Experiencias que vivir en Rusia: 4 formas de completar tu viaje

Rusia en vivir que Experiencias

El país más grande del mundo, y más concretamente Moscú y San Petersburgo, sus dos ciudades más importantes, está repleto de visitas que hacer. Y de rincones que descubrir. Pero un viaje no es sólo eso. No es sólo ver los museos y pasear por las calles de una ciudad. Si no que existen muchos otros detalles, como disfrutar de la gastronomía o mezclarse con la gente, que suman en un viaje y nos hacen conocer de verdad el destino y la cultura local. Así que, por eso mismo, os propongo estas 4 experiencias que vivir en Rusia. O, lo que es lo mismo, 4 formas de completar vuestro viaje para hacerlo prácticamente perfecto.

¿Empezamos?

Las mejores 4 experiencias que vivir en Rusia 

 

1. Presenciar un ballet (o una ópera) en alguno de los históricos teatros

Pese a que ambas disciplinas surgieron durante el renacimiento en otros países de Europa, el empeño de los zares por europeizar Rusia hizo que, tanto el ballet como la ópera, se popularizasen entre la corte. Tanto es así que el Ballet Imperial Ruso, fundado en San Petersburgo a principios del siglo XX, sigue siendo a día de hoy uno de los más prestigiosos del mundo. Así que acudir a una representación en alguno de los históricos teatros de Moscú o San Petersburgo es una de las mejores experiencias que vivir en Rusia.

Teatro

En la actualidad hay tres teatros, dos en San Petersburgo y uno en Moscú, en los que se puede asistir a uno de estos espectáculos. Y además hacerlo en un entorno mágico.

  • Teatro Mariinski (San Petersburgo): fue construido en 1860 imitando a la Ópera de Dresde. Y desde entonces es la sede del Ballet Imperial Ruso. En su página web oficial se puede consultar su programación y comprar las entradas online.
  • Teatro Mijailovski (San Petersburgo): abierto desde 1806, es uno de los más antiguos de Rusia. Y de los más importantes en San Petersburgo junto con el Mariinski. Finalmente nosotras acudimos al ballet Le Corsaire en este teatro. Para vuestro viaje, podéis ver su programación y comprar las entradas aquí.

El triángulo de oro de San Petersburgo

  • Teatro Bolshoi (Moscú): el teatro más importante de la capital de Rusia fue construido en 1825 y es el más grande de Europa después de La Scala de Milán. Así que es otra gran opción para disfrutar de un ballet o una ópera. No dudéis en echar un vistazo a la cartelera en su página web.

visitar el Kremlin de Moscú

2. Descubrir otra cara de Moscú haciendo un crucero nocturno

Moscú es una gran urbe, con un tráfico apabullante y abarrotada de locales y turistas que van corriendo de un lado a otro. Por eso mismo, dedicar un par de horas a hacer un crucero por el río Moscova es la segunda de las experiencias que vivir en Rusia que os propongo. Así podréis disfrutar de un recorrido precioso y muy tranquilo con el que descubrir otra cara de la ciudad 😉 .

Y si, además decidís hacerlo por la noche, tal y como hicimos nosotras, tendréis la oportunidad de admirar los principales puntos de interés de la ciudad completamente iluminados. Sin duda alguna, otra perspectiva de Moscú que también merece la pena conocer.

Experiencias que vivir en Rusia

Aunque hay varias empresas que realizan estos mini cruceros, la Flotilla Radisson es de las más populares. Los recorridos son circulares y se pueden coger tanto en el histórico hotel Ukrania, como en el Parque Gorki. Y, además, durante el recorrido se puede degustar una exquisita cena o almuerzo a bordo.

Experiencias que vivir en Rusia

Los precios del crucero rondan los 900 – 1800 rublos (10 – 20 €). Y podéis consultar los horarios, tipos de barco y precios en este enlace.

