios ingredientes…

Así que, ¡vamos al lío!

1. Cortamos la cebolla en tiras finas y la ponemos a dorar en una sartén con un poco de aceite, el azafrán y la ramita de canela.

2. Mientras, tostamos las almendras y desmenuzamos el pollo.

Pastela de pollo

3. Cuando la cebolla esté dorada, añadimos el pollo y condimentamos con las especias y el agua de azahar.

4. Picamos las almendras y las agregamos también.

5. Por último, retiramos la ramita de canela, cascamos los huevos y removemos bien.

Con el relleno preparado, ya sólo quedaría hornear la masa y darle el toque final 😉

6. Colocamos una hoja de pasta filo sobre un papel de horno y la pintamos con la mantequilla. Y repetimos el proceso superponiendo todas la hojas.

7. Ponemos el relleno encima de la masa y cerramos el hojaldre con la forma que más nos guste. Yo os recomiendo enrollarlo varias veces. Bien haciendo una especie de rollo o con forma triangular. Ya que así la capa de pasta filo será más gruesa y quedará más crujiente.

8. Horneamos unos 15 – 20 minutos a unos 180°. O hasta que esté dorado por las dos caras.

9. Para terminar, antes de servir espolvoreamos por encima un poco de canela en polvo y un poco de azúcar glass.

¡¡Listo!!

..

¿A que no es nada complicado preparar esta pastela de pollo?

Pero es que, a parte de ser una sencilla y exquisita receta de aprovechamiento (es perfecta para darle salida al pollo de una sopa), es también una preparación muy completa, ¡ideal para comer acompañada de una ensalada o alguna verdura!

Además, en estos días de confinamiento por culpa del coronavirus, estas recetas son perfectas para viajar un poquitín desde casa. Recordar a través de los sabores todos esos destinos que nos han enamorado y soñar con todos aquellos que descubriremos cuando todo esto pase…

 

Otros artículos para viajar a Marruecos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.