Experiencias que vivir en Rusia

3. Asistir al espectáculo de los puentes levadizos de San Petersburgo

San Petersburgo, con sus ríos, canales y puentes, es conocida como La Venecia del Norte. Pero, puesto que la antigua capital de Rusia era (y sigue siendo) la principal conexión marítimo-fluvial entre el Mar Báltico y el Golfo de Finlandia con el interior de Rusia, muchos de esos puentes se levantan de madrugada para permitir el paso de los grandes barcos mercantes.

En la actualidad, además de una cuestión práctica, la apertura de los puentes levadizos es también un espectáculo de luz y sonido que tiene lugar cada noche entre abril y noviembre. El resto del año, puesto que las aguas del Neva se congelan, la navegación se interrumpe. Pero, sin duda alguna, es más impresionante durante las Noches Blancas. Cuando el sol, durante el mes de junio, apenas se esconde y la apertura de los puentes va acompañada de conciertos de música clásica.

Si visitas la ciudad en los meses de primavera a otoño, asistir al espectáculo también es una de las experiencias que vivir en Rusia sí o sí. Pero, ¿cuál es la mejor forma de verlo? Pues bien, cada puente tiene su propio horario (puedes consultarlos aquí). Por lo que, si quieres verlo a pie, sólo tienes que acercarte hasta la orilla a la hora indicada. Pero, ¡ojo!, ten cuidado no te vallas a quedar atrapado al otro lado. Hasta que no vuelvan a bajar los puentes, no podrás volver.

Por eso mismo, y para poder ver la apertura de varios puentes (no olvides que las distancias son enormes), yo os recomiendo contratar un crucero nocturno como éste que nosotras contratamos con Civitatis. Y con el que pudimos ver abrirse los puentes más espectaculares.

Experiencias que vivir en Rusia Experiencias que vivir en Rusia

Además de disfrutar de las vistas de algunos de los principales monumentos de la ciudad iluminados…

Experiencias que vivir en Rusia

4. Beber vodka como un ruso

Para acabar, todos sabemos que el vodka es la bebida nacional de Rusia. Pero realmente es mucho más. Es tradición. Es cultura. Y es historia. Así que degustar un vodka no sólo es una de las experiencias que vivir en Rusia, sino que supone todo un ritual social.

Si bien esta bebida, producida a base de la fermentación de vegetales ricos en almidón (patatas, trigo, etc), no es exclusiva de Rusia. También es muy popular en países como Finlandia o Polonia. Y su verdadero origen se desconoce. Lo que sí que parece claro es que entre las clases obreras se popularizó como el mejor aliado contra las bajas temperaturas. Mientras que en la corte de los zares lo hizo porque, la versión refinada que bebían, ayudaba a potenciar los sabores de algunos manjares. Como el del caviar.

Dicho esto, hay algunas cuestiones a tener en cuenta para beber vodka como un ruso:

  • Siempre se bebe por algún motivo. Por raro o insignificante que sea. Incluso simplemente por volver a cenar con unos amigos. Pero hay que brindar por ello en cada trago.
  • Se acompaña siempre con comida. Habitualmente pan, arenques o encurtidos
  • Hay que beberlo solo y muy frío. Del congelador.
  • Se sirve en vasos pequeños. Y se toma de un trago. Siguendo este orden: inhalar, beber, exhalar y comer un bocado.
  • Ninguna botella se queda a medias. Si se abre, hay que bebérsela entera. Así que, si no estás seguro de poder con ella, lo mejor será que lo pidas por vasos 😉 .

Experiencias que vivir en Rusia

Dicho esto, si queréis saber todo sobre el vodka e incluso hacer una cata, tenéis museos del vodka tanto en Moscú (en el Kremlin de Izmailovo) como en San Petersburgo.

Y ahora sí que sí, ¡salud!

¡¡Na zdorov’ye!!

 

Otros artículos para viajar a Rusia
..

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